Text Size
Domingo, Octubre 13, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

blog-biografias

Beata Zdenka Cecilia Schelingová

Nació  el día de Navidad de 1916 en Krivá, Eslovaquia, país del imperio austro-húngaro. Era la penúltima de once hijos. Fue bautizada, tres días después, con el nombre de Cecilia. Sus padres, Pavol y Susana, que formaban una familia muy religiosa, impartieron a todos sus hijos una ejemplar educación cristiana, fundada en la oración. En 1929 empezaron a colaborar en la parroquia las Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz. En 1931, Cecilia, atraída por el amor y la entrega de las religiosas, a los quince años, solicitó la admisión en el convento, decidida a consagrar su vida al amor a Dios y al prójimo. Tanto sus padres como sus hermanos se alegraron mucho y se sintieron muy orgullosos de su elección. Hizo estudios de enfermería durante dos años y luego un curso de especialización en radiología. En 1936 entró en el noviciado y el 30 de enero de 1937 emitió la profesión religiosa, escogiendo como nombre Zdenka.

 

En 1939, la parte checa del país quedó anexada al Reich alemán, de forma que Eslovaquia se convierte en un estado diferente, satélite de Alemania. Hasta 1942, sor Zdenka sirvió en un hospital del centro de Eslovaquia oriental; después, es requerida en el hospital público de Bratislava. Zdenka era concienzuda, estaba dotada de un sentido innato del orden y de la limpieza, poseía una gran sensibilidad que le permitía comprender a los enfermos y era apreciada y valorada tanto por los médicos como por los pacientes. La oración es el alma de su vida, como ella misma dice: «En mi servicio hospitalario, me traslado del altar de Dios al altar de mi trabajo« No tengo miedo a nada, e intento abordarlo todo con alegría. Mi anuncio del Evangelio lo realizo más con el ejemplo que con las palabras, como lo hizo Cristo al manifestarse mediante el testimonio de su vida».

En 1945, Checoslovaquia es reconstituida, pero a finales de febrero de 1948, los soviéticos imponen el comunismo. Las industrias y las propiedades son estatalizadas, una reforma agraria desposee a la Iglesia y la mayoría de los periódicos quedan proscritos. En abril de 1949, se crea una comisión para proceder a la supresión sistemática de la Iglesia Católica. En 1950, con el pretexto de que son lugares de revuelta contra la democracia popular, los conventos son clausurados. Sin embargo, las religiosas que trabajan en hospitales, a falta de personal laico cualificado, pueden conservar temporalmente su empleo. Son muchos los sacerdotes, seminaristas y religiosos que intentan huir a Occidente, pero no existe posibilidad legal alguna de hacerlo. Además, cualquier ayuda a un fugitivo es considerada como traición al país, implicando penas muy severas.

A lo largo del año 1951, un sacerdote muy activo, Stefan Kostial, fue encarcelado y torturado por haber intentado huir del país. En un estado de total extenuación, fue trasladado al hospital de Bratislava, donde Zdenka le dedica toda su atención. Tras recuperar fuerzas, el 20 de febrero de 1952 debe comparecer ante un tribunal para ser juzgado. Sor Zdenka contactó entonces con personas que podrían ayudarle a escapar y, durante la noche del 19 de febrero, tras preparar un té al vigilante de guardia y añadirle un somnífero, Stefan Kostial consiguió huir. Después de la fuga del sacerdote, sor Zdenka oró así ante la cruz en la capilla del hospital: "Jesús, te ofrezco mi vida por la suya. ¡Sálvalo!". Unos días más tarde, fracasa una tentativa para ayudar a evadirse a otros sacerdotes.

Fue detenida el 29 de febrero de 1952. Sufrió crueles interrogatorios, con grandes humillaciones y torturas, hasta que, el 17 de junio, acusada de alta traición, uno de los peores crímenes contra el Estado, fue condenada a doce años de cárcel y diez años de pérdida de los derechos civiles. Sor Zdenka había escrito: «No tengamos miedo de sufrir. Dios nos da siempre la fuerza y el coraje necesarios. Siempre creeré en su gracia, y nada me trastornará, ni la tormenta ni las nubes amenazadoras. Si eso ocurre, será por poco tiempo. Mi confianza y certidumbre se verán reforzadas».

El 26 de junio de 1952 fue trasladada a la cárcel de Rimavská Sobota y luego, el 16 de abril de 1953, como castigo por no haber colaborado con los guardias, a la cárcel de Pardubice, mucho más dura. Su vía crucis prosiguió por diversas prisiones y hospitales de cárceles, pues a causa de las torturas se le produjo un tumor maligno en el pecho y se agudizó la tuberculosis.

Hasta los últimos momentos de su vida terrena soportó todos los sufrimientos con paciencia heroica, con firme determinación, dispuesta a morir por Dios y por el bien de la Iglesia, y sin ningún rencor con respecto a los que le habían causado esos sufrimientos. Mientras era golpeada casi hasta la muerte, susurró: "El perdón es lo más grande de la vida". El 7 de abril de 1955, las autoridades políticas, previendo que le quedaba poco tiempo de vida, para que no muriera en la cárcel, le concedieron la amnistía. Quedó en libertad el 16 de abril. Una religiosa que también había sido encarcelada y liberada como ella la acogió, pero pronto le dió a entender que no pueden permanecer juntas. Para no comprometer la vida de esa hermana, sor Zdenka se dirige a Bratislava, presentándose a la superiora del convento, en el hospital público. Pero, ante el temor de esta última de que su presencia pueda causar problemas, sor Zdenka debe marcharse. Aunque comprende los argumentos de la superiora, ese rechazo la hiere profundamente. En Trnava, adonde llega extenuada en compañía de Apolonia Galis (que llegará a ser religiosa de la Santa Cruz), se produce una nueva decepción: las hermanas tampoco quieren recibirla. Apolonia la acoge en su casa, pero una semana después debe ser hospitalizada. Tiene metástasis cancerosas en ambos pulmones. Al despuntar el día del domingo 31 de julio de 1955, sor Zdenka entregó su alma a Dios tras haber recibido la sagrada comunión. Muere con 38 años.

 

 

articulos
Prev Next

Creer, de verdad, en la divinidad de Cri…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo del Sínodo de la Amazonía es tan grave y tan escandaloso que parece irreal. Quizá por eso, para camuflarlo un poco, están(...)

Leer más...

Müller acusa: de este Sínodo han expulsa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Palabra y tradición

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No cabe duda de que la noticia de esta semana ha sido la inspección por la Gendarmería vaticana, en algunos departamentos de(...)

Leer más...

También un cardenal cercano a Bergoglio …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A pocos días del comienzo del comienzo(...)

Leer más...

El tiempo y el espacio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo último que sabemos de lo que está sucediendo en Alemania, es que doce obispos contra cincuenta y uno, han votado en(...)

Leer más...

Los cuatro postulados del Papa Francisco

Autor: Giovanni SCALESE, sacerdote bernabita

Pueden ser considerados como los postulados(...)

Leer más...

La Amazonía aprenda de China, donde la I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El mantra con el que los defensores de los sacerdotes casados(...)

Leer más...

Una aclaración sobre el significado de l…

Autor: Raimond BURKE/Athanasius SCHNEIDER, obispos católicos

Ninguna persona honesta puede negar la confusión doctrinal casi general que reina en la vida de la Iglesia en nuestros días.(...)

Leer más...

El "subversivo" consejo de Newman

Autor: Jack VALERO, periodista

Un cristiano que cree que el aborto es algo malo en(...)

Leer más...

Pérdida y necesidad de la religiosidad p…

Autor: Clementino MARTÍNEZ, sacerdote

A partir de los años sesenta del siglo pasado y durante(...)

Leer más...

Miedo al cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las ruedas de Prensa del Santo Padre en el avión, a la ida o a la vuelta de los viajes a los(...)

Leer más...

En Amazonia los diáconos casados ya dice…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Desde hace unos días circula en la(...)

Leer más...

Cristo, turista accidental

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dos cardenales, Brandmüller y Burke, han escrito a sus colegas pidiéndoles que rompan su silencio sobre la catástrofe que puede caer sobre(...)

Leer más...

De la institucionalización de la sodomía…

Autor: Federico HIGHTON, sacerdote misionero en Tíbet

Pocos saben que la pedofilia(...)

Leer más...

Volver a Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Cuando el Papa Benedicto XVI escribió su ensayo sobre las causas de la pederastia dentro de la Iglesia, como contribución a la(...)

Leer más...

¿Es inocente el cardenal Pell?

Autor: Michael WARREN, periodista

La rana nunca tiene en cuenta esa milésima de segundo en la que la temperatura del agua de la cacerola aumenta medio grado.(...)

Leer más...

Cinco grandes mentiras sobre las inmatri…

Autor: Óscar MOREJÓN, oficial del Registro de la Propiedad

La Iglesia tiene todo el derecho del mundo, amparada en(...)

Leer más...

Víctimas de falsas víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El miércoles me desperté con la noticia de que el tribunal que juzgaba la apelación del cardenal Pell, había fallado en contra(...)

Leer más...

La vergüenza australiana

Autor: George WEIGEL, escritor

Habrá mucho que decir en las próximas semanas y meses sobre el rechazo por 2(...)

Leer más...

El caso Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El próximo miércoles se conocerá la sentencia del juicio de apelación sobre el cardenal Pell. Condenado por abusos sexuales a un monaguillo(...)

Leer más...

Carta del cardenal Pell desde la cárcel

Por su enorme interés, ofrecemos a continuación la carta escrita desde la cárcel por el cardenal Pell, en la que reitera su inocencia.

Leer más...

Los malos servidores

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El conflicto interno que divide a la Iglesia y que nos está dejando sin fuerzas para lo esencial: evangelizar y ser el hospital(...)

Leer más...

El nuevo Instituto Juan Pablo II o cuand…

Autor: Roberto ESTEBAN DUQUE, sacerdote

Recuerdo haber estado en la Universidad Pontificia Comillas para que(...)

Leer más...

Sesenta años de guerra civil

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

George Weigel, uno de los más importantes escritores católicos norteamericanos, gran biógrafo de San Juan Pablo II, ha escrito un interesante y(...)

Leer más...

Los vándalos saquean Roma... de nuevo

Autor: George WEIGEL, escritor

Un ejercicio de puro vandalismo intelectual se ha desarrollado en Roma(...)

Leer más...

Cuestiones pendientes sobre las finanzas…

Autor: Edward PENTIN, periodista

En algún momento antes de octubre de(...)

Leer más...

Morir matando

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El verano es poco propicio para meditaciones serias. El calor nos atonta y sólo pensamos en encontrar una sombra donde hallar un(...)

Leer más...

Los "viri probati", una degradación del …

Autor: José Manuel DELGADO, sacerdote

Estamos en la recta final hacia el(...)

Leer más...

Los jesuitas de Estados Unidos apoyan el…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

La revista America, órgano de los jesuitas de Estados Unidos del que es redactor jefe el célebre ‘apóstol de los LGTBI’ padre James(...)

Leer más...

Chesterton y el obispillo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leí hace algún tiempo que iba a abrirse la(...)

Leer más...

La lección de la "hermana tierra"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de tantos elogios y críticas al “Instrumentum laboris” del Sínodo sobre la Amazonía, que nos promete un otoño caliente -junto con(...)

Leer más...

La Iglesia, en estado de excepción

Autor: Custodio BALLESTER, sacerdote

Mi condición de sacerdote que sí sabe del peso de la disciplina de la Iglesia a través de la jerarquía local,(...)

Leer más...

Muerte digna

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Se nos avecina en los próximos años una campaña(...)

Leer más...

Héroes anónimos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Si el Premio Nobel de la Paz fuera lo que fue cuando se lo dieron a Albert Schweitzer, a Martin Luther King,(...)

Leer más...

Longenecker sobre los argumentos para or…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Suelo leer lo que escribe el P. Dwight Longenecker(...)

Leer más...

Cambio de época

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las frases, las palabras, son tan peligrosas y significativas como los hechos e incluso a veces más. Esta ha sido una semana marcada(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4