Text Size
Viernes, Enero 22, 2021
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

ultimasnoticias

La ira de Dios no es tabú. La admite también el Papa Francisco

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída por las desventuras del cardenal George Pell, no se debe dejar pasar por alto un pasaje del discurso con el que Francisco concluyó la cumbre del 21-24 de febrero sobre los abusos sexuales contra menores. Es allí donde dijo que “en la rabia, justificada, de la gente, la Iglesia ve el reflejo de la ira de Dios”.

Es rara, rarísima, una evocación de la “ira de Dios” en las palabras del actual Papa, que son más bien un incesante diluvio de misericordia divina.

Pero esta vez él se aventuró sobre este terreno duro no sólo para él, sino para la humanidad de todos los tiempos. Porque ya para el pensamiento filosófico de la época de Jesús, para Séneca y Cicerón, la “ira de Dios” era algo impensable e impronunciable. Y también hoy es casi un concepto universalmente tabú.

Sobre esto escribió en su “Ensayo sobre el misterio de la historia”, publicado en 1953, el genial teólogo jesuita Jean Daniélou, a quien Pablo VI hizo cardenal:

“Otras pocas expresiones irritan mayormente a los púdicos oídos modernos. Ya los judíos alejandrinos enrojecían frente a los filósofos griegos y se esforzaban por atenuar el significado. Hoy parece insoportable a una Simone Weil que, como en otra época Marción, contrapone el Dios del amor del Nuevo Testamento al Dios colérico del Antiguo Testamento. Pero el amor se encuentra también en el Antiguo Testamento y la cólera se vuelve a encontrar en el Nuevo. Hay que aceptar entonces las cosas como son: la cólera es una de las actitudes del Dios bíblico. Y diremos más: esta expresión aparentemente antropomórfica es quizás la que contiene en su núcleo la carga más densa de misterio y es la que nos ayuda a penetrar más a fondo en la trascendencia divina”.

Es una búsqueda, la del verdadero sentido de la “ira de Dios”, que ha comprometido a los Padres de la Iglesia desde los primeros siglos y que es importante volver a recorrer hoy, vista hoy como la expresión continua para provocar escándalo. Es lo que ha llevado a cabo Leonardo Lugaresi, especialista sobre los Padres de la Iglesia y docente en la Universidad de Boloña, en un ensayo que acompaña el volumen colectivo “Crisi e rinnovamento tra mondo classico e cristianesimo antico” [Crisis y renovación entre el mundo clásico y el cristianismo antiguo], a cargo de Angela Maria Mazzanti y editado en el 2015 por Bononia University Press.

Lugaresi toma los movimientos de “ese juicio inicial de Dios sobre el mundo que acompaña la obra misma de la creación”. En efecto, el Dios de la Biblia “no se limita a crear el universo sino que, mientras crea, juzga lo que está creando y lo aprueba explícitamente, reconociéndose la bondad y la belleza, como lo repite ocho veces el texto del Génesis”.

Pero después en la creación irrumpe el pecado, y entonces el juicio, la “crisis” de Dios, se convierte en “crisis” de salvación con el envío del Hijo, pero al mismo tiempo “crisis” de ira y condena para los que lo rechazan.

“Si creemos en un Dios que murió por nosotros, ¿por qué deberíamos tener miedo de un Dios que padece? argumenta Tertuliano. Y la ira, no separada del amor, es una de estas pasiones divinas, de la que escribe en este pasaje de sus “Homilías sobre Ezequiel”:

“Él descendió a la tierra movido por la piedad al género humano, sufrió nuestros dolores mucho antes de padecer la cruz y de dignarse asumir nuestra carne; si en efecto no hubiese padecido no habría entrado en relación con la condición humana. Primero padeció, después descendió y fue visto. ¿Cuál es esta pasión que sufrió por nosotros? Es la pasión del amor. También el mismo Padre y Dios del universo, indulgente y muy misericordioso y compasivo, ¿no sufre quizás también él de alguna manera? ¿Ignoras que cuando gobierna las cosas humanas comparte la pasión humana? […] El mismo Padre no es impasible. Si se le reza, si siente misericordia y compasión, sufre de amor y se identifica con esos sentimientos que, dada la grandeza de su naturaleza, no podría tener, por causa nuestra soporta las pasiones humanas”.

Pero en el “Contra Celso” Orígenes dice más cosas. El cuidado de Dios por el mundo corrompido por el pecado es efectivamente una “crisis”, un juicio que separa el bien del mal y expulsa con ira a éste último. Pero “la ira no es un sentimiento de Dios, sino que cada hombre se la procura por medio de los pecados que comete”. En otras palabras, explica Lugaresi, “la cólera no es un componente del ser divino, no corresponde a Dios en sí mismo, sino que es una modalidad de la relación entre Dios y el hombre. Es la respuesta del amor de Dios herido por la rebelión del hombre”.

Es también Orígenes, en la vigésima de sus “Homilías sobre Jeremías”, el que aclara la especificidad única de la ira de Dios, similar pero también diferente al “logos”, a esa “palabra” que es Dios mismo:

“Así como la palabra de Dios educa, así también su ira educa, […] y es necesario que Dios se sirva de la que es llamada ira, así se sirve de la palabra. Y su palabra no es como la palabra de todos. En efecto, de ningún otro la palabra es viviente; de ningún otro la palabra es Dios; de ningún otro la palabra en principio estaba en Dios. […] Así también la ira de Dios no se asemeja a la ira de nadie que está encolerizado, y como la palabra de Dios tiene algo diferente respecto a la palabra de cualquier otro, […] así la que es llamada su cólera tiene algo diferente y extraño respecto a todo tipo de cólera de cualquiera que se irrita”.

No sorprende que esta “ira de Dios” fuese inaceptable para los paganos cultos y para los filósofos de los primeros siglos, como también para el cristianismo herético de Marción y de sus seguidores hasta nuestros días, que contrapone al Dios iracundo del Antiguo Testamento el Dios totalmente bueno y único de Jesús.

Más bien, Lugaresi se pregunta “si justamente la propaganda a favor de un Dios totalmente bueno y único no es uno de los factores del éxito del marcionismo de ayer y de hoy”.

Fue Tertuliano, al comienzo del siglo III, quien confrontó más directamente esta herejía, en su “Contra Marción”. Un Dios exclusivamente bueno, escribe, “es una perversión absurda”. Si no litiga y no se irrita, si no se opone al mal, ya nada tiene sentido: los mandamientos, las normas morales… todo es igual, todo está permitido. Sería un Dios “deshonesto con la verdad, un Dios que tiene miedo de condenar lo que condena y de odiar lo que no ama”. Un Dios que “acepta, una vez realizado, lo que no permite que se haga”.

También para san Ireneo, en su ”Contra los herejes”, el Dios único y bueno, que jamás se irrita, es un absurdo. Es incapaz de relacionarse con el hombre y con el mundo. Es un Dios que no hace nada y, en consecuencia, no “es” nada.

Cuando a la inversa, la ira es precisamente lo que expresa la “vitalidad” de Dios, como también escribe el teólogo y patrólogo Daniélou en esta segunda cita suya que cierra el ensayo de Lugaresi:

“En su esencia más profunda, la cólera de Dios es la expresión de la intensidad de la existencia divina, de la violencia irresistible con la que aplasta todo cuanto se manifiesta. En un mundo que continuamente se aleja de él, Dios reivindica su existencia, a veces con violencia. […] Lejos de hacerlo similar a nosotros, esta expresión nos ha hecho extraer en él aquello por lo cual es muy diferente de nosotros, es decir, en esencia, la intensidad de su existencia, sin proporción con la nuestra”.

En síntesis, no es un accidente ni una casualidad que el papa Francisco haya evocado “la ira de Dios”, sino un saludable destello de luz sobre el Dios vivo y verdadero, en la situación de “crisis como juicio”, co-esencial a la fe, en la que los cristianos estamos llamados a vivir, no sólo hoy sino en toda época.

articulos
Prev Next

Una sociedad de asesinos

Autor: Francisco J. CARBALLO

Con 198 votos a favor (PSOE, Podemos, BNG, ERC, Junts per Catalunya, Más País, Bildu, PNV, CUP, Ciudadanos), 138 en contra(...)

Leer más...

Ministerios laicales

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Papa ha modificado un artículo del Código de Derecho Canónico, el 230.1, permitiendo que los laicos, hombres y mujeres, que sean considerados aptos(...)

Leer más...

Iguales en los derechos, en los deberes …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hablar(...)

Leer más...

Las mujeres al servicio del Evangelio

Autor Benedicto XVI, Papa

Queridos hermanos y hermanas: Llegamos(...)

Leer más...

Buenas y malas personas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Escribo estas líneas en los últimos días de las(...)

Leer más...

Violencia y violencias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana, sin duda, ha sido la toma del Congreso norteamericano por una multitud de seguidores del aún presidente Trump. Me(...)

Leer más...

"Annus horribilis" para la Secretaría de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Sobre lo que queda de la mítica y omnipotente(...)

Leer más...

Nacer esta Navidad

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Las fiestas de Navidad suponen la alegre conmemoración del(...)

Leer más...

La corrupción de la libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Le creó como un animal, del género homo y de la especie sapiens, pero que(...)

Leer más...

San Ambrosio y San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El arzobispo emérito de Philadelphia, monseñor Chaput, ha intervenido en una cuestión que está generando mucha polémica en Estados Unidos: la posibilidad de que(...)

Leer más...

Ante el debate sobre la ley de eutanasia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El próximo día 17, jueves, parece(...)

Leer más...

Fraternidad universal y derechos humanos

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La fecha del 10 de diciembre, aniversario de la(...)

Leer más...

Un Adviento diferente

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote FM

Estamos ya en Adviento y parece como si este año todo girara en torno a la epidemia del virus Covid. Y me refiero no(...)

Leer más...

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...

La verdad no admite cambios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana, la noticia, sin duda, ha estado en unas declaraciones del Papa aparecidas en un documental sobre él, titulado “Francesco”, sobre la legalización(...)

Leer más...

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Vencer el mal a fuerza de bien

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana hemos celebrado la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, Teresa la Grande, fundadora en tiempos revueltos y doctora de la Iglesia(...)

Leer más...

Rezar por la España de todos

Autor: Adolgo GONZÁLEZ, obispo de Almería

Es la Virgen del Pilar(...)

Leer más...

Encíclica "Fratelli tutti"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La encíclica “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”) del Papa Francisco ha entusiasmado a algunos y decepcionado e incluso irritado a otros. Para entender a unos(...)

Leer más...

Cuando el dogma se vive firmemente

Autor: Charles J. CHAPUT, arzobispo emérito de Philadelphia

Cuando la senadora Dianne Feinstein(...)

Leer más...

El Cristo comunista chino

Cameron HILDITCH, historiador

A principios de este año tuvimos noticia de la intención del Partido Comunista Chino (PCC) de elaborar su propia “traducción” del texto bíblico aprobado por(...)

Leer más...

Volver a San Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No es fácil mantener la paz y la esperanza en medio de tanta convulsión como hay en la Iglesia y en el mundo. Esta(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4