Text Size
Viernes, Diciembre 06, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los vándalos saquean Roma... de nuevo

Autor: George WEIGEL, escritor

Un ejercicio de puro vandalismo intelectual se ha desarrollado en Roma desde el pasado 23 de julio: lo que originalmente se conocía como el Pontificio Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia ha sido despojado de manera perentoria y sistemática de su profesorado más distinguido, y sus cursos centrales de teología moral fundamental han sido eliminados.

Al mismo tiempo, académicos conocidos por oponerse a las enseñanzas de Humanae Vitae sobre los medios apropiados para regular la fertilidad y a las enseñanzas de Veritatis Splendor sobre los actos intrínsecamente malos están siendo nombrados para enseñar en el reconfigurado Instituto, alojado en la Universidad Pontificia de Letrán, la institución de educación superior del propio Papa. Mil seiscientos nueve años después del primer saqueo de Roma por parte de los vándalos, la historia se repite, aunque esta vez el jefe de los vándalos lleva un solideo de arzobispo.

Aquí tenemos una historia que vale la pena repasar para que la destrucción que se ha producido quede más clara.

A pesar de la fijación de los medios en el cliché «progresista/conservador» para analizar el Concilio Vaticano II y los debates que lo siguieron, la verdadera división con consecuencias tras el Concilio (que, como atestiguan varios diarios de teólogos conciliares, empezó a mostrarse durante el tercer y cuarto períodos del Concilio) ha sido entre dos grupos de teólogos reformistas previamente aliados, uno de los cuales parecía decidido a abrazar en su totalidad la modernidad intelectual y sus diversos escepticismos, mientras que el otro trataba de depurar la auténtica reforma católica fundamentando el desarrollo teológico en la tradición viva de la Iglesia. Esta «Guerra de Sucesión Conciliar» no fue una simple pelea entre intelectuales, sino que tuvo consecuencias reales en la vida de la Iglesia católica.

Provocó el nacimiento de la revista de teología internacional Communio como contrapunto a la revista ultra progresista Concilium. Provocó la aparición de Ignatius Press y la gran renovación de la teología anglófona influenciada por Henri de Lubac y Hans Urs von Balthasar. Provocó batallas por el control de las plazas de profesores en los departamentos de teología de todo el mundo. Y después de una década y media de disputa, llevó a la elección de Karol Wojtyla, quien como Juan Pablo II nombraría a Joseph Ratzinger como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La resistencia al magisterio de Juan Pablo II (un magisterio que fue influenciado, por supuesto, por el entonces cardenal Ratzinger) estuvo profundamente arraigada y fue especialmente agria entre los autodenominados progresistas que habían imaginado que habían ganado la Guerra de Sucesión Conciliar y sin embargo, de repente, se encontraron, después del segundo cónclave de 1978, inmersos en el gran juego de la política eclesiástica, a pesar de que continuaron manteniendo un control férreo en la mayoría de los nombramientos en las facultades de teología y en muchas publicaciones teológicas. La respuesta de Juan Pablo II a esta obstinación recalcitrante y este orgullo intelectual no fue atacarlos de frente, purgando al profesorado progresista de las universidades romanas. Más bien su estrategia fue promover instituciones nuevas y con mayor dinamismo, como la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (actualmente, posiblemente, la más interesante intelectualmente de las escuelas romanas), y crear nuevos institutos de educación superior en las universidades ya existentes.

En ambos casos el objetivo era fomentar una genuina renovación de la teología católica según la mentalidad del Vaticano II, y no según las mentalidades de Immanuel Kant, G.W.F. Hegel, Ludwig Feuerbach y Karl Marx. Al contrario de Gresham, Juan Pablo II confiaba en que la buena moneda, la buena teología, expulsaría finalmente a la mala moneda, ya que esta última estaba hundiendo numerosas vidas humanas y llevando a las personas a la confusión y la miseria.

El Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia fue la pieza clave en este esfuerzo por crear alternativas dinámicas a las enseñanzas del catolicismo light, que se habían vuelto cada vez más rocambolescas cuando Juan Pablo II llegó a la cátedra de Pedro (en los Estados Unidos, por ejemplo, la prestigiosa Sociedad Católica Teológica de América encargó un estudio sobre la sexualidad humana a mediados de la década de 1970 que no condenaba la bestialidad como intrínsecamente mala). Durante sus primeras décadas de trabajo, el Instituto Juan Pablo II hizo exactamente lo que su fundador quería que hiciera: ayudó a fomentar un renacimiento en la teología moral católica, recuperando y desarrollando la tradición de la ética de las virtudes, explorando con cuidado y compasión los a menudo enmarañados problemas relacionados con vivir un amor casto en las distintas vocaciones, y creando un conjunto de teólogos morales en todo el mundo que querían que su trabajo intelectual ayudara a convertir el mundo de la modernidad tardía y la posmodernidad, en lugar de complacer a una modernidad tardía y una posmodernidad que se hundían en la decadencia y la incoherencia.

Así, el Instituto Juan Pablo II en Roma, como centro de varios institutos afiliados en todo el mundo, fue un instrumento clave para profundizar la recepción en toda la Iglesia de la encíclica de Juan Pablo de 1993 sobre la reforma de la vida moral, Veritatis Splendor. Y esta fue la ofensa que aquellos que, para su sorpresa y enojo, estaban perdiendo la Guerra de Sucesión Conciliar, no estaban dispuestos a tolerar. Porque para que su proyecto tuviera algún futuro, Veritatis Splendor y su enseñanza sobre la realidad de los actos intrínsecamente malos tenía que desaparecer.

Así que estos hombres obstinados y, lo vemos ahora, despiadados esperaron que llegara su momento. En los últimos años han continuado perdiendo todos los debates serios sobre la naturaleza de la vida moral, la moralidad de la vida conyugal, la disciplina sacramental y la ética del amor humano, y los más inteligentes entre ellos lo saben, o al menos temen que sea así. Así que, en una extraña repetición de la purga antimodernista de las facultades teológicas que siguió a la encíclica Pascendi de 1907 de Pío X, han decidido abandonar las discusiones teológicas y recurrir a la violencia y la fuerza bruta para ganar lo que no han logrado ganar por el debate y la persuasión académicos.

Este impropio ajuste de cuentas es la razón por la cual el profesorado de mayor rango del Instituto Juan Pablo II fue despedido abruptamente la semana pasada, y es por eso por lo que no hay ninguna garantía en absoluto de que en el futuro inmediato el Instituto que lleva su nombre tenga alguna semejanza con lo que Juan Pablo II pretendía. El cardenal Angelo Scola, arzobispo emérito de Milán y ex rector de la Pontificia Universidad Lateranense, describió lo que está sucediendo en Roma en estos días como «torpedear» el Instituto Juan Pablo II a través de una «purga» académica. 150 estudiantes del Instituto firmaron una carta diciendo que los cambios en curso destruirán la identidad y la misión del instituto; en las actuales circunstancias romanas, tienen tantas posibilidades de ser escuchados como el mariscal Mikhail Tukhachevsky las tuvo en los juicios de las purgas de Moscú en 1937-38.

Que estos actos estalinistas de bandidaje intelectual contra el patrimonio teológico y pastoral del Papa San Juan Pablo II estén siendo llevados a cabo por el arzobispo Vincenzo Paglia, quien llamó la atención internacional en 2017 por haber encargado un fresco homoerótico para el ábside de la catedral de Terni-Narni-Amelia, es irónico en extremo. Paglia era simplemente un clérigo ambicioso más cuando su trabajo como asesor eclesiástico de la Comunidad de San Egidio llamó la atención de Juan Pablo II. Siguieron años de adulación, durante los cuales Paglia se jactaba de cómo había cambiado al Papa sobre el tema del asesinado arzobispo de El Salvador, Oscar Romero, al decirle que «Romero no era el obispo de la izquierda, era el obispo de la Iglesia». El nombramiento de Paglia como Gran Canciller del Instituto Juan Pablo II, un puesto para el que no estaba ni está aparentemente cualificado, fue desconcertante cuando sucedió, hace dos años. Pero ahora todo se ve más claro: está actuando precisamente como aquellos que manipularon los Sínodos de 2014, 2015 y 2018, es decir, otra camarilla de clérigos ambiciosos (y, francamente, no tan brillantes) que continuamente pierden las discusiones y luego tratan de revertirlo con brutalidad y amenazas.

¿Hay un solideo rojo en el futuro del arzobispo Paglia? Si es así, será como una recompensa por haberse cargado a profesores con impecables credenciales académicas y probidad personal, profundamente queridos por sus alumnos. Uno se pregunta si el «Gran Canciller Convertido en Lord Ejecutor» del Instituto Juan Pablo II ha leído alguna vez «Un hombre para la eternidad» y la respuesta devastadora de Tomás Moro a la traición del burócrata Richard Rich: ¿Por qué Richard? Al hombre no le sirve de nada dar su alma por todo el mundo... ¿pero por Gales?»

Así es la atmósfera romana en estos momentos: sulfurosa, febril y extremadamente desagradable, aliñada con un tufillo a pánico. Esta no es la forma en que se comportan las personas que consideran que su control es sólido y que creen que seguirá siendo así. ¿Temen por el futuro aquellos a quienes les gusta imaginar que han ganado la última escaramuza de la Guerra de Sucesión Conciliar? Deberían. Porque, como bien sabía Juan Pablo II, la verdad siempre triunfará, sin importar el tiempo que tarde, porque el error no tiene vida y anquilosa.

articulos
Prev Next

Por España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En una Instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal(...)

Leer más...

La esperanza no defrauda

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Me ha impresionado mucho la carta al Papa que ha dado a conocer el editor de la revista The Remnant, Michael Matt.(...)

Leer más...

¡Alcanzamos la cifra de 1935 mártires!

Autor: Jorge LÓPEZ TEULÓN, sacerdote

La Santa Sede ha anunciado en la mañana de hoy(...)

Leer más...

Adolescencia y pornografía

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En artículos anteriores ya he hecho referencia cómo en La Rioja(...)

Leer más...

Arde Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre se encuentra ya en Japón en el momento en que escribo este artículo, pero no se sabe nada aún del(...)

Leer más...

Iglesias cada vez más vacías. Estados Un…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La soledad del Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A veces resulta muy difícil recordar que existe el bosque cuando ves tantos árboles delante. San Francisco, decía Chesterton, fue de los(...)

Leer más...

Los obispos de Estados Unidos y la conci…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Una de las peculiaridades más interesantes de las Asambleas Plenarias(...)

Leer más...

La acción de San Pablo en el Areópago

Autor: Leonardo LUGARESI, profesor de Teología

El primer punto sobre el(...)

Leer más...

Verdad y caridad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El divorcio es siempre una tragedia. Nadie normal se casa para divorciarse. Así lo reconoce la Iglesia, que en el número 2384(...)

Leer más...

La naturalización de lo antinatural

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Uno de los datos definitorios de la(...)

Leer más...

Idolatría, escándalo

Autor: José Luis AZCONA, obispo emérito de Marajó (Brasil)

El día 25 de octubre, dos(...)

Leer más...

El papel de la religión en la aparición …

Autor: Francisco GARCÍA, químico

El descubrimiento de las culturas sumeria, egipcia y del Indo llevó a algunos arqueólogos a(...)

Leer más...

Oración por el Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El año 2010 fue un “annus horribilis” para el Papa Benedicto(...)

Leer más...

¿Sacerdotes casados? Sí, pero en la cont…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Thomas Michelet, sacerdote dominico, enseña teología en(...)

Leer más...

Pachamama y curas casados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dos temas merecen una especial atención esta semana y los dos relacionados con el Sínodo de los obispos sobre la Amazonía, que(...)

Leer más...

¿Qué es el Nuevo Orden Mundial?

Autor: Pedro ABELLÓ, ingeniero

Un amigo me pidió hace unos días que le explicara, “para que pueda entenderlo”, qué es eso del Nuevo Orden Mundial. Yo le(...)

Leer más...

Las figuras femeninas amazónicas

Autor: Nelson MEDINA, sacerdote dominico

Empiezo por decir que(...)

Leer más...

Un artículo muy adecuado

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

Leer más...

Ancianos casados sacerdotes. Una solució…

Autor: Jorge Urosa, cardenal arzobispo emérito de Caracas

1 Luego de dos intensas semanas de oración y celebraciones litúrgicas,(...)

Leer más...

La leche derramada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No sabemos lo que puede pasar en el Sínodo de la Amazonía. Tras la etapa llamada de “círculos menores”, donde en grupos(...)

Leer más...

Amazonía des-evangelizada. La Iglesia ca…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la conferencia de prensa el lunes(...)

Leer más...

Creer, de verdad, en la divinidad de Cri…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo del Sínodo de la Amazonía es tan grave y tan escandaloso que parece irreal. Quizá por eso, para camuflarlo un poco, están(...)

Leer más...

Müller acusa: de este Sínodo han expulsa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Palabra y tradición

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No cabe duda de que la noticia de esta semana ha sido la inspección por la Gendarmería vaticana, en algunos departamentos de(...)

Leer más...

También un cardenal cercano a Bergoglio …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A pocos días del comienzo del comienzo(...)

Leer más...

El tiempo y el espacio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo último que sabemos de lo que está sucediendo en Alemania, es que doce obispos contra cincuenta y uno, han votado en(...)

Leer más...

Los cuatro postulados del Papa Francisco

Autor: Giovanni SCALESE, sacerdote bernabita

Pueden ser considerados como los postulados(...)

Leer más...

La Amazonía aprenda de China, donde la I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El mantra con el que los defensores de los sacerdotes casados(...)

Leer más...

Una aclaración sobre el significado de l…

Autor: Raimond BURKE/Athanasius SCHNEIDER, obispos católicos

Ninguna persona honesta puede negar la confusión doctrinal casi general que reina en la vida de la Iglesia en nuestros días.(...)

Leer más...

El "subversivo" consejo de Newman

Autor: Jack VALERO, periodista

Un cristiano que cree que el aborto es algo malo en(...)

Leer más...

Pérdida y necesidad de la religiosidad p…

Autor: Clementino MARTÍNEZ, sacerdote

A partir de los años sesenta del siglo pasado y durante(...)

Leer más...

Miedo al cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las ruedas de Prensa del Santo Padre en el avión, a la ida o a la vuelta de los viajes a los(...)

Leer más...

En Amazonia los diáconos casados ya dice…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Desde hace unos días circula en la(...)

Leer más...

Cristo, turista accidental

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dos cardenales, Brandmüller y Burke, han escrito a sus colegas pidiéndoles que rompan su silencio sobre la catástrofe que puede caer sobre(...)

Leer más...

De la institucionalización de la sodomía…

Autor: Federico HIGHTON, sacerdote misionero en Tíbet

Pocos saben que la pedofilia(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4