El cardenal Marx condena que haya cruces en lugares públicos

Imprimir

El ministro de Interior del land alemán de Baviera, Markus Sodede anunció la semana pasada que en la puerta de todas sus instituciones públicas habrá una cruz como «clara señal de la tradición cristiana». El cardenal Marx ha condenado la medida.

La medida fue aprobada por el Consejo de Ministros de Baviera el martes de la semana pasada, tal como anunció la Cancillería de Estado en Munich.

"En el área de entrada de cada edificio oficial en el Estado Libre, como una expresión del carácter histórico y cultural de Baviera, se colocará una cruz de forma claramente perceptible como un compromiso visible con los valores básicos de lo legal y el orden social en Baviera y Alemania ".

A las voces críticas con la decisión se ha unido la del cardenal Marx, arzobispo de Munich, capital de Baviera

En declaraciones al periódico alemán Süddeutsche Zeitung, el cardenal asegura que la orden del primer ministro Markus Söder ha provocado «animosidad, divisiones y disturbios» públicos.

«No se comprende lo que es la cruz si solo se la ve como un símbolo cultural», dijo Marx. La orden de Söder, añadió, significa «expropiar la cruz en nombre del estado».

Las declaraciones del cardenal han encontrado rápida respuesta en Beatrix von Storch, diputada del AfD en el Bundestag por Baviera, que ha asegurado en Twitter que si la islamización gana terreno es por la rendición del cristianismo con el cardenal Marx a la cabeza. «Él pone la cruz en lo alto del templo pero no la quiere en edificios públicos»