Text Size
Martes, Marzo 02, 2021
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Por qué permanezco en la Iglesia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El cardenal de Luxemburgo, jesuita y presidente de la Comisión que coordina a todas las Conferencias Episcopales de Europa, monseñor Hollerich, ha dicho que el Covid ha acelerado en diez años la secularización de Europa. Según él, los llamados “católicos culturales” -los que iban a Misa por inercia y tradición- ya no volverán cuando pase la epidemia. Para algunos importantes jerarcas esto es motivo de alegría, pero para otros lo es de preocupación, por muchos motivos, empezando por el económico. La Iglesia en Irlanda, y no es la única, ya ha hecho saber que su existencia está amenazada, debido a la brutal caída de las colectas.

Pero si estos son los hechos, debemos esforzarnos por encontrar las causas. En un lúcido artículo de la época en que era un joven teólogo católico que acababa de participar en el Concilio Vaticano II, el Papa Benedicto XVI se preguntaba por qué seguir formando parte de la Iglesia. Ya entonces, Ratzinger describía así la situación: “La Iglesia se encuentra en una situación de confusión, en la que las razones a favor o en contra no sólo se mezclan de la forma más extraña, sino que parece imposible llegar a un entendimiento. La desconfianza reina, sobre todo porque la permanencia en la Iglesia ya no tiene el carácter claro e inequívoco que alguna vez tuvo y nadie cree en la sinceridad de los demás”. Más adelante añade: “Hoy en día vemos a la Iglesia prácticamente sólo desde el punto de vista de la eficacia, preocupados por saber qué podemos hacer con ella. Para nosotros hoy en día no es más que una organización que puede ser transformada, y nuestro gran problema es determinar qué cambios la harán "más eficaz" para los objetivos particulares que cada uno propone”.

Ahí, precisamente, me parece que está la clave del problema, el por qué tantos de los pocos que iban a Misa han dejado de hacerlo. Unos y otros, conservadores y progresistas, han perdido de vista qué es de verdad la Iglesia. En la medida en que se ve como una institución, como una estructura, se hace cada vez más difícil amarla. Para unos, la Iglesia tiene como primer objetivo dar gloria a Dios y acercar los hombres a su Creador, es decir, evangelizar. Para los otros, el objetivo de la Iglesia es ante todo servir a los hombres en sus necesidades materiales, favorecer la convivencia entre los pueblos y proteger la naturaleza. Pero ambos la ven, repito, como una estructura.

En realidad, la pregunta sobre qué es la Iglesia predispone ya a una respuesta equivocada. Porque la verdadera pregunta no debería ser por el qué sino por el quién. Cuando en la interpretación del Vaticano II según el llamado “espíritu del Concilio”, en ruptura con la Tradición, se insistió en que la Iglesia era el “pueblo de Dios”, se estaban poniendo las bases para el error que ahora cometemos, con sus inevitables consecuencias de desapego. La imagen de Iglesia como “pueblo de Dios” es positiva porque ayuda a entender que todos, dentro de ella, tenemos la misma dignidad, que procede de nuestra condición de bautizados. Pero, en el contexto sociopolítico en que vivimos desde la Ilustración, resulta inevitable pensar que si la Iglesia es “pueblo” en ella reside la soberanía, lo mismo que reside en el colectivo que se autoidentifica con una nación concreta. Si en España, por ejemplo, la soberanía reside en el pueblo español, eso significa que ese pueblo, mediante el ejercicio del voto, puede darse sus propias leyes, las que sean, incluso yendo en contra de las que establece el derecho natural. No es extraño, por lo tanto, que resulte lógico pensar que también el “pueblo de Dios”, en el que reside toda la soberanía, pueda darse sus propias leyes sin tener en cuenta no sólo la Tradición sino ni siquiera la Palabra de Dios; este “pueblo de Dios soberano” puede decir de manera autónoma qué es verdad y qué es mentira, qué es bueno y qué es malo. De hecho, éste es el proceso que llevamos viviendo desde hace sesenta años, como constató el teólogo Ratzinger y que ahora culmina en el Sínodo alemán.

Pero, además de los problemas teológicos que causa esta concepción de la Iglesia autoidentificada con el concepto de “pueblo” como si fuera una democracia más aunque de tipo plurinacional, e incluso además de los problemas de división interna que genera debido a que una minoría no está dispuesta a tirar por la borda el pasado y a renunciar a la Palabra y a la Tradición, hay otro problema más de fondo. Y ese problema, vuelvo a repetir, es que la Iglesia no es, en primer lugar, un “qué”, sino un “quién”.

El Vaticano II utilizó, ciertamente, la imagen de “pueblo de Dios” para designar a la Iglesia, pero no olvidó otra imagen, acuñada por San Pablo y expuesta por Pío XII en una de sus más conocidas encíclicas. La Iglesia, ante todo, es el Cuerpo Místico de Cristo. El Señor es la cabeza de la Iglesia y de ella forman parte la Santísima Virgen, los santos, las almas del purgatorio y todos los que aún, como “pueblo de Dios” peregrinamos en esta tierra. Este “pueblo” de aquí no puede considerar que es en exclusiva la Iglesia; es Iglesia, pero no es “la Iglesia”, porque la Iglesia también está integrada por los que están en el cielo, empezando por Cristo, su cabeza, su Señor y su Rey, y por los que están en el purgatorio. Por eso, el “pueblo de Dios en la tierra” no puede atribuirse el derecho de legislar sobre la verdad y la bondad como lo hace un parlamento de una democracia, simplemente porque no es el conjunto de los miembros que forman la Iglesia y porque le debe obediencia a ese Señor que la ha fundado y que ha derramado su sangre para que ella exista y tenga vida. A esta Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo y también pueblo de Dios, sí se le puede amar. Es alguien, es Cristo. No es “algo”, no es una estructura, no es un ente abstracto. Es una persona maravillosa que siendo el Todopoderoso se encarnó en algo tan frágil y minúsculo como un ser humano para salvar a esta pequeña y desobediente criatura.

¿Por qué muchos están dejando de ir la Iglesia? Es la pregunta que planteaba al principio. La respuesta es la misma que la que tiene esta otra pregunta: ¿Por qué la gente, en los sitios donde se puede ir a Misa y comulgar, no lo hace y prefiere quedarse en casa viendo la Eucaristía por televisión? No es sólo miedo a los contagios. Es que desde hace muchos años -sesenta nada menos- no se ha educado a los católicos en que la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo y en que el Señor está presente realmente en la Eucaristía. Cuando se ha presentado a la Iglesia como una estructura, como un “qué” y no como un “quién”, lo mismo que cuando se ha dicho que se puede comulgar en función de los deseos y apetencias del comulgante como si la Eucaristía fuera una cosa y no una persona, se ha hecho muy difícil, sino imposible, amar tanto a la Iglesia como a la Eucaristía. No es de extrañar, pues, que muchos ya no sientan nada por la Iglesia y tampoco sientan la necesidad de recibir la Sagrada comunión.

Cristo está en la Iglesia y allí nos espera, lo mismo que nos espera en la Eucaristía. Nos espera para que le amemos, le adoremos y le sirvamos con todo nuestro corazón y con todas nuestras fuerzas. Es Cristo, es “alguien” y no “algo”. Es el “alguien”, la persona, que me ama y al que quiero amar porque se lo merece. Por eso permanezco en la Iglesia. Si ésta fuera sólo una estructura, con gusto prescindiría de ella y me alejaría de esta caótica casa de confusión. Pero no puedo y no quiero alejarme de Cristo.

articulos
Prev Next

El mundo sin Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa”. Es una frase de Chesterton que sirve como profecía de lo(...)

Leer más...

Impulsar la justicia social

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde 2008, y convocado por las Naciones Unidas, cada 20 de febrero se conmemora el Día Internacional(...)

Leer más...

Alemania, penúltimo acto

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque no hay confirmación oficial, los obispos alemanes habrían presentado ya en el Vaticano, para que fueran estudiadas, algunas de las propuestas aprobadas en(...)

Leer más...

Biden también divide a la Iglesia

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La revista dedicó la portada(...)

Leer más...

La verdadera unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos ha generado un auténtico terremoto en la Iglesia católica de ese país.(...)

Leer más...

Tres encíclicas, tres relaciones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde(...)

Leer más...

Una sociedad de asesinos

Autor: Francisco J. CARBALLO

Con 198 votos a favor (PSOE, Podemos, BNG, ERC, Junts per Catalunya, Más País, Bildu, PNV, CUP, Ciudadanos), 138 en contra(...)

Leer más...

Ministerios laicales

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Papa ha modificado un artículo del Código de Derecho Canónico, el 230.1, permitiendo que los laicos, hombres y mujeres, que sean considerados aptos(...)

Leer más...

Iguales en los derechos, en los deberes …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hablar(...)

Leer más...

Las mujeres al servicio del Evangelio

Autor Benedicto XVI, Papa

Queridos hermanos y hermanas: Llegamos(...)

Leer más...

Buenas y malas personas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Escribo estas líneas en los últimos días de las(...)

Leer más...

Violencia y violencias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana, sin duda, ha sido la toma del Congreso norteamericano por una multitud de seguidores del aún presidente Trump. Me(...)

Leer más...

"Annus horribilis" para la Secretaría de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Sobre lo que queda de la mítica y omnipotente(...)

Leer más...

Nacer esta Navidad

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Las fiestas de Navidad suponen la alegre conmemoración del(...)

Leer más...

La corrupción de la libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Le creó como un animal, del género homo y de la especie sapiens, pero que(...)

Leer más...

San Ambrosio y San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El arzobispo emérito de Philadelphia, monseñor Chaput, ha intervenido en una cuestión que está generando mucha polémica en Estados Unidos: la posibilidad de que(...)

Leer más...

Ante el debate sobre la ley de eutanasia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El próximo día 17, jueves, parece(...)

Leer más...

Fraternidad universal y derechos humanos

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La fecha del 10 de diciembre, aniversario de la(...)

Leer más...

Un Adviento diferente

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote FM

Estamos ya en Adviento y parece como si este año todo girara en torno a la epidemia del virus Covid. Y me refiero no(...)

Leer más...

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...

La verdad no admite cambios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana, la noticia, sin duda, ha estado en unas declaraciones del Papa aparecidas en un documental sobre él, titulado “Francesco”, sobre la legalización(...)

Leer más...

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4