Benedicto XVI responde a sus críticos diciendo que han olvidado a Dios

Imprimir

Benedicto XVI ha respondido a las críticas sobre su ensayo dedicado a la crisis de abusos sexuales dentro de la Iglesia. «Hasta donde puedo ver, Dios no aparece en absoluto en la mayoría de mis reacciones a mi contribución», advierte el papa emérito.

El pontífice alemán asegura en una breve declaración al medio Herder Korrespondenz que el hecho de que quienes critican su artículo sobre los abusos sexuales en la Iglesia no mencionen siquiera a Dios apoya su tesis de que el principal problema es la falta de fe.

Benedicto XVI va más allá e indica que la palabra «Dios» a menudo aparece marginada en la teología actual.

Dr. Volker Resing, editor en jefe de Herder Korrespondenz, ha asegurado en una entrevista a Domradio -en la que, dicho sea de paso, critica al papa emérito- que Benedicto XVI ya mantuvo contacto con ellos en diciembre pasado y que en esta ocasión se ha limitado a enviarles por email el texto de su declaración.

En su texto del mes de abril, Benedicto XVI culpó principalmente de la crisis a la revolución sexual y al colapso de la teología moral católica desde el Concilio Vaticano II. Esto dio lugar, según él, a un descomposición en la formación de los seminarios, que llegó a extremos absolutamente degradantes en algunas ocasiones.