Supongo que no seré el único

Imprimir

Supongo que no seré el único que está abrumado con la situación en la Iglesia. Estar abrumado es un sentimiento distinto y compatible con estar asustado o preocupado. Estar abrumado significa que te cuesta llevar la carga de algo y es que, supongo que no soy el único es esta abrumado y preocupado.

 

Si sigues la prensa católica, cada día te desayunas con una barbaridad mayor que la anterior y si sigues la prensa general, allí rebotan perlas teológicas o morales tratados con falta de conocimiento y sesgo; a eso estamos acostumbrados. Pero volviendo a la prensa católica, si lees webs “conservadoras”, te abrumas y si lees webs “progresistas” te quedas con la sensación de almíbar falso, loas a las barbaridades como si fueran deslumbrantes verdades.

Y una guerra de medias verdades y medias mentiras. Globos sonda para ver cómo se reciben. Se publican barbaridades para que luego, cuando se apruebe lo real, nos parezca que, en el fondo, no es tan malo o podría haber sido peor. El último ejemplo, la filtración del texto de la Exhortación sobre el sínodo de la Amazonía. Se filtra que se aprueba el fin del celibato para que cuando salga el documento oficial, y solo se abra la puerta a unas excepciones que los bien pensantes toman como tales pero que ya sabemos que, en la práctica, es el ventanal por el que entra el ladrón en casa.

Entonces, ¿qué hacemos?

-         ¿dejamos de leer y que corra el agua?

-         ¿nos relajamos y dejamos de preocuparnos? ¿pasamos de todo?

-         ¿respondemos con agresividad y nos revelamos?

Verdaderamente es un dilema. Últimamente he vistos dos cosas que me han llamado la atención. Por un lado, un eminente periodista italiano, Sandro Magister ha anunciado que su blog Settimo Cielo se va temporalmente al letargo (www.infovaticana.com/blogs/sandro-magister). Que un periodista luchador haya decidido esto, puede ser que también él esté abrumado. Por otra parte, otro periodista y editor de First News, (www.firstthings.com) escribe un artículo (https://www.firstthings.com/web-exclusives/2020/01/new-years-resolutions-for-concerned-catholics-a-few-suggestions) recomendando ante la situación en la que vivimos, “ Resolve to limit your exposure to the Catholic blogosphere”, traducible como, “decide reducir el tiempo que pasas navegando en las web católicas. En todo caso, os recomiendo que leáis todo el artículo.

Cada uno resolverá ir por un lado o por otro, pero al final, nos falla lo básico, como humanos, querremos dar la batalla pero como hijos de Dios, debemos dar espacio al Espíritu Santo y no olvidar que la llamada batalla se libra en otro plano, entre el Bien y el Mal, entre el Demonio y Dios. Así que, tanto si decidimos responder, como dejar de leer o relajarnos, recemos humildemente