Una antigua iglesia de Constantinopla será convertida en mezquita

Imprimir

El Consejo de Estado de Turquía ha decidido que la antigua iglesia de San Salvador de Cora sea devuelta «a su culto inicial», es decir, que vuelva a ser utilizada como mezquita. La noticia fue difundida ayer por el periódico oficialista «Yeni Şafak».

Cristianos ortodoxos y católicos temen que esta decisión pueda sentar antecedente para la basílica de Santa Sofía, que también corre el riesgo de dejar de funcionar como un museo, para ser transformada en mezquita por segunda vez.

La iglesia de San Salvador de Cora fue construida en el siglo V y se encuentra en un barrio de la zona occidental de Estambul, en Edirnekapı. El templo es uno de los ejemplos más espléndidos del arte bizantino, y todavía conserva los mosaicos y frescos. A partir del año 1511 pasó a ser utilizada como mezquita por los turcos otomanos. En 1945 fue transformada en museo, cuya función se mantiene hasta el día de hoy.

La basílica de Santa Sofía, un edificio majestuoso cuya construcción fue encargada por Justiniano en el año 532, fue utilizada como mezquita a partir de la caída de Constantinopla. También en este caso, con el advenimiento del gobierno laicista turco, la iglesia fue transformada en museo en 1935.

De tanto en tanto, para hacerse del apoyo del mundo musulmán más integrista, Recep Tayyip Erdogan amenaza con trasnformarla nuevamente en mezquita.