El Papa recibe al cardenal Marx para tratar del Sínodo alemán

Imprimir

El cardenal Marx se reunió ayer con el papa Francisco y el cardenal Marc Ouellet para abordar la polémica creada en torno a la próxima asamblea sinodal de la Iglesia alemana. El purpurado germano llegó a Roma por la reunión pedida por el Pontífice para abordar la crisis económica del estado del Vaticano.

En un comunicado de prensa emitido por la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Marx calificó las reuniones de «constructivas», pero no ofreció detalles sobre alguna nueva instrucción dada por el Papa o el cardenal Ouellet sobre los planes sinodales.

«En ambas conversaciones, se llevó a cabo un diálogo constructivo que alimentará las deliberaciones de la asamblea general de la Conferencia Episcopal Alemana la próxima semana», indica la nota.

El cardenal Marx entregó en mano al Papa la carta firmada tanto por él como por el Prof. Dr. Thomas Sternberg, presidente del Comité Central de Católicos Alemanes. En ella, tras explicar al Pontífice la razón de convocar la asablea sinodal, aseguran que han analizado la misiva que Francisco envió a la Iglesia en Alemania el pasado mes de junio y «hemos seguido sus indicaciones»:

«Nos alienta que comparta nuestra "preocupación por el futuro de la Iglesia en Alemania" lo que nos anima a "buscar una respuesta franca a la situación actual". Vemos, como usted, que debemos abordar todo nuestro camino desde la "primacía de la evangelización". Estamos decididos a hacer del Camino sinodal un "proceso espiritual". Estamos en un "sentido eclesial" en comunión con usted, ya que tenemos a la vista tanto la unidad de toda la Iglesia como la situación en nuestro terreno y porque es muy importante la participación de todo el pueblo de Dios».

Tras explicar al Papa los temas que piensan abordar en la asamblea sinodal, añaden:

«Hemos llegado a la conclusión de que si queremos sacar una lección del abuso del poder espiritual que sacude profundamente a nuestra Iglesia y a toda la sociedad y mejorar las condiciones para evangelizarnos a nosotros mismos, debemos analizar estos temas en profundidad, para dar testimonio creíble de la Buena Nueva en medio del mundo de hoy. Necesitamos una atmósfera de conversación abierta y respetuosa para buscar soluciones juntos, tal y como lo hemos experimentado en Fulda en estos días».

La carta concluye asegurando que están al «comienzo del camino» y que desean contar con la oración y compañía del Papa:

«Estaríamos también agradecidos si en la asamblea sinodal pudiéramos llegar a un intercambio personal con usted para compartir nuestras necesidades y preguntas, así como nuestras esperanzas e ideas»

Plenaria del episcopado alemán

Los obispos alemanes se reunirán en sesión plenaria del 23 al 26 de septiembre y se espera que adopten formalmente los estatutos definitivos para el proceso sinodal, que han sido la causa de la intervención del Prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Ouellet, quien indicó que el borrador de dichos estatutos era eclesiológicamente inválido.

Está previsto que la asamblea sinodal alemana comience el primer día de Adviento de 2019.