Text Size
Viernes, Abril 03, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

ultimasnoticias

El cardenal Eijk rechaza que el sacerdote esté presente durante la eutanasia

El cardenal Eijk explicó que «un sacerdote debe decir claramente a quienes optan por el suicidio asistido o la eutanasia [voluntaria] que ambos actos violan el valor intrínseco de la vida humana, que es un pecado grave».

Un sacerdote debe decir claramente a una persona que opta por suicidio asistido o eutanasia voluntaria que está cometiendo un pecado grave, dijo el cardenal holandés a CNA esta semana.

Por la misma razón, un sacerdote no puede estar presente cuando se realiza la eutanasia voluntaria o el suicidio asistido. Esto podría implicar que el sacerdote no tiene problemas con la decisión o incluso que «estos actos moralmente ilícitos no son tales en algunas circunstancias según las enseñanzas de la Iglesia», dijo el cardenal Willelm Eijk, arzobispo de Utrecht y experto en temas de eutanasia. CNA.

La semana pasada, Mons. Vincenzo Paglia, Arzobispo Presidente de la Academia Pontificia para la Vida, afirmaba justo lo contrario, que él lo haría.

A diferencia de Paglia, Eljk, no sólo fue doctor en medicina antes de su vocación sino que el cardenal Eijk dedicó su disertación de doctorado a mediados de la década de 1980 a las leyes de eutanasia.

El cardenal Eijk explicó que «un sacerdote debe decir claramente a quienes optan por el suicidio asistido o la eutanasia [voluntaria] que ambos actos violan el valor intrínseco de la vida humana, que es un pecado grave».

Acompañamiento sí, presencia no, respaldo nunca

El cardenal no negó la posibilidad del acompañamiento espiritual. Aún así, el cardenal Eijk enfatizó que «el sacerdote no debe estar presente cuando se realiza la eutanasia o el suicidio asistido. De esta manera, la presencia del sacerdote podría sugerir que el sacerdote respalda la decisión o incluso que la eutanasia o el suicidio asistido no son moralmente ilícitos en algunas circunstancias ».

Responsabilidad de enfermo y médico

El cardenal Eijk hizo una distinción entre la eutanasia voluntaria y el suicidio asistido. Dijo que «con el suicidio asistido, es el paciente quien toma los medicamentos que el médico le recetó intencionalmente para cometer suicidio. También hay una eutanasia voluntaria, cuando el médico mismo da los medicamentos para terminar con la vida del paciente después de la solicitud del paciente. Sin embargo, las responsabilidades del paciente y el médico son las mismas en ambos casos».

El cardenal Eijk afirmó que «la responsabilidad del paciente es igualmente grave tanto en el suicidio asistido como en la eutanasia [voluntaria] porque ha tomado la iniciativa de terminar con su vida, y esto es lo mismo si pone fin a su vida o si un médico lo hace».

Los médicos también son igualmente responsables en ambos casos, dijo el cardenal.

Al realizar la eutanasia, el médico «viola directamente el valor de su vida, que es un valor intrínseco. Ayudando en el suicidio asistido, el médico coopera con la voluntad del paciente, y esto significa que comparte la intención del paciente. Por esta razón, incluso la mera cooperación es un acto intrínsecamente malvado, tan grave como si el médico terminara personalmente con la vida del paciente ».

El cardenal Eijk admitió que «el suicidio asistido es quizás menos psicológicamente pesado para el médico. Sin embargo, no hay una diferencia moral significativa entre las dos cosas».

¿Funeral para para las personas que optaron por el suicidio asistido o la eutanasia?

El cardenal Eijk también abordó el tema de un funeral para las personas que optaron por el suicidio asistido o la eutanasia.

«Si un paciente le pide al sacerdote que le administre los sacramentos (confesión o unción de los enfermos) y planea un funeral antes de que el médico termine su vida a petición suya o se suicida, el sacerdote no puede hacerlo», dijo Eijk.

Agregó que hay tres razones para esta prohibición.

  • La primera es que «una persona puede recibir los sacramentos solo cuando está en una buena disposición, y este no es el caso cuando una persona quiere oponerse al orden de la creación, violando el valor intrínseco de su vida».
  • La segunda razón es que la persona «que recibe los sacramentos pone su vida en las manos misericordiosas de Dios. Sin embargo, quien quiere terminar personalmente su vida quiere tomar su vida en sus manos».
  • La tercera razón es que «si el sacerdote administra los sacramentos o planea un funeral en estos casos, el sacerdote es culpable de un escándalo, ya que sus acciones pueden sugerir que el suicidio o la eutanasia están permitidos en ciertas circunstancias».

El cardenal Eijk también explicó que un sacerdote puede celebrar el funeral de una persona que murió por suicidio asistido o eutanasia voluntaria solo en algunas circunstancias, aunque el suicidio siempre es ilícito.

«Desde la antigüedad, los sacerdotes aceptaron celebrar los funerales de personas que se suicidaron o pidieron eutanasia en casos de depresión de cualquier otra enfermedad psiquiátrica. En estos casos, debido a su enfermedad, la libertad de las personas disminuye, y así termina la vida no puede considerarse un pecado mortal », dice el cardenal Eijk.

Agrega que el sacerdote debe «juzgar con prudencia si está frente a un caso de libertad disminuida. Si es así, puede celebrar el funeral».

Combatir la tendencia pro-eutanasia

Para combatir la tendencia pro-eutanasia, la Iglesia debe «anunciar que Dios hizo al ser humano a su imagen en su totalidad, alma y cuerpo. La constitución del Concilio Vaticano II Gaudium et Spes describió al ser humano como» una unidad de alma y cuerpo.' Esto significa que el cuerpo es una dimensión esencial del ser humano y es parte del valor intrínseco del ser humano. Por lo tanto, no es lícito sacrificar la vida humana para poner fin al dolor «.

El cardenal también agregó que los cuidados paliativos son una respuesta positiva, y la Iglesia a menudo recomienda solicitar cuidados paliativos, mientras que «hay muchos grupos cristianos o religiosos que brindan cuidados paliativos en centros especializados».

El cardenal Eijk también dijo que para combatir la tendencia pro-eutanasia de Occidente, la Iglesia «debe hacer algo contra la soledad. Las parroquias a menudo acogen comunidades donde las personas tienen vínculos sociales y se cuidan una con la otra. En la sociedad contemporánea hiperindividualista, los seres humanos a menudo están solos. Hay una gran soledad en nuestra sociedad occidental».

La Iglesia «estimula a formar comunidades para no dejar a las personas solas. Una persona que vive en soledad, sin la atención y el cuidado de los demás, es menos capaz de soportar el dolor», dijo el cardenal.

El cardenal Eijk agregó que la Iglesia «anuncia una espiritualidad cristiana y una fe vivida. Esto implica que también puedes unirte al Cristo sufriente y soportar el dolor con él. Entonces, nunca estamos solos».

articulos
Prev Next

Compañeros en la tribulación y también e…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El autor del último libro de la Biblia se presenta así: “Yo, Juan, hermano vuestro,(...)

Leer más...

Un Wittenberg a cámara lenta sinodal

Autor: George Weigel, escritor

Como demostró magistralmente Carlos Eire, de la Universidad de(...)

Leer más...

Pedir sin insultar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El mundo continúa sometido al imperio del coronavirus que, como un dictador sangriento,(...)

Leer más...

Nada nuevo bajo el sol: La Iglesia, culp…

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Siempre es bueno tener a alguien a quien echar la culpa, y(...)

Leer más...

Es más que el coronavirus. Es un cambio …

Autor: Roberto PERTICI, historiador

El texto de Pietro De Marco, como siempre, me(...)

Leer más...

La peste de la banalidad

Autor: Pietro DI MARCO, filósofo

En la coyuntura mundial de la pandemia actual(...)

Leer más...

Coronavirus: La obediencia cristiana a l…

Autor: José María URABURU, sacerdote

La Iglesia Católica, fiel a su historia, ha de librar(...)

Leer más...

Tiempo de oportunidades

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las medidas que los obispos están tomando para evitar que la participación en las distintas actividades de la Iglesia contribuya a la expansión de la(...)

Leer más...

Dios detiene el coronavirus

Autor: Domingo DE ALMOGUERA, escritor

La epidemia del coronavirus supondrá(...)

Leer más...

Agua y cambio climático

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Con el lema «Agua y cambio climático», este 22 de marzo se conmemora(...)

Leer más...

Dios en tiempo de coronavirus

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Gabriel García Márquez escribió en 1985 “El amor en los tiempos del cólera”, según parece basada en la historia de amor entre sus propios padres. La(...)

Leer más...

El coronavirus desde la Providencia: Lla…

Autor: José GRANADOS, sacerdote

Estos días de Cuaresma releemos la salida de Israel de Egipto,(...)

Leer más...

Coronavirus y vida eterna

Autor:Christian VIÑA, sacerdote

Dios, Nuestro Señor, nuestro Único Señor, en su admirable Providencia, nos está regalando,(...)

Leer más...

Coronavirus y clericalismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Conferencia Episcopal alemana ha celebrado esta semana su asamblea plenaria, en la que ha salido elegido, como era previsible, un obispo(...)

Leer más...

Dios en el coronavirus

Autor: Bernardo Cervellera, sacerdote

La información actualizada y en tiempo real que varios medios brindan(...)

Leer más...

Un obispo ante el Coronavirus

Autor: Pascal ROLAND, obispo de Ars-Belley

Más que a la epidemia de coronavirus, debemos temer a la epidemia del miedo. Por mi parte, me niego a ceder(...)

Leer más...

Re contra Zen. Les divide una muralla ch…

Autor: Bernardo CERVELLERA, sacerdote

Escribo estas palabras con dolor, al ver(...)

Leer más...

Paisaje antes de la batalla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La crisis del coronavirus tiene al mundo en vilo y eso ha hecho que otras noticias hayan pasado, esta semana, desapercibidas. Me(...)

Leer más...

Si España no hubiera descubierto América

Autor: Borja CARDELÚS, presidente de Fundación Civilización Hispánica

Suponer lo que podría haber sido, la(...)

Leer más...

¿Se lo decimos al enfermo o no?

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los problemas con el que casi todos hemos de(...)

Leer más...

La batalla de Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Una semana después de la publicación de la exhortación apostólica “Querida Amazonía”, todavía se escuchan las reacciones que ha provocado. Para los(...)

Leer más...

Francisco y el cisma de Alemania. Cronol…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El de la Amazonia es el segundo(...)

Leer más...

El silencio de Francisco, las lágrimas d…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que más impacta en la exhortación(...)

Leer más...

El Papa, en su sitio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En la Iglesia católica de rito latino, que es la práctica totalidad de la Iglesia católica, no va a haber curas casados. Y(...)

Leer más...

El relativismo y la doctrina de los Papa…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo es el Relativismo.(...)

Leer más...

El principio del fin

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No sé si estamos en el principio del fin o en el fin del principio, pero sí sé que estamos en un(...)

Leer más...

El actual gobierno argentino y el aborto

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

El presidente Alberto Fernández es un conocido(...)

Leer más...

La tragedia de los inocentes

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Me han hecho reflexionar mucho unas palabras de un cardenal(...)

Leer más...

¡Viva la santa ironía!

Autor: Bruno MORENO, periodista

A veces pienso que la existencia, en este mundo creado, de(...)

Leer más...

¿Los hijos no pertenecen a los padres?

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Es verdad comúnmente admitida que compete a la(...)

Leer más...

La fidelidad es el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Pasada ya, un poco al menos, la tormenta sobre la participación del Papa emérito en el libro del cardenal Sarah a favor(...)

Leer más...

¿Adversarios o hermanos en el Espíritu? …

Autor: Gerhrard L. MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La confusión mediática sobre(...)

Leer más...

Dadles vosotros de comer

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Se trata de un pasaje bien conocido, o, quizá, no tanto: lo hemos escuchado y(...)

Leer más...

El cardenal Hummes escribe a los obispos…

Autor: Aldo Maria VALLI, periodista

Las controversias de los últimos días sobre el libro del cardenal Sarah y el Papa emérito (¿o solo el cardenal Sarah?) en(...)

Leer más...

De nuevo, del libro bomba de Ratzinger y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Del libro, escrito conjuntamente por Joseph Ratzinger/Benedicto(...)

Leer más...

Un libro bomba. Ratzinger y Sarah le pid…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Se han visto. Se han escrito. Precisamente(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4