El Vaticano detiene por corrupción a un asesor financiero

Imprimir

Torzi jugó un papel fundamental en la controvertida compra de un inmueble en Londres por parte de la Secretaría de Estado del Vaticano.

«Hoy la oficina del promotor de justicia del Vaticano, al final del interrogatorio del Sr. Gianluigi Torzi, que estuvo acompañado por sus abogados, emitió una orden de arresto contra él», informó un comunicado del 5 de junio.

La orden lleva la firma del promotor de justicia, profesor Gian Piero Milano, y fue «emitida en relación a los conocidos eventos relacionados con la venta de una propiedad en Londres en la Sloane Avenue, que involucró a una red de empresas en las que algunos oficiales de la Secretaría de Estado estuvieron presentes».

Torzi es acusado por los fiscales del Vaticano por varios cargos de «extorsión, malversación, fraude agravado y lavado de dinero», señala el comunicado de la Santa Sede, que recuerda que las penas por estos delitos pueden ser de hasta 12 años de cárcel.

Torzi está actualmente detenido en la carceleta de la Gendarmería del Vaticano.

CNA ha informado que Torzi actuó como intermediario de la Secretaría de Estado para la comprar de la propiedad de Londres, en la que se gastó aproximadamente 300 millones de dólares.

El inmueble ubicado en el número 60 de la Sloane Avenue fue comprado por la Secretaría entre los años 2014 y 2018 al empresario italiano Raffaele Mincione, quien en ese momento administraba millones de euros de fondos de la Secretaría.

Cuando se vendió a la Secretaría treinta mil de las treinta y una mil acciones del proyecto, la compañía de Mincione retuvo mil acciones con derecho a voto para controlar la empresa propietaria del inmueble. Mincione finalmente ofreció venderlas a precios inflados y Torzi actuó como intermediario de la venta.

Se estima que Torzi habría ganado 10 millones de euros por la venta en la etapa final del negocio.

En mayo, CNA informó que Fabrizio Tirabassi, un funcionario laico de la Secretaría que supervisaba inversiones, fue nombrado director de la empresa Gutt SA, con sede en Luxemburgo y propiedad de Torzi, cuando este concluía la compra de la propiedad de Londres. Esto ocurrió en noviembre de 2018.

También en mayo CNA preguntó al Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, si sabía del nombramiento y si creía que era apropiado que un oficial de la Secretaría aceptara ese puesto. CNA también preguntó si se les permite a los oficiales de la Secretaría aceptar ese tipo de cargos.

El Cardenal Parolin dijo entonces a CNA que no sería apropiado que él contestara  debido precisamente «a los procesos legales en curso».

Tirabassi es uno de los cinco empleados del Vaticano suspendidos en octubre de 2019, luego de una redada realizada por gendarmes del Vaticano que confiscaron documentos relacionados a acuerdos financieros allí.

Tirabassi no ha vuelto a su puesto y no es claro si es que aún conserva ese empleo.

El 30 de abril la Oficina de Prensa de la Santa Sede confirmó que se habían tomado «medidas individuales» respecto a algunos empleados relacionados a las investigaciones pero no se precisó cuáles.

El mes pasado CNA informó que decenas de millones de euros han sido congelados en bancos de Suiza como parte de la investigación sobre la inversión en la propiedad de Londres. A fines de abril las autoridades suizas también enviaron documentación a los fiscales del Vaticano en relación al caso.

Torzi y su familia fueron recibidos por el Papa Francisco en audiencia privada en la Casa Santa Marta el 26 de diciembre de 2018, cuando se concluía la compra del inmueble de Londres.

CNA ha hecho numerosas solicitudes a la Oficina de Prensa del Vaticano en los meses recientes para clarificar por qué se le concedió este honor a Torzi y quién hizo los arreglos para la audiencia, pero aún no ha habido respuesta.

Torzi también está vinculado al arquitecto ítalo británico Luciano Capaldo, que es director de London 60 SA Ltd., una empresa británica propiedad de la Secretaría de Estado, que controla el inmueble en el número 60 de la Sloane Avenue en Londres.

Capaldo ha sido director en varias empresas en las que Torzi también ha sido director o en las que Torzi y sus empresas han tenido algún interés financiero como Sunset Credit Yield Ltd., Virtualbricks Ltd. Y Odikon Services Plc.

Al menos una de estas, Odikon Services, ha sido demandada por fraude en el Reino Unido y ha sido suspendida por la autoridad de conducta financiera del país.

En la rueda de prensa que ofreció en su viaje de regreso a Roma proveniente de Tailandia y Japón, el Papa Francisco respondió a una pregunta sobre la inversión en Londres.

El Santo Padre confirmó que él autorizó las redadas de octubre y dijo que «todavía esto no está claro», en relación a si hubo corrupción o alguna actividad ilícita. También dijo que luego «pasó aquello que pasó, un escándalo» y que «han hecho cosas que no parecían limpias»