Text Size
Jueves, Febrero 21, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry Newman, lo cual le abre las puertas hacia la canonización. Newman no es un personaje cualquiera, ni va a ser un santo cualquiera. Su figura es de tal importancia intelectual y moral que, con su canonización, va a iluminar mucho más al conjunto de la Iglesia universal, hasta el punto de que posiblemente mereciera ser nombrado Doctor de la Iglesia.

Lo más importante de su historia comienza cuando, siendo clérigo anglicano, junto con unos amigos de la Universidad de Oxford, ponen en marcha el movimiento que lleva ese nombre y que pretendía salvar a la Iglesia anglicana del secularismo y el liberalismo destructivo hacia el que se deslizaba, recuperando las raíces originarias de la primitiva Iglesia cristiana. En 1833, uno de los miembros fundadores del movimiento, John Keble, pronunció el sermón “La apostasía nacional”, denunciando la deriva de la Iglesia anglicana hacia ese liberalismo. Ese sermón causó una verdadera conmoción en Inglaterra y dividió el anglicanismo en dos: los que estaban contentos y conformes con la adaptación a los nuevos tiempos y los que rechazaban esa adaptación. Para el “Movimiento de Oxford” era esencial, para evitar la destrucción de la Iglesia anglicana, recuperar las raíces de la Iglesia primitiva y volver a ellas, algo así como lo que pretendió San Juan XXIII al convocar el Concilio Vaticano II. Newman fue el encargado de recuperar esos principios doctrinarios, para lo cual se dedicó al estudio de los Padres de la Iglesia y de los primeros Concilios. Poco a poco se fue dando cuenta de que todo lo que él buscaba seguía existiendo y residía en la Iglesia católica. Eso fue lo que, con dolor y gradualmente, le llevó a su conversión al catolicismo. Esa conversión le supuso, primero, el desprecio de los anglicanos, incluso muchos de los pertenecientes al Movimiento de Oxford, pero también la desconfianza de los católicos, que no estaban seguros de cuáles eran sus verdaderos motivos.

Uno de sus antiguos amigos, que seguía siendo clérigo anglicano, Kingsley, tan racista que consideraba a los católicos irlandeses como orangutanes blancos, le retó públicamente a explicar los verdaderos motivos de su conversión. Newman respondió escribiendo la más grande sus obras: “Apología pro vita sua”, una autobiografía al estilo de las Confesiones de San Agustín. La impresión que causó este libro, en el que Newman expone el porqué de lo que él denominó “el regreso a la casa del Padre”, fue tan grande que no sólo le devolvió el prestigio entre los anglicanos, sino que se lo ganó entre los católicos que le miraban con sospecha, hasta el punto de que el Papa León XIII le nombró cardenal, incluso sin ser obispo.

Pero ¿cuál es la importancia de Newman, el motivo por el que debe ser estudiado atentamente hoy? Él, y los fundadores del Movimiento de Oxford, detectan la deriva de su Iglesia e intentan ponerle freno yendo a las raíces, volviendo la mirada a la primitiva Iglesia. No lo consiguieron y hoy la Iglesia anglicana es una de las más liberales del mundo, totalmente adaptada a las exigencias del nuevo orden mundial: aceptación del aborto, la eutanasia, las relaciones fuera del matrimonio, la homosexualidad, el sacerdocio y el episcopado femenino e incluso el matrimonio homosexual entre los clérigos, hombres o mujeres. Pero eso no ha evitado que la Iglesia anglicana se desplome y avance día a día hacia la desaparición, que fue lo que con exactitud predijeron que iba a ocurrir Newman y sus amigos del Movimiento de Oxford. Pero lo que Newman vio que iba a suceder con el anglicanismo es lo que algunos vemos que puede suceder con el catolicismo. La adaptación al mundo, la deriva liberal y secularizante, la aceptación de todo aquello que nos exige el nuevo orden mundial traerá, ciertamente, la paz a la Iglesia, que ya no será atacada por las poderosas fuerzas de ese nuevo orden, pero será la paz de los cementerios, porque la Iglesia habrá muerto, como están muriendo las llamadas Iglesias protestantes históricas y no sólo el anglicanismo. La apostasía masiva de los católicos ya ha comenzado y será cada vez mayor si no hacemos algo.

Como intuyo Newman, como pidió San Juan XXIII, tenemos que volver a los orígenes, a la primitiva Iglesia. Y allí lo que había era un inmenso amor a Cristo que llevaba a sus seguidores a aceptar el martirio antes que traicionarle. Allí lo que había no era plegarse a las exigencias del Imperio por miedo a que te echaran a los leones. Allí lo que había era fidelidad a la enseñanza del Señor sin hacer concesiones a lo que el mundo pedía. Allí lo que había, en definitiva, era una mujer, la Santísima Virgen, que amaba a su Hijo y a su Dios, y un grupo de hombres y mujeres, los apóstoles y discípulos, para los cuales era más importante ser fieles al Señor que ganar el aplauso del mundo e incluso más importante que la propia vida.

Por eso necesitamos volver a Newman. Porque hoy hay que evitar en la Iglesia católica lo que él intentó evitar en su querida Iglesia anglicana. Aunque nos pase lo que le pasó a él, que no le entendieran y le criticaran unos y otros. Sin embargo, lo que cuenta es el final y en ese final hoy vemos ya a Newman en los altares como beato y pronto, si Dios quiere, le podremos venerar como santo.

articulos
Prev Next

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...

El catolicismo y las religiones

Autor: Francisco GARCÍA, catedrático de Química

Una de las constantes observadas en las religiones antiguas es la evolución de los dioses con el(...)

Leer más...

Existe Dios y me doy cuenta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Tiene su chispa el fraile capuchino Cantalamessa. La semana pasada, hablando a la Curia vaticana, citaba a un ateo, Sartre. Y recordaba de(...)

Leer más...

La naturaleza como fundamento de la vida…

Autor: Enrique MARTÍNEZ, doctor en Filosofía

Afirma el filósofo y psicoanalista lacaniano Slavoj Zizek que(...)

Leer más...

Política, emigración y paz

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Vaticano ha dado a conocer el mensaje del Papa para la Jornada Mundial de Oración por la Paz, que, como todos los(...)

Leer más...

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!Leer más...

Los padres ante los adolescentes

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Para educar bien es preciso tener una idea clara del modelo de persona que se persigue, es decir, enseñar a poder saber qué(...)

Leer más...

Los otros mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a(...)

Leer más...

Agua, agricultura, alimentación. Constru…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dando efusivamente las gracias a cuantos han(...)

Leer más...

Robert Spaemann, el último gran filósofo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Robert Spaemann era el filósofo más cercano a Benedicto XVI, su amigo y coetáneo. Falleció el 10 de diciembre a los 91 años,(...)

Leer más...

La Tierra Prometida es un recién nacido …

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si(...)

Leer más...

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos(...)

Leer más...

La sabiduría se cobija en el sentido com…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Ante tantas propuestas ideológicas interesadas ha llegado la triste(...)

Leer más...

En Italia se derrumban los nacimientos y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Justamente el día en el que se(...)

Leer más...

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry(...)

Leer más...

Sobre la verdad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye(...)

Leer más...

Pío XI, los cristeros mexicanos y la Cru…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

La persecución a los católicos mexicanos, así como la heroica resistencia(...)

Leer más...

Informe 2018 sobre la libertad religiosa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En las casi 900 páginas de su último informe sobre la libertad religiosa en el mundo, publicado hace unos días, la fundación de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4