El Papa Francisco exhorta a defender la vida

Imprimir

La vida humana debe ser defendida "siempre", desde el vientre materno, reconociendo en ella un don de Dios y una "garantía del futuro de la humanidad". Lo afirmó Papa Francisco en un mensaje para la Semana Nacional de la Familia, que comenzó ayer en Brasil, según indicó la Radio Vaticana.

"Queridas familias brasileñas", comienza el mensaje de Papa Francisco, en el que se afirma que todavía conserva "vivas en el corazón las alegrías recibidas" durante el viaje a Brasil por la JMJ. El Papa animó a los padres en la "misión noble y exigente de ser los primeros colaboradores de Dios en la orientación fundamental de la existencia y en la garantía de un buen futuro. Por ello -explica el Papa- es importante que los padres cultiven prácticas comunes de fe en la familia, que acompañen la maduración de la fe de los hijos ("Lumen Fidei", 53)". Los padres, prosiguió el Papa, han sido llamados a "transmitir con las palabras y sobre todo con sus obras las verdades fundamentales sobre la vida y el amor humano, que reciben una nueva luz de la Revelación de Dios".


"En particular, frente a la cultura del deshecho, que relativiza el valor de la vida humana -subrayó Francisco- los padres están llamados a transmitir a sus hijos la consciencia de que siempre debe ser defendida, desde el vientre materno, reconociendo en ella un don de Dios y una garantía del futuro de la humanidad, pero también en el cuidado de los ancianos, especialmente de los abuelos, que son la memoria viva de un pueblo y transmiten la sabiduría de la vida".


Para concluir, invocando la intercesión de Nuestra Señora de Aparecida, el Papa pidió que las familias puedan llegar a ser "los testimonios más convincentes de la belleza del amor sostenido por la fe". La Semana Nacional de la Familia es una iniciativa de la Conferencia Episcopal de Brasil, y este año gira en torno al tema "Transmisión y educación de la fe cristiana en la familia". Los obispos brasileños, retomando el documento de Aparecida, recordaron en una nota que la familia "es uno de los tesoros más importantes de América Latina y es un patrimonio de toda la humanidad"