Los errores de las sectas (II)

Imprimir

Autor: Rubén GERARDO, ex miembro de una secta.

Además de los aspectos subjetivos mencionados en el artículo anterior, las sectas mueven el intelecto de sus víctimas para rechazar su fe católica. Una de sus tácticas es convencer de que el bautismo en la Iglesia Católica, aunque es hecho en el nombre de la Santísima Trinidad, es falso y que la persona necesita rebautizarse con ellos para ser salvada. Se basan en el argumento de que el bautismo debe ser aceptado con plena conciencia, incluyendo arrepentimiento y propósito. Aluden que un infante no tiene eso ni pecado del cual arrepentirse.

Pasan por alto lo siguiente:
a) La Escritura muestra claramente la realidad del pecado original: "Porque habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues del mismo modo que por Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo."  (1ª Corintios 15:21-22).  "Así pues, como el delito de uno atrajo sobre todos los hombres la condenación, así también la obra de justicia de uno procura a todos la justificación que da la vida. En efecto, así como por la desobediencia de un hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno todos serán constituidos justos. (Romanos 5:18-19). Queda sin duda que todos necesitamos de la gracia de Cristo, incluyendo infantes.
b) Bajo el argumento sectario, tampoco hubiera tenido validez la presentación al templo y circuncisión de la ley antigua, señal por la que un niño era introducido al pueblo de Dios. San Pablo nos recuerda que ahora la verdadera circuncisión "es la del corazón, según el espíritu y no la carne". Las sectas nos están mostrando el Nuevo Pacto como retroceso y no avance. Bajo la Antigua Alianza el niño merecía entrar al pueblo de Dios ... ¿y ahora no lo merece?. Ellos deberían recordar que su líder Calvino tuvo un amplio escrito defendiendo el bautismo de niños y que llamó engañadores a los que pretendían lo contrario. Además  ¿puede estar tan seguro algún humano, de que sus hijos alcanzarán la edad madura para bautizarse? Por humildad y por fe la Iglesia acepta la invitación a invocar la gracia de Dios, sin condiciones intelectuales, temporales o físicas, ni esperar el "uso de razón" para perdonar el pecado original. aunque, por supuesto, también bautiza adultos.
c) Nos acusan a los católicos de imponer el bautismo de infantes para ganar adeptos. Al contrario, existe imposición forzada por parte de quienes manipulan luego la conciencia de los "maduros" para apartarlos del Camino.
d) Cristo dijo: "Dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidáis".  Se "va a Cristo" no por sentimentalismo, sino para recibir su gracia y Espíritu Santo.
e) Al oír el saludo de María, Juan saltó de gozo en el seno de su madre Isabel, una muestra del ilimitado poder de Dios y transmisión de su gracia a través de la Madre.