Text Size
Miércoles, Agosto 12, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Sínodo alemán. Sobre el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal y otras desgracias

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

En las aventuras revolucionarias, las formulaciones de la cultura “crítica” ven alternarse -según los interlocutores y las situaciones- enunciados radicales con objetivos subversivos y enunciados circunscritos con objetivos reducidos, a primera vista banales. Este bilingüismo ideológico pertenece también a la opinión pública crítica católica, en cuanto se inscribe también en esa categoría de las “sociétés de pensée” ["sociedades de pensamiento"] revolucionarias analizadas por Augustin Cochin.

En Italia, las recientes medidas disciplinarias aplicadas a la comunidad de Bose y a la persona de su fundador, Enzo Bianchi, tienen que ver, de hecho, con un nudo importante de una red de “sociétés de pensée”, católicas y reformadas, en las cuales la oscilación comunicativa entre moderación y radicalismo teológico es una praxis difundida. Es difícil de decir cuánto de ello sea sincero y cuánto disimulado. Bianchi es sensible a las críticas de ortodoxia; hace años se disgustó por una observación que le hicimos Sandro Magister y yo. Pero muchos críticos, entre los cuales el difunto Antonio Livi (al cual le debemos un libro decisivo contra el colapso neomodernista del lenguaje teológico, “Vera e falsa teologia”, Roma, 2012), habían mostrado el gran vacío del planteamiento dogmático del prior de Bose, vacío invisible para la mayoría y, por tanto, hecho para ser asimilado y reproducido sin cautela.

En muchas subculturas católicas hay, por un lado, el crítico-destructor, en general un clérigo o teólogo, hombre o mujer, relativamente joven, con pocas nociones biblistas y sin formación dogmatica, es decir, un ideólogo; por el otro, una mayoría, clérigos y laicos, que usa eslóganes radicales pero que aspira a resultados más fáciles de conseguir. Muchos obispos participan de esta oscilación pragmática, más que del radicalismo de los líderes subversivos. En Alemania parecen ser la mayoría.

Ahora bien, ¿dónde se coloca el presidente de la conferencia episcopal alemana, el obispo de Limburgo, Georg Bätzing?

Llegado al cargo recientemente, Bätzing enseguida confirmó los proyectos reformistas del “Synodale Weg”, el camino sinodal en curso en Alemania. Respondiendo a la pregunta: “¿Cuál es su visión del próximo futuro de la Iglesia?”, excluyó ser “un hombre de visiones”; el mensaje esencial del sínodo a los hombres será que la vida es más fuerte que la muerte, transformando como consecuencia el significado de ser y definirse católicos, por lo que en este sentido también él puede ser incluido entre los visionarios. Las maneras expresivas parecen cautas, pero la “konkrete Vision” no lo es.

El “Synodale Weg” –dijo Bätzing – sigue pidiendo una “bendición” para los divorciados que se han vuelto a casar (materia difícil pero, tal vez, tratable caso por caso desde un punto de vista canónico, sin vaciar teológicamente el sacramento) y la intercomunión eucarística ente católicos y cristianos de otras confesiones, que también  en el pasado se concedía en Roma,  si se podía justificar y se concedía de manera excepcional. Por lo tanto, no hay nada de dramático en ello. Pero, como siempre en el “Synodale Weg”, son las motivaciones erróneas y supuestas las que son causa de asombro. “Hay ahora mucho acuerdo sobre el significado de aquello en lo que creemos y celebramos”, aseguró Bätzing. He aquí la oscilación sintomática.

En Alemania es, efectivamente, una tesis difundida el hecho de que la concepción de la Santa Cena sea ya la misma entre protestantes y católicos. Este consenso sólo puede haber madurado con la protestantización de la teología católica de los sacramentos. No tenemos noticia de que los protestantes alemanes hayan recuperado significativamente la común teología eucarística de la Iglesia universal, de la cual se excluyen. Que los cristianos, como ha dicho Bätzing, en base a este contexto objetivo puedan “decidir con buenos argumentos y según su conciencia” cuestiones como la intercomunión es un enunciado vergonzoso, mucho más condenable en boca de un obispo, que está llamado a ser maestro, no instigador de opiniones de conveniencia. Lo que está aquí en juego, en realidad, es la concepción de la práctica de la buena eucaristía, en el sentido del clásico “saber y pensar lo que se va a recibir”; y el significado católico del sacramento tiene que ser protegido celosamente también con el discernimiento de las diferencias con las demás confesiones.

Bätzing también sostiene que las decisiones del sínodo encontrarán sujetos, mejor, “alianzas”(Koalitionen) capaces de implementarlas; es un asunto que, en sí, es banal pero amenazador, porque en cambio no es banal, salvo en la mente de la conferencia episcopal alemana, el tipo de  sujetos que se ocuparían de la “implementación” de instancias que están, todas ellas, desde el punto de vista teológico, en el filo de la navaja. Igual de arrogante es, aunque no tenga futuro, la idea de exigir al papa un sínodo universal, con sede en Roma, para aplicar a toda la Iglesia el análisis ampliado de los resultados del “Synodale Weg” de Alemania. ¿No basta la congregación para la doctrina de la fe?

Y cuando después Bätzing afirma que “no se aceptan" los “argumentos que no están a favor” del sacerdocio femenino (que en realidad son enunciados de alcance doctrinal vinculante), muestra que el “Magisterio” episcopal y la cultura media teológica han formado en Alemania, no un pueblo cristiano, sino una opinión pública tan trastornada que lo que se quiere conseguir es un sinsentido: rehacer babélicamente la Iglesia. Se ha generado de hecho un secularismo católico, para después exhibir esta mentalidad reciente, y querida, como argumento contra la tradición de la “lex credendi”, del canon del creer (Glaubensregeln).

Creo que se debe invitar a los católicos alemanes, la mayoría, que están sufriendo la iniciativa de sus obispos y de supuestos representantes de la población laica como el “Zentralkomitee der deutschen Katholiken”, un verdadero grupo de poder presente en fuerzas en la asamblea, a oponerse a la incontrolada carrera del “Synodale Weg”.

Deben reaccionar como clero y como laicado allí donde vivan, parroquias, órdenes religiosas, prensa. Los intelectuales católicos deben recuperar su fuerza. Y se debe actuar también por vía canónica. La corrupción de la doctrina y una praxis de “reforma” absolutamente anormal están a la vista de todos. La catolicidad alemana no debe doblegarse, como si fuera una especie de obsequio absolutamente mal fundamentado y ciertamente no debido, ante una jerarquía que se está autofiniquitando.

articulos
Prev Next

Clericalismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha declarado nulos todos los bautismos que se hayan hecho sin seguir la fórmula utilizada por(...)

Leer más...

Persecución nada encubierta

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Existe en España y en muchos países que antes(...)

Leer más...

Crisis-decadencia de la Iglesia

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Numerosos autores han hablado, ya(...)

Leer más...

El silencio de los corderos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Los católicos tienen el derecho a ser considerados con respeto”. Son palabras del cardenal Lacroix, arzobispo de Quebec, dirigidas a las autoridades de esa(...)

Leer más...

El culto litúrgico a los beatos y santos…

Autor: José Antonio DA CONCEICAO, sacerdote

La Biblia nos revela desde el Antiguo Testamento la voluntad amorosa de Dios de comunicar su santidad al pueblo:(...)

Leer más...

Las parroquias, a examen

En pleno verano y con muchas parroquias cerradas o bajo mínimos debido a la pandemia, la Congregación para el Clero, que preside el cardenal Stella, ha sacado un documento sobre las parroquias. Sin que se pueda decir que hay(...)

Leer más...

La sangre de Cristo y sus tres heridas

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 30 de junio de 1960, san Juan XXIII escribió la carta apostólica Inde aprimis, sobre(...)

Leer más...

El futuro es el pasado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana me han llamado la atención los pronunciamientos de dos cardenales africanos. Prácticamente han pasado desapercibidos, primero por su contenido y segundo porque(...)

Leer más...

Mi tiempo en prisión

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

Leer más...

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...

El rejuvenecer del águila

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

En esta mi bendita “clausura” del confinamiento, me trae el corazón a la memoria, junto a una multitud de gracias y gozos, alguna que(...)

Leer más...

Dos años de la reforma del Catecismo sob…

Autor: Francisco C. LÓPEZ, doctor en Ciencias Políticas

Se cumplen dos años de la reforma del número 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. Leer más...

El fracaso del acuerdo de 2018 con China

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El próximo 22 de septiembre,(...)

Leer más...

María, poder y gloria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana ha sido la salida del Papa emérito del Vaticano para ir a Alemania, a Ratisbona, a acompañar a su(...)

Leer más...

Charles de Foucauld y el islam

Autor: Juan Carlos SOLEY, economista

La noticia de la próxima canonización(...)

Leer más...

¿Qué nos dice hoy el Inmaculado Corazón …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Este año se cumplen 50 años desde que se(...)

Leer más...

Agustino de clausura

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

Es un “empleo” que tuve en alguna rara ocasión, obligado por uno de mis posoperatorios, pero entonces con dolores, sacrificado, y no de muy(...)

Leer más...

La Iglesia alemana, entre "reclamo nacio…

Autor: Roberto PERTICI, historiador

Los artículos de Sandro Magister y Pietro De Marco(...)

Leer más...

Año del Agradecimiento

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dicen que en las grandes crisis sale de dentro lo mejor y también lo peor que hay en el hombre. En esta terrible pandemia(...)

Leer más...

Dar al César en una epidemia. Los límite…

Phil LAWLER, periodista

Mi amigo y colega Jeff Mirus nos advierte de que no debemos apresurarnos a juzgar(...)

Leer más...

Negocios vaticanos. La venganza del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Han impactado, el 5 de junio, el arresto y(...)

Leer más...

Pandemia, cuarentena, funcionarios, past…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

La palabra pandemia, como tantas otras(...)

Leer más...

Luz, sal, levadura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La difícil situación generada en Estados Unidos tras el presunto asesinato de George Floyd, afroamericano, a manos de un policía, con saqueos e incendios(...)

Leer más...

Sínodo alemán. Sobre el nuevo presidente…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

En las aventuras revolucionarias, las formulaciones de la(...)

Leer más...

Cansados y agobiados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Abandonarse en Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En el comentario a la actualidad de la Iglesia de la semana pasada, afirmé que adaptarse es sucumbir. No soy ningún profeta. Me limito(...)

Leer más...

San José de Arimatea

Autor: Ana HERNÁNDEZ, periodista

No estaba en el radar de Jesús, no queda constancia de una conversación,(...)

Leer más...

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4