Text Size
Domingo, Mayo 19, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Resucitado "según las Escrituras". Una homilía pascual inédita de Joseph Ratzinger

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus “Apuntes” sobre el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia Católica, después de la publicación de su correspondencia con el rabino jefe de Viena, a continuación tenemos una nueva aparición pública del Papa emérito Benedicto XVI, con la publicación de veinticinco homilías suyas, casi todas editadas por primera vez.

La mayor parte de ellas remiten a los años ’70 y ’80, la más reciente es del 2003. Están repartidas según el tiempo litúrgico: el Adviento, la Navidad, la Cuaresma, la Pascua y, por último, el tiempo ordinario.

A cargo de la publicación estuvo Pierluca Azzaro, quien también es autor de la traducción italiana de ésta y de otras obras de Joseph Ratzinger.

La edición del volumen en idioma italiano es la primera aparición en librería, desde el 2 de mayo, confiada por el Papa emérito al editor Davide Cantagalli:

> Joseph Ratzinger/Benedetto XVI, “Per Amore”, a cura di Pierluca Azzaro, Edizioni Cantagalli, Siena, 2019.

Pero rápidamente seguirán las ediciones en idioma inglés con Ignatius Press, en idioma francés con Parole et Silence, en idioma español con Herder de España, en idioma portugués con Principia, en idioma alemán con Johannes Verlag, y después también en croata, polaco y serbio.

No sólo eso. En setiembre estará en las librerías – de nuevo comenzando por Italia – una segunda colección de homilías inéditas de Ratzinger, con el título: “Sacramenti. Segni di Dio nel mondo” [Sacramentos. Signos de Dios en el mundo], esta vez a cargo de Elio Guerriero.

No debe sorprender este interés del Papa emérito en publicar estos textos. Los numerosos gruesos volúmenes de sus “Obras Completas”, en avanzada fase de publicación en numerosos idiomas, carecen en efecto de homilías, las cuales tienen también un puesto de absoluta importancia en la vida de Ratzinger teólogo, obispo, cardenal y Papa. No es arriesgado decir que, como el papa León Magno, también el papa Benedicto pasará a la historia por sus homilías.

Las homilías de su pontificado están todas registradas. Pero las de los años anteriores habían sido publicadas hasta ahora sólo en una mínima cantidad y con difícil disponibilidad. En consecuencia, Ratzinger quiso que al menos una parte de ellas sea entregada ahora al gran público.

El texto que sigue es una muestra. Es la parte inicial de una homilía pronunciada por él el 15 de abril de 1990, domingo de Pascua, en el pueblo bávaro de Wigratzbad.

El texto completo de la homilía es tres veces más largo. Pero en este inicio su estilo está presente en plenitud. Que siempre sale de los textos litúrgicos del día, en este caso de los Salmos y de la antífona de ingreso.

¡Feliz lectura!

*

“HE RESUCITADO, Y AHORA ESTOY SIEMPRE CONTIGO”

“Este es el día en que actuó el Señor: alegrémonos y demos gracias por ello” (Sal 118, 24). Estas luminosas palabras pascuales, con las que la Iglesia responde al feliz anuncio de la Resurrección, están extraídas de una liturgia de agradecimiento veterotestamentaria celebrada a las puertas del Templo y dictadas en un Salmo totalmente iluminado por el misterio de Cristo. Es el Salmo del que está extraído también el “Benedictus” y el ”Hosanna”; es también el Salmo de la “piedra desechada por los constructores”, que se “ha convertido en piedra angular” (Sal 118, 22).

Pero la peculiaridad de este Salmo está en el hecho que la salvación de un personaje desconocido, que de la muerte ha salido de nuevo a la vida, abre de nuevo las puertas de la salvación para el pueblo. De este modo, la salvación de un individuo se convierte en liturgia de agradecimiento de un nuevo comienzo, una nueva manifestación del pueblo de Dios a favor de todos.

En el interior del Antiguo Testamento no se encuentra respuesta a la pregunta sobre quién es este personaje. Solamente a partir del Señor, a partir de Jesucristo, todo el Salmo adquiere su lógica, su sentido claro.

Es él, en efecto, quien ha descendido en la noche de la muerte, quien ha sido envuelto y aniquilado por toda la tribulación del pecado y de la muerte. Es él quien, subiendo, ha abierto las puertas de la salvación y nos invita ahora atravesar las puertas de la salvación y a dar gracias junto a él. Es él, él mismo en persona, el nuevo día que Dios ha creado para nosotros; por medio de él el día de Dios resplandece en la noche de este mundo. El día de Pascua y cada domingo es este día que se hace presente, es encuentro con el Resucitado vivo, quien como día de Dios viene a situarse en medio de nosotros y nos reúne.

Pero veamos ahora cómo el evangelista, cuyo anuncio hemos escuchado recién, describe el surgimiento y el comienzo de este nuevo día (Mc 16, 1-7).

Hay mujeres que van al sepulcro, las únicas que, más allá de la muerte, tienen la audacia de la fidelidad: almas simples y humildes que no tienen un nombre para defender, una carrera a la que aspirar o posesiones para salvaguardar; y que por eso tienen la valentía del amor para ir una vez más hacia aquél que ha sido ultrajado y ahora ha fracasado, para prestarle el último servicio de amor.

En el frenesí del día de preparación de la Pascua [Parasceve], al acercase el día de la fiesta, las mujeres habían podido preparar sólo las primeras y más necesarias cuestiones de la sepultura, pero no habían podido llevar a término los ritos que solamente ahora quieren terminar: los lamentos fúnebres, que durante la fiesta no podían resonar y que ahora, como acompañamiento de amor, lo conducen a lo desconocido y lo deben proteger como fuerza de bondad; y luego la unción, que es como un gesto vano de amor que querría dar inmortalidad (la unción apunta de hecho a preservar de la muerte, a preservar de la putrefacción, como si quisiera tener en vida al muerto con toda la impotencia del amor, y sin embargo no puede). Las mujeres fueron entonces para demostrarle una vez más un amor que no se desvanece y, por otra parte, para darle el saludo de despedida hacia la tierra de la que no se vuelve más, la noche de la muerte de la cual no hay marcha atrás.

Pero cuando llegan, descubren que Otro, un otro y más fuerte amor lo ha ungido, que para él se han hecho realidad las palabras del salmista: “No dejarás que tu amigo vea el sepulcro” (Sal 16, 10). Dado que él mismo está en el circuito del amor trinitario, fue ungido con el amor eterno y por eso no podía permanecer en la muerte. En efecto, eso sólo es el poder que es vida y da vida para toda la eternidad.

Así se cumplen para él también las otras palabras del salmo que la Iglesia pone todavía como antífona de ingreso en la Misa de Pascua: “Resurrexi, et adhuc tecum sum”… “Si terminara de hacerlo, aún entonces seguiría a tu lado […] me aprietas por detrás y por delante, y tienes puesta tu mano sobre mí […] Tú me escrutas y me conoces” (Sal 139, 18b.5.1).

En el Antiguo Testamento está es la oración de un orante, mitad asustado y mitad maravillado, quien en su relación con Dios se torna consciente que en ningún lado puede huir de la presencia de Dios. Si navegara hasta los extremos del mar y lograra descender a los infiernos creyendo que está definitivamente alejado de Dios, tanto más estaría delante de Dios, quien abraza a todos y de quien no se puede huir en ningún lado.

Pero lo que aquí permaneció mitad oscuro, mitad era temor y mitad alegría, ahora se ha cumplido definitivamente en la gran gracia del amor divino, porque Jesús ha sido capaz de lo imposible: él con su amor ha llegado a todos los confines de la tierra. Él ha descendido al reino de la muerte. Y porque él mismo es el Hijo, junto a él descendió y se hizo presente en todas partes el amor de Dios; por esto precisamente al descender, y como el que desciende, él es el que resurge, el que resucitó y ahora puede decir: “Resurrexi, et adhuc tecum sum”… “He resucitado y estoy siempre contigo y para siempre”.

articulos
Prev Next

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...

El agua sucia y el niño

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El motu proprio que acaba de publicar el Papa, dando indicaciones a los obispos sobre cómo deben comportarse ante los abusos sexuales(...)

Leer más...

¿Por qué el Papa Francisco no es un here…

Autor: Thomas WEINANDY, teólogo capuchino

Diecinueve teólogos y expertos han publicado recientemente una carta(...)

Leer más...

Resucitado "según las Escrituras". Una h…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus(...)

Leer más...

Alemania es el (ruinoso) futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Universidad alemana de Friburgo ha llevado a cabo un estudio sobre el futuro del cristianismo en Alemania. Tanto católicos como luteranos(...)

Leer más...

Acusaciones de herejía contra el Papa

Autor: Bruno MORENO, escritor

El pasado 30 de abril, un grupo de(...)

Leer más...

Madres e hijos, con los pies en la tierr…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede en la FAO

Desde hace dos lustros, cada 22 de abril se conmemora el(...)

Leer más...

El llanto de Pedro

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Uno de los pasajes que la Pasión de Nuestro Señor ofrece a nuestra consideración es(...)

Leer más...

La luz de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las celebraciones de Semana Santa han desplazado la actualidad hacia los grandes misterios de la muerte y resurrección del Señor. Pero, mientras(...)

Leer más...

Aprended de mí

Autor: Kofi ADZAKLUI, religioso FM

La vida cristiana es un largo camino en pos de Jesús de quien nos brota el don de la fe. Y ser(...)

Leer más...

La fidelidad del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

Estamos inmersos en la cultura de la huida: huimos de los problemas para no enfrentarlos, huimos de nuestras obligaciones para exigir solamente(...)

Leer más...

Hijos del sol y de la luz

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me pasa un amigo su libro de trofología (la ciencia de la alimentación), y leo esta sentencia: “El hombre es hijo del sol(...)

Leer más...

El mayor dolor y el mayor amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12),(...)

Leer más...

Raíces, flores y frutos del mal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al leer y releer el ensayo de 19 páginas del Papa Benedicto XVI sobre las causas de la pederastia en el clero, he(...)

Leer más...

Pascua amarga en China

Autor: Sandro MAGISSTER, periodista

El régimen chino aplica su Leer más...

Escuchar y enseñar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Posiblemente siempre ha pasado igual. Hay términos o conceptos que se ponen de moda y que se convierten en banderas discutidas, defendidos por(...)

Leer más...

Carta abierta al cardenal Reinhard Marx

Autor: George WEIGEL, escritor

Su Eminencia, he seguido con interés su reciente anuncio de un(...)

Leer más...

Los nuevos mártires de África

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

Seis mil cristianos de Nigeria han sido asesinados por los musulmanes en los últimos meses. Ante esta tragedia, lo primero que me pregunto es ¿por qué(...)

Leer más...

Pederastia y diálogo con el islam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Casi con un pie en el avión que le lleva a Marruecos, país de abrumadora mayoría musulmana que visitará este fin de semana,(...)

Leer más...

Odio teológico

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que(...)

Leer más...

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4