Dos obispos alemanes prologan un libro a favor del matrimonio homosexual

Imprimir

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Alemana y obispo de Osnabrück, Mons. Franz-Josef Bode y el Arzobispo de Hamburgo, Mons. Stefan Hesse, han escrito el prefacio a un libro sobre la bendición en la Iglesia de uniones homosexuales.

El libro se titula «¿Con la bendición de la Iglesia?» y tiene como subtítulo «Enfoque sobre el trabajo pastoral con las uniones del mismo sexo».

La obra, que acaba de ser publicada en Alemania por la editorial Herder Verlag, tiene como editores al Dr. Stephan Loos, al Dr. Michael Reitemeyer y a Georg Trettin. Trettin es un teólogo que «casado» por lo civil con otro hombre y es organizador de los «Servicios de la Iglesia Queer» en Alemania. Loos y Reitemeyer son responsables de las academias educativas diocesanas de la diócesis de Osnabrück y la archidiócesis de Hamburgo.

El libro recoge varios artículos sobre la cuestión de la bendición eclesial de uniones homosexuales y ha sido hoy presentado al gran público en la archidiócesis de Hamburgo.  

Uno de los oradores en la presentación ha sido el profesor Thomas Schüller, teólogo y experto en derecho canónico de la Universidad de Münster, quien contribuyó con un artículo. Según los editores, Schüller afirma que, si bien el derecho canónico vincula claramente el sacramento del Matrimonio con la procreación, sería «posible» para un obispo diocesano, en aras de una bendición litúrgica para las parejas homosexuales, «establecer normas en el ámbito litúrgico para la iglesia que se le ha confiado».

Otro artículo del libro se titula «Dos mujeres en el camino al matrimonio». Su autora, Petra Dankova, directora de del grupo feminista Voces de Fe, describe su propia experiencia personal «en y con la Iglesia».

Johannes Zu Eltz, sacerdote y deán Frankfurt lleva años trabajando para preparar una bendición litúrgica para parejas homosexuales, y por ello presenta en un artículo los detalles concretos de cómo podría verse una bendición litúrgica de dichas parejas y cómo podría prepararse. Zu Eltz se refiere explícitamente a la exhortación post-sinodal del Papa Francisco Amoris Laetitia, que plantea «soluciones regionales», así como a su «apreciación del verdadero amor en situaciones llamadas» irregulares en las que el crecimiento en el amor y la gracia es posible». Concretamente aborda los puntos 3; 300; 297; 299; 305 de la exhortación post-sinodal.

Otro ensayo tiene como autor al profesor Stephan Goertz, autor a su vez del libro «¿Quién soy yo para juzgar? La homosexualidad y la iglesia católica». Durante los debates del Sínodo de los obispos sobre la familia de 2015, Goertz argumentó que la homosexualidad ya no debería ser condenada porque los tiempos han cambiado. Incluso llegó a proponer que las uniones homosexuales podrían tener un carácter sacramental. «Uno podría preguntarse», afirmó entonces, «si una relación amorosa y homosexual leal, que se entiende a sí misma como una asociación dentro del marco de la creencia en el Dios de Israel y de Jesús, podría acaso tener un carácter sacramental. Las parejas homosexuales podrían por lo tanto encontrar una aprobación eclesiástica».

La opinión de los obispos

En su prefactio, los obispos escriben que se encuentran en la «mitad de estos debates». Mons. Hesse agrega que «nosotros como Iglesia solo podemos influir en esta sociedad con credibilidad cuando tratamos con las realidades de la vida de las personas. Por supuesto, entre ellas están, en Hamburgo, también los hombres homosexuales y las mujeres lesbianas ».

Ambos obispos proponen una forma de respeto mutuo y agregan que «es muy impresionante el que haya hombres homosexuales y mujeres lesbianas que se confiesan como cristianos creyentes, a pesar de las experiencias de rechazo, y que pidan atención pastoral en su camino de vida, lo cual supone un desafío para desarrollar juntos perspectivas de atención». Y mencionan el «deseo de una bendición para las parejas del mismo sexo como una expresión de una confianza fiel de que el amor y la fidelidad de Dios hacia nosotros los hombres, está siendo eficaz».