Atentado con muertos en una catedral brasileña

Imprimir

Un hombre, de la que todavía se desconoce su identidad, ha entrado este martes a la catedral metropolitana de Campinas, ciudad del interior de estado brasileño de Sao Paulo, y ha abierto fuego contra los feligreses que asistían a misa en ese momento asesinando a cuatro personas e hiriendo a varias más. Después se ha suicidado frente al altar.

La secretaría de Salud de Campinas ha confirmado el total de muertos y ha informado de que son tres los heridos por impacto de bala. Según algunos de los testigos que estaban presente en el templo, el atacante ingresó en la catedral con una pistola y un revólver y comenzó a disparar de manera indiscriminada contra los allí presentes.

"No sabemos el motivo"

Según recoge la agencia EFE de fuentes oficiales, los hechos ocurrieron poco después del mediodía en pleno centro de Campinas, ciudad a 100 kilómetros de Sao Paulo, en momentos en que se celebraba una concurrida misa. “No sabemos el motivo. Él no dijo nada. No sabemos quién es”, afirmó el mayor Paulo Monteiro, oficial del Cuerpo de Bomberos que ayudó en el rescate de las víctimas.

De las víctimas, cuatro eran hombres, entre ellos el asesino, y una mujer, y ninguna ha sido identificada. Entre los heridos figura una mujer de 65 años con heridas de bala en la región cervical y otra de 40 años con lesiones en un brazo, pero, según los bomberos, todos están estables.

Testigos que estaban en las afueras de la Catedral dijeron haber escuchado entre 20 y 30 disparos en pocos minutos y antes de ver a una multitud corriendo para huir del templo.