Text Size
Martes, Marzo 26, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos opuestos desde el punto de vista político, pero iguales en virulencia. El presidente de Filipinas, Duterte, ha animado a matar a los obispos, a los que ha calificado de inútiles, porque se enfrentan a él en la lucha que está llevando contra la droga sin ningún tipo de respeto a los derechos humanos. En Nicaragua, el dictador comunista Ortega ha acusado a los obispos de ser terroristas y estar implicados en un supuesto golpe de Estado.

Pero lo peor no es eso, pues de alguna manera forma parte de los riesgos que hay que correr por defender a Cristo, contra unos y contra otros. Lo peor es la desafección creciente en un porcentaje no pequeño de los católicos practicantes hacia su jerarquía, que deja a ésta más expuesta y más débil a los ataques que vienen de fuera. Todo empezó con la cuestión de la pederastia de algunos sacerdotes y, sobre todo, con la protección que algunos obispos a ese tipo de sacerdotes, que llegó incluso a cambiarles de parroquia, con lo que pudieron cometer nuevos delitos en sitios diferentes. Pero si ese fue el principio, posiblemente lo que ha causado más desafección hacia el cuerpo episcopal en los católicos practicantes ha sido la permisividad con que se actúa ante ciertos desmanes litúrgicos o morales o, cuando menos, el silencio con que se responde a ellos. Son cada vez más los católicos que están no sólo desconcertados ante la pasividad de los pastores, sino que además están escandalizados por ello.

Por eso, en momentos así, conviene recordar las enseñanzas de Jesús a sus discípulos sobre lo que debían hacer cuando se encontraran con malos pastores: “Haced lo que dice, no lo que hacen”, dijo el Señor. Y un personaje tan atractivo como San Francisco, al que nadie podía reprocharle la más mínima veleidad con el pecado, se comportó en cambio con una gran misericordia con los sacerdotes que vivían en pecado por convivir con mujeres; en uno de sus escritos dice: “Y no quiero en ellos considerar pecado, porque discierno en ellos al Hijo de Dios, y son señores míos. Y lo hago por esto, porque nada veo corporalmente en este siglo del mismo altísimo Hijo de Dios, sino su santísimo cuerpo y su santísima sangre, que ellos reciben y ellos solos administran a los otros”.

Es verdad que hay que erradicar, en la jerarquía de la Iglesia, los pecados y más aún los delitos que ensombrecen el rostro de la esposa de Cristo, pero también es cierto que algunos han empezado por su cuenta una auténtica caza de brujas, arrogándose el derecho a juzgar a los demás como si ellos mismos estuvieran libres de toda culpa. Pienso, por ejemplo, en monseñor Wilson, arzobispo de Adelaida, en Australia, que tuvo que dimitir por la presión de algunos de sus compañeros en el Episcopado y que ahora ha sido absuelto de los delitos de que era acusado. Por eso creo que estos ataques a la jerarquía de la Iglesia, que vienen de fuera pero que encuentran acogida dentro de ella, deben hacernos reflexionar. La conversión sincera tiene que ser el principio de todo, unida a la denuncia de aquellos comportamientos que son delictivos, pero sin olvidar que el Señor dijo a los que querían matar a la adúltera que quien estuviera libre de culpa -y no necesariamente de ese tipo de culpa- que tirara la primera piedra. Es posible que se corra el riesgo de recaer en comportamientos de complicidad con el delito o al menos con el pecado, en nombre de la misericordia o del respeto debido a los sacerdotes que mostraban personajes como San Francisco. Pero también hay un riesgo, un gran riesgo, en el creciente desapego e incluso hostilidad entre el pueblo y la jerarquía de la Iglesia; eso nos está acercando a posturas más próximas a las Iglesias protestantes anabaptistas que a posturas verdaderamente católicas; creo, además, que son muchos los que lo ven pero tienen miedo a decirlo para no ser tachados por los que se las dan de guardianes de la ortodoxia como cómplices de los peores pecados y delitos. La misericordia y la justicia deben ir siempre unidas si no queremos devorarnos a dentelladas unos a otros.

articulos
Prev Next

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...

El doble juicio del cardenal Pell

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El veredicto de culpabilidad contra el cardenal Pell en Australia, que será recurrido, plantea interrogantes graves sobre la presión mediática en juicios sobre(...)

Leer más...

Mujeres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 8 de marzo se ha convertido desde hace años en un referente mundial para(...)

Leer más...

La lección de Caín y Abel

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre pederastia en la jerarquía de la Iglesia, que se ha celebrado en Roma, ha tenido como concepto clave por parte(...)

Leer más...

Segundo día de la cumbre. Con nuevas acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A continuación presentamos cinco apuntes del cuaderno(...)

Leer más...

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4