Santa Sofía de Constantinopla volverá a ser mezquita

Imprimir

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan firmó oficialmente un decreto para convertir la Santa Sofía de Estambul de un museo a una mezquita, tras un fallo judicial que declaró nula la decisión contrariara tomada hace casi un siglo por el fundador de la Turquía moderna.

Un tribunal turco dictaminó hoy unánimemente que una decisión anterior del gabinete que convirtió el edificio de la era bizantina en un museo es nula y sin efecto, abriendo el camino para que el gobierno lo convierta en una mezquita una vez más.

El veredicto se produjo después de que los representantes de una asociación demandaran al gobierno a principios de este año por convertir la iglesia de Santa Sofía en un museo en los años 30 mediante, una decisión tomada por Mustafá Kemal Ataturk, el fundador de la Turquía moderna.

Erdogan se dirigirá a la nación para explicar su decisión a través de un programa de televisión este viernes por la noche. La medida se produce a pesar de la presión internacional contra la misma.

Construida en el siglo VI como una catedral cristiana, Santa Sofía, que en griego significa «Santa Sabiduría», es particularmente venerada por los cristianos ortodoxos.

El ministro de cultura de Grecia calificó la decisión de la corte como una «franca provocación al mundo civilizado»

Con esa decisión, Erdogán da un paso fundamental en la islamización de la laica Turquía moderna, y lanza un ataque directo a uno de los más grandes símbolos de la civilización cristiana, tal y como recordó estos días pasados el Patriara de Moscú, Kirill I.