Un obispo brasileño considera ideologizado el Sínodo de la Amazonía

Imprimir

Mons. Alberto Taveira Corrêa, arzobispo de Belém, no cree que las expectativas de sectores de la Iglesia en Alemania alemanes respecto a la aprobación de la ordenación de hombres casados se cumplan en el Sínodo para la Amazonia. El prelado ha advertido además del peligro de la radicalización de la justa preocupación por preservar la naturaleza.

En una entrevista concedida al «Die Tagespost», el arzobispo aborda algunas de las propuestas de los sectores modernistas de la Iglesia en Alemania y recuerda que el papa Francisco ha reafirmado que no habrá ordenación de mujeres y que «el celibato sacerdotal está fuera de discusión».

Sobre la ordenación de los hombres casados, Mons Taveira  cree que parece que esa cuestión juega un papel más importante en Alemania que en la Amazonía. Además recuerda que aunque doctrinalmente se podría aprobar la ordenación de viri probati, surgirían muchas dudas y dificultades: «¿Cómo se formaría a esos ministros? ¿Cuánto tiempo duraría su formación? ¿Cómo atenderían a sus familias?» 

En cuanto a la posible instrumentalización del sínodo por sectores de la Iglesia centroeuropeos, el prelado pide «que el sínodo y nosotros los obispos trabajemos en lugar de atender a ideas prefabricadas».

En cuanto al Instrumentum Laboris del sínodo, el arzobispo asegura que no tiene por qué llevarse a cabo todo lo que indica. Por ejemplo, asegura que no respalda el «ecologismo» tal como aparece en el texto. Mons. Taveira Corrêa ve «una radicalización de la justa preocupación de preservar la naturaleza». Y, sobre todo, espera que el Sínodo revitalice la evangelización en la Amazonía. La Iglesia debe enfocarse en «convertir a las personas a Cristo y llevar una vida sacramental».