Text Size
Martes, Noviembre 13, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-, el día 14 de octubre. Con este motivo su figura ha vuelto a ponerse de actualidad y, sobre todo, la encíclica “Humanae vitae”, que fue la última que escribió (1968) y la más polémica, aunque aun le quedaban diez años antes de entregar su alma a Dios.

Pablo VI, o el Papa Montini como algunos gustan llamarle, sucedió a San Juan XXIII en 1963, cuando el Concilio Vaticano II sólo llevaba celebrada una sesión. A él le tocó presidir las tres restantes, clausurarlo y poner en marcha las medidas para su aplicación. Ya durante el Concilio escribió la primera de sus siete encíclicas, “Ecclesiam suam” (1964), que mostraba la línea programática de lo que sería su pontificado: el diálogo para evitar rupturas. Es curioso que en cinco años escribiera siete encíclicas (dos dedicadas a la Virgen, una a la Eucaristía, una encíclica social -la “Populorum progressio”- y una dedicada a defender la necesidad del celibato sacerdotal), pero que a partir de la “Humanae vitae”, ya no escribiera ninguna más, como si el fortísimo rechazo que experimentó con ésta le hicieran replantearse, al menos espiritualmente, si lo del diálogo no estaba siendo aprovechado por muchos para introducir el veneno de la herejía dentro de la Iglesia. De hecho, fue en un momento tan solemne como la fiesta de San Pedro y San Pablo de 1973, cuando pronunció aquello de “por alguna grieta, ha entrado el humo de Satanás en el Templo de Dios”. Una frase así no se pronuncia sin pensarla bien, sobre todo si a continuación se afirma, describiendo la Iglesia de entonces: “Hay dudas, incertidumbre, problemática, inquietud, insatisfacción, confrontación”.

Pero, ¿Cuál fue la causa de todo esto? ¿Qué llevó a un hombre culto, dialogante, pacifico a irse angustiando según pasaban los años, hasta el punto de parecer que tiraba la toalla y dejaba hacer porque ya no tenía fuerzas para oponerse a esa marea laicista que, en esa misma famosa homilía, le llevó a reconocer: “Hemos perdido los hábitos religiosos, hemos perdido muchas otras manifestaciones exteriores de la vida religiosa”? Su sensación de fracaso muy probablemente procedía del choque entre el Concilio Vaticano II y lo que se conoció poco después como “el espíritu del Concilio”. Los documentos del Vaticano II que hoy conocemos se deben a su firme oposición a la mayoría progresista que llevaba a la asamblea conciliar hacia rutas cercanas a la herejía y en abierta ruptura con la Tradición de la Iglesia e incluso con la Palabra de Dios. Una y otra vez, Pablo VI advirtió al grupo dirigente de esta mayoría que él no estaba dispuesto a firmar aquellos documentos conciliares que no fueran auténticamente católicos. Se llegó así a un delicado y difícil entendimiento entre los progresistas y el Pontífice, que hizo en todo momento de guardián de la ortodoxia y que cedió en todo lo que pudo ceder para no hacerlo en lo que no podía ceder. Pero aquella victoria de Pablo VI, aquel consenso, pronto se demostró al menos parcialmente inservible. Apenas terminado el Concilio, los que más lo defendían lo empezaron a arrinconar precisamente en nombre de ese evanescente e inconcreto “espíritu del Concilio”. En el nombre del Concilio se hacían cosas que no estaban en los textos del Concilio, pero que, según los que habían mandado en él, deberían haber estado si Pablo VI no se hubiera entrometido. Así, el “espíritu del Concilio” se convirtió en el mantra que se citaba a todas horas y para todo, en la excusa para justificar todos los desmanes y no sólo litúrgicos. Y Pablo VI, desbordado y martirizado por lo que veía, sólo pudo intentar una defensa numantina desde su asediado “cupulone” vaticano para que al menos los textos magisteriales fueran fieles a la tradición de la Iglesia. La “Humanae vitae” le hizo ver lo inmenso de su soledad y a partir de ahí, debido a su delicado carácter y a su edad, se limitó a sufrir, a ofrecer y a intentar frenar los más evidentes errores que se multiplicaban por toda la Iglesia.

Pero aquel “espíritu del Concilio”, aquella nube inconcreta que servía de excusa para lo que fuera, estuvo a punto de ser derrotada cuando, para sorpresa de los que creían tenerlo todo bien atado, fue elegido sucesor de Pedro San Juan Pablo II. Pero no murió. Se camufló, siguió actuando, se disfrazó de dócil obediencia, para volver a dar la cara, más fuerte que nunca cuando consideró que había llegado el momento. Este es el tiempo que vivimos. Un tiempo que puede considerarse de confusión pero que, por el contrario, es de una gran lucidez, porque sale a la luz lo que estaba escondido y aquellos que habían medrado aparentando ser fieles se quitan, por fin la careta. Ahora sí se ven los dos bandos abiertamente. El del Concilio Vaticano II y ese que nunca lo aceptó -y no me refiero a los tradicionalistas-, ese bando que siempre renegó de un Concilio que le pareció insuficiente. El Concilio contra el “espíritu del Concilio”, que ha sido y sigue siendo su peor enemigo.

Que San Pablo VI, desde el cielo, nos ayude en esta batalla definitiva.

articulos
Prev Next

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...

Diálogo con condiciones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha sido noticia, una muy buena noticia, la absolución a Asia Bibi del cargo de blasfemia que se le imputaba. Esta(...)

Leer más...

La destrucción del catolicismo en Brasil…

Autor: Vicente MONTESINOS, escritor

El fenómeno de la realidad católica en Brasil; de la creciente ocupación de espacios religiosos por la sectas evangélicas en dicho país, y(...)

Leer más...

El Sínodo de la "sinodalidad"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Sínodo de los obispos sobre los jóvenes ha terminado y, salvo algunas expresiones folclóricas como la de ver a los obispos bailando,(...)

Leer más...

Papa Pablo VI: santo

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El domingo 14 de octubre fue canonizado en Roma por el Papa Francisco el Papa Beato Pablo VI junto al(...)

Leer más...

Pablo VI, santo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para sonrojo de la humanidad, recientes estadísticas han puesto de relieve que actualmente 821 millones(...)

Leer más...

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-,(...)

Leer más...

Soberanía de la Fe

Autor: Hernán VERGARA, escritor

Es difícil para los hombres de hoy, tomados por sus urgencias pasionales, por sus dificultades económicas, por(...)

Leer más...

Aquellas revelaciones sobre la gran apos…

Autor: Aldo María VALLI, periodista

"Ha llegado la hora de la gran apostasía. Leer más...

Monseñor Viganó responde al cardenal Oue…

Autor: Carlo María VIGANÒ, ex nuncio en Estados Unidos

En la memoria de los Mártires de América del Norte

Leer más...

El Evangelio diferente

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la Carta a los Gálatas San Pablo escribe: «No es(...)

Leer más...

Pablo VI y la FAO

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El domingo, en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el(...)

Leer más...

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4