Text Size
Martes, Julio 07, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Chesterton y el obispillo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leí hace algún tiempo que iba a abrirse la causa de beatificación de Gilbert Keith Chesterton y me sentí muy reconfortado, pues el anuncio me pareció que abrigaba la intención eclesiástica de ensanchar el concepto de santidad, abrazando el trabajo de un escritor profano, algo que la Iglesia no ha hecho hasta ahora.

Pues, aunque en los altares haya muchos escritores, son todos místicos, teólogos o apologetas dedicados a escudriñar las realidades sobrenaturales; y beatificando a Chesterton se encumbraba por primera vez al escritor profano que se desenvuelve en las batallas del mundo, a las que se aproxima con sensibilidad de artista, pero también con una clarividencia que le permite escudriñar su trasfondo sobrenatural. Considero que hay otros escritores que han acreditado mayores méritos para la beatificación que Chesterton (pienso, por ejemplo, en Léon Bloy o en Leonardo Castellani, que probaron en vida los infortunios más pavorosos y las hieles de la persecución, a veces decretada por la propia Iglesia); pero entiendo que Chesterton es un escritor mucho más ‘universal’ que Bloy o Castellani y, sobre todo, mucho menos problemático para las ‘almas cándidas’.

¡Pero ni por ésas! Hace unas semanas leí en el semanario Alfa y Omega que el obispillo encargado de estudiar el caso había anunciado que Chesterton, finalmente, no sería beatificado, alegando razones de una mezquindad en verdad aplastante e indecorosa. Como, por ejemplo, que la influencia de la obra de Chesterton, tan inspiradora entre «gente de todo el mundo», no se percibe «localmente» en su diócesis «de forma significativa». ¿Habrá leído este obispillo aquel pasaje evangélico en el que Cristo se queja de ser despreciado –como todos los profetas– en su tierra? ¿Habrá leído aquel otro pasaje en el que nos dice que «vino a los suyos y los suyos no le recibieron»? ¿Se percibe acaso ‘de forma significativa’ la influencia de Cristo en Israel? Que Chesterton no tenga ‘fama de santidad’ entre sus paisanos –como Cristo no tiene ‘fama de divinidad’ entre los suyos– nos permite sospechar, desde luego, que tales paisanos sean unos zoquetes. Pero la ‘diócesis’ de un escritor no son los vecinos zoquetes que no lo leen, o si lo leen no lo entienden (entre quienes, sin duda, se cuenta ese malhadado obispillo), sino quienes lo han leído con aprovechamiento, quienes han sido transformados espiritualmente por las verdades humanas y divinas que resplandecen en su prosa. En un pasaje de Ortodoxia, Chesterton observa que todos los milagros de Cristo –curaciones de enfermos, resurrección de muertos, etcétera– palidecen ante el que, sin duda alguna, es el más pasmoso de todos: que unos toscos pescadores se convirtieran, después de conocerlo, en «pescadores de hombres». Y Chesterton ha sido durante más de un siglo un gran ‘pescador de hombres’ que a muchos nos ha llevado, a través del deleite estético e intelectual, a las redes de la fe. ¿Cabe ‘fama de santidad’ mayor y milagro más pasmoso que transformar a las personas a través de la palabra?

El obispillo de marras añade todavía, en el colmo de la idiocia, que no ha sido capaz de «extraer de la documentación un patrón de espiritualidad personal» que caracterizara la forma en la que el escritor vivió la fe católica tras su conversión. Ahora que cualquier mindundi se confecciona un ‘patrón de espiritualidad personal’ y monta un chiringuito o movimiento religioso de pacotilla (en el que, para ingresar, hay que desprenderse de la cabeza y no sólo del sombrero), resplandece el ‘patrón de espiritualidad personal’ de Chesterton, a quien la conversión llevó –como él mismo escribió– a «estirar su mente igual que quien despierta de un sueño se siente impulsado a estirar los brazos y las piernas». Este ensanchamiento mental que Chesterton probó tras su conversión –y que cualquier lector de Chesterton ha probado también mientras lo lee–jamás podrá ser entendido por gente de mentalidad angosta como ese obispillo, que además sentirá pavor hacia todo lo que la santidad literaria de Chesterton contiene: la mirada asombrada del bebé, la risa del niño, el ardor del adolescente, la combatividad del joven, el sentido común del adulto, la sabiduría del anciano; y todo ello bautizado de cordialidad y encerrado en un cuerpo ancho como un tonel (y encantado como un tonel de albergar las alegrías del vino).

Aunque no lo dice, estoy seguro de que al obispillo de marras también le fastidia que Chesterton fuera gordo (tan gordo, casi, como Santo Tomás). Un gordo genial que tenía la virtud de convertir el catecismo en un cuento de hadas y la teología en una novela de aventuras, mediante la alquimia de su santísima literatura.

articulos
Prev Next

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...

El rejuvenecer del águila

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

En esta mi bendita “clausura” del confinamiento, me trae el corazón a la memoria, junto a una multitud de gracias y gozos, alguna que(...)

Leer más...

Dos años de la reforma del Catecismo sob…

Autor: Francisco C. LÓPEZ, doctor en Ciencias Políticas

Se cumplen dos años de la reforma del número 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. Leer más...

El fracaso del acuerdo de 2018 con China

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El próximo 22 de septiembre,(...)

Leer más...

María, poder y gloria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana ha sido la salida del Papa emérito del Vaticano para ir a Alemania, a Ratisbona, a acompañar a su(...)

Leer más...

Charles de Foucauld y el islam

Autor: Juan Carlos SOLEY, economista

La noticia de la próxima canonización(...)

Leer más...

¿Qué nos dice hoy el Inmaculado Corazón …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Este año se cumplen 50 años desde que se(...)

Leer más...

Agustino de clausura

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

Es un “empleo” que tuve en alguna rara ocasión, obligado por uno de mis posoperatorios, pero entonces con dolores, sacrificado, y no de muy(...)

Leer más...

La Iglesia alemana, entre "reclamo nacio…

Autor: Roberto PERTICI, historiador

Los artículos de Sandro Magister y Pietro De Marco(...)

Leer más...

Año del Agradecimiento

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dicen que en las grandes crisis sale de dentro lo mejor y también lo peor que hay en el hombre. En esta terrible pandemia(...)

Leer más...

Dar al César en una epidemia. Los límite…

Phil LAWLER, periodista

Mi amigo y colega Jeff Mirus nos advierte de que no debemos apresurarnos a juzgar(...)

Leer más...

Negocios vaticanos. La venganza del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Han impactado, el 5 de junio, el arresto y(...)

Leer más...

Pandemia, cuarentena, funcionarios, past…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

La palabra pandemia, como tantas otras(...)

Leer más...

Luz, sal, levadura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La difícil situación generada en Estados Unidos tras el presunto asesinato de George Floyd, afroamericano, a manos de un policía, con saqueos e incendios(...)

Leer más...

Sínodo alemán. Sobre el nuevo presidente…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

En las aventuras revolucionarias, las formulaciones de la(...)

Leer más...

Cansados y agobiados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Abandonarse en Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En el comentario a la actualidad de la Iglesia de la semana pasada, afirmé que adaptarse es sucumbir. No soy ningún profeta. Me limito(...)

Leer más...

San José de Arimatea

Autor: Ana HERNÁNDEZ, periodista

No estaba en el radar de Jesús, no queda constancia de una conversación,(...)

Leer más...

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4