Text Size
Lunes, Mayo 25, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

ultimasnoticias

Para el Papa, la eutanasia no tiene ningùn fundamento jurídico

El papa Francisco ha asegurado hoy que la eutanasia «no tiene ningún fundamento jurídico», y ha criticado las sentencias según las cuales «el interés principal de una persona anciana o discapacitada sería morir y no ser curado».

El papa Francisco destacó el ejemplo de Rosario Livatino en el campo del Derecho, al recibir en audiencia a los juristas inscritos en el centro de estudios que lleva el nombre de este magistrado asesinado por la mafia en 1990 y estudia cuestiones que conciernen al derecho a la vida. En este contexto, y refiriéndose a las iniciativas sobre eutanasia, el pontífice cuestionó a quienes inventan un “derecho a morir” sin ningún fundamento jurídico.

«Rosario Livatino nos ha dejado a todos un ejemplo luminoso de cómo la fe puede expresarse plenamente en el servicio a la comunidad civil y a sus leyes; y cómo la obediencia a la Iglesia puede combinarse con la obediencia al Estado, en particular con el delicado e importante ministerio de hacer respetar y aplicar la ley», destacó el papa Francisco al recibir en audiencia a personas que trabajan en el campo del Derecho, inscriptos en el Centro de Estudios Rosario Livatino.

El Centro de Estudios Rosario Livatino es un grupo de juristas, entre los cuales magistrados, abogados, profesores universitarios, escribanos, que tomando el ejemplo del magistrado italiano Rosario Livatino asesinado por la mafia en 1990, del que se ha concluido con éxito el proceso diocesano de beatificación, «estudia cuestiones que conciernen principalmente al derecho a la vida, a la familia y a la libertad religiosa en una perspectiva de coherencia con el derecho natural».

En el discurso, el Papa recordó las palabras expresadas por San Juan Pablo II sobre Rosario Livatino, antes de realizar la «memorable y perentoria» exhortación a la conversión a los «hombres de la mafia» en aquel 9 de mayo de 1993.

«En esa ocasión – dijo Francisco – el Papa lo llamó ‘mártir de la justicia e indirectamente de la fe’».

«Cuando Rosario fue asesinado, casi nadie lo conocía. Trabajaba en un tribunal de la periferia: se ocupaba de la incautación y confiscación de bienes de origen ilegal adquiridos por los mafiosos. Lo hacía de manera inatacable, respetando las garantías de los acusados, con gran profesionalidad y con resultados concretos: por eso la mafia decidió eliminarlo», añadió.

Ejemplo para los que trabajan en el campo del derecho

El Papa destacó el ejemplo de Livatino «no sólo para los magistrados, sino para todos los que trabajan en el campo del derecho, por la coherencia entre su fe y su compromiso con el trabajo, y por la actualidad de sus reflexiones» y en particular, recordó las palabras del futuro beato relacionadas con la introducción de un «presunto derecho a la eutanasia».

«Si la oposición del creyente a esta ley se funda en la convicción de que la vida humana es un don divino que no es lícito que el hombre asfixie o interrumpa, lo es igualmente la oposición del no creyente, que se basa en la convicción de que la vida está protegida por la ley natural, que ningún derecho positivo puede violar o contradecir, ya que pertenece a la esfera de los bienes 'no disponibles', que ni los individuos ni la comunidad pueden atacar», citó.

El pontífice observó que estas consideraciones de Livatino «parecen estar alejadas de las sentencias sobre el derecho a la vida que a veces se pronuncian en los tribunales, en Italia y en muchos sistemas democráticos». Pronunciamientos según los cuales, dijo, «el principal interés de una persona discapacitada o anciana sería el de morir y no ser curado». O que «según una jurisprudencia que se define a sí misma como ‘creativa’», inventa un «derecho a morir» sin ningún fundamento jurídico, «debilitando así los esfuerzos por aliviar el dolor y no abandonar a sí misma a la persona que se encamina a terminar su existencia».

La justicia debe ser ejercida con sabiduría y humildad

El Papa recordó también lo que Livatino decía en cuanto al estatus moral de quien está llamado a administrar justicia: «No es más que un empleado del Estado al que se le confía la especialísima tarea de aplicar las leyes que esa sociedad se da a través de sus instituciones«.

Asimismo, destacó la actualidad de las palabras del futuro beato en relación a la «justificación de la intromisión del juez en ámbitos no propios», «con sentencias que parecen preocuparse por satisfacer deseos siempre nuevos, libres de cualquier límite objetivo».

Livatino – prosiguió - ha testimoniado hasta qué punto la virtud natural de la justicia exige ser ejercida con sabiduría y humildad, teniendo siempre presente la dignidad trascendente del hombre, que se refiere a su naturaleza, a su capacidad innata de distinguir el bien del mal, a esa brújula inscrita en nuestros corazones y que Dios ha impreso en el universo creado».

Decidir es elegir, y en la elección el magistrado puede encontrar a Dios

El Santo Padre recordó una tercera reflexión de Livatino, quien afirmaba: «Decidir es elegir [...]; y elegir es una de las cosas más difíciles que el hombre esté llamado a hacer. Y es precisamente en esta elegir para decidir, de decidir para ordenar, donde el magistrado creyente puede encontrar una relación con Dios. Una relación directa, porque hacer justicia es realización de uno mismo, es oración, es dedicación de uno mismo a Dios. Una relación indirecta, por medio del amor a la persona juzgada [...] Y esa tarea será tanto más ligera cuanto más el magistrado advierta con humildad sus debilidades, cuanto más se presentará cada vez a la sociedad dispuesto y tendido a comprender al hombre que tiene ante sí y a juzgarlo sin la actitud de un superhombre, sino más bien con una contrición constructiva».

Francisco concluyó destacando el brillante ejemplo dejado por Livatino, sobre cómo la fe «puede expresarse plenamente al servicio de la comunidad civil y de sus leyes; y de cómo la obediencia a la Iglesia pueda conjugarse con la obediencia al Estado, en particular con el ministerio, delicado e importante, de hacer que la ley se respete y se cumpla».

El Papa recordó a los juristas su compromiso de contribuir a la construcción de la concordia, vínculo entre los hombres libres que componen la sociedad civil, y los llamó a seguir los pasos de Rosario Livatino, quien, en más de una de sus notas escribía el acrónimo «STD».

«El acrónimo ‘atestiguaba el acto de entrega total que Rosario frecuentemente hacía a la voluntad de Dios’: ‘S.T.D. son las iniciales de sub tutela Dei. Deseo que sigan sus huellas, en esta escuela de vida y pensamiento. Los bendigo y, por favor, no olviden rezar por mí’».

articulos
Prev Next

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...

Dios es misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Era inevitable que, más pronto o más tarde, saltara la polémica de si la pandemia que padecemos es o no un castigo divino. Destacadas(...)

Leer más...

Celibato, Amazonía, Alemania. Vuelve al …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la mañana del domingo de Pascua y en la mañana del lunes de Gloria la revista(...)

Leer más...

La pandemia a la luz del Cántico de Jere…

Autor: Anthelme ADZAKLUI, religioso FM

Desde el acontecimiento salvador de la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo, encarnado, muerto y resucitado, la mirada del mundo(...)

Leer más...

Pulmones y corazones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nos adentramos en el tiempo(...)

Leer más...

¡Es la Teología, estúpìdos!

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Varios amigos lamentan la cobardía de algún obispacho (contracción de «obispo(...)

Leer más...

Una Semana Santa diferente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana han sido dos las noticias más destacadas relacionadas con la(...)

Leer más...

La Pascua del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Lo que más deseo afra es celebrar una misa”,(...)

Leer más...

La Semana Santa del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Cuando en Roma todavía era de noche, hoy martes 7 de abril el tribunal supremo de Australia(...)

Leer más...

Una Semana Santa única

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Todas las semanas, desde hace años, dedico este comentario a analizar la actualidad de la Iglesia. Esa actualidad sigue centrada en lo que la(...)

Leer más...

El régimen chino y su culpabilidad moral…

Autor: Charles MAUG BO, cardenal arzobispo de Rangún

El viernes pasado, el Papa(...)

Leer más...

Compañeros en la tribulación y también e…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El autor del último libro de la Biblia se presenta así: “Yo, Juan, hermano vuestro,(...)

Leer más...

Un Wittenberg a cámara lenta sinodal

Autor: George Weigel, escritor

Como demostró magistralmente Carlos Eire, de la Universidad de(...)

Leer más...

Pedir sin insultar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El mundo continúa sometido al imperio del coronavirus que, como un dictador sangriento,(...)

Leer más...

Nada nuevo bajo el sol: La Iglesia, culp…

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Siempre es bueno tener a alguien a quien echar la culpa, y(...)

Leer más...

Es más que el coronavirus. Es un cambio …

Autor: Roberto PERTICI, historiador

El texto de Pietro De Marco, como siempre, me(...)

Leer más...

La peste de la banalidad

Autor: Pietro DI MARCO, filósofo

En la coyuntura mundial de la pandemia actual(...)

Leer más...

Coronavirus: La obediencia cristiana a l…

Autor: José María URABURU, sacerdote

La Iglesia Católica, fiel a su historia, ha de librar(...)

Leer más...

Tiempo de oportunidades

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las medidas que los obispos están tomando para evitar que la participación en las distintas actividades de la Iglesia contribuya a la expansión de la(...)

Leer más...

Dios detiene el coronavirus

Autor: Domingo DE ALMOGUERA, escritor

La epidemia del coronavirus supondrá(...)

Leer más...

Agua y cambio climático

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Con el lema «Agua y cambio climático», este 22 de marzo se conmemora(...)

Leer más...

Dios en tiempo de coronavirus

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Gabriel García Márquez escribió en 1985 “El amor en los tiempos del cólera”, según parece basada en la historia de amor entre sus propios padres. La(...)

Leer más...

El coronavirus desde la Providencia: Lla…

Autor: José GRANADOS, sacerdote

Estos días de Cuaresma releemos la salida de Israel de Egipto,(...)

Leer más...

Coronavirus y vida eterna

Autor:Christian VIÑA, sacerdote

Dios, Nuestro Señor, nuestro Único Señor, en su admirable Providencia, nos está regalando,(...)

Leer más...

Coronavirus y clericalismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Conferencia Episcopal alemana ha celebrado esta semana su asamblea plenaria, en la que ha salido elegido, como era previsible, un obispo(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4