Sociedades sostenibles a través de la cooperación
Text Size
Sábado, Agosto 18, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Sociedades sostenibles a través de la cooperación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el Día Internacional de las Cooperativas. En la hora presente, tan marcada por soluciones parciales, dictadas a menudo por visiones egoístas y autorreferenciales, es bueno recalcar la importancia de la colaboración, del trabajo en común, del compartir ideas e impulsar el diálogo, factores que hallan en estas entidades un ambiente propicio y significativo para su desarrollo y consolidación.

El ámbito agrícola y ganadero es rico en este tipo de corporaciones, nacidas muchas de ellas al calor de la fe y puestas a menudo bajo el patrocinio de alguna advocación del Señor, la Virgen o los Santos. Es evidente que las cooperativas tienen puntos débiles o perfectibles, no siendo el menor las dificultades que se experimentan no raramente a la hora de buscar una persona que rija la cooperativa movido por altas miras y no solo por meros fines crematísticos. De hecho, la mayoría de los fracasos o quiebras de las cooperativas son debidos a carencias o fragilidades en el vértice. Otro problema de no menor calado es cuando el propio crecimiento de la cooperativa hace olvidar las raíces de la misma, los primeros pasos, cuando el espíritu de familia y la sana y entusiasta colaboración sirvieron a la corporación de luminoso hontanar.

 

Por ello, en lo que hay que incidir es en que nunca se pierda el espíritu de cooperación de los orígenes. Así, además, se evitará el peligro de objetivos perversos en la vida cooperativa, dejando la estructura cooperativista en una simple forma jurídica con beneficios fiscales. En esta ocasión el tema general de esta jornada se centra en fomentar un consumo y una producción sostenibles, tanto de bienes como de servicios. El lema para 2018 –“Sociedades sostenibles a través de la cooperación”– por primera vez ha sido elegido gracias a la participación del público a través de Twitter. Este hecho nos da pie a proponer una triple reflexión. O, si se prefiere, a sugerir tres aspectos de la palabra, vista como sustantivo, como adjetivo y como verbo.

n principio, cuando hablamos de las cooperativas nos referimos a una realidad concreta y sustantiva: asociaciones participativas y solidarias en su administración y gestión. Igualmente, la palabra cooperativa es un adjetivo que cualifica un modo de situarse en la vida. Además, la cooperación se convierte en un verbo, una acción como muestra el ejemplo de la elección del eslogan. En primer lugar, es preciso aludir a su diversidad. Estas instituciones pueden ser cooperativas de producción o de consumo, rurales o urbanas, de ahorro o de trabajo, entre otras divisiones. Lo importante es un estilo de organización, de participación y de orientación a la misión. Así lo expresó el Papa Pablo VI cuando, en octubre de 1965, se dirigió a la Confederación Cooperativa Italiana, que en aquel momento agrupaba a casi dos millones de socios.

Más allá de los números, el Pontífice reconoció este movimiento como un ejemplo de solidaridad, de espíritu de colaboración, de iniciativa y de búsqueda de la prosperidad. Una realidad viva y operante que “proclama ante el mundo la dignidad de la persona humana, su derecho y deber de respeto mutuo por la chispa divina que brilla en su rostro (cf. S al 4, 7)” . Esta centralidad de la persona en la empresa (no solo en el trato que reciben, sino en el poder que se le reconoce) es lo característico de la cooperativa. Y hay que valorar lo que esto supone desde el contexto en que nació el movimiento cooperativo en la etapa más dura del capitalismo liberal de mediados del siglo XIX. Un segundo aspecto va más allá de las cooperativas formalmente constituidas, para referirse a la actitud cooperativa, el estilo cooperativo, las relaciones cooperativas.

En un mundo tan competitivo como el nuestro, conviene poner de relieve que los verdaderos éxitos vienen de la mano de la cooperación. “Las relaciones que se instauran en un clima cooperativo y solidario super n las divisiones ideológicas, impulsando a la búsqueda de lo que une más allá de lo que divide” , recuerda el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia (n. 420). Solo así construiremos sociedades sostenibles Junto a las cooperativas formales y a la actitud cooperativa, tenemos la cooperación en acción. Y esto tiene lugar tanto en el nivel pequeño de nuestras relaciones cotidianas, como en el plano global de las relaciones internacionales. Ya hace más de cincuenta años, Pablo VI animaba a “la búsqueda de medios concretos y prácticos de organización y cooperación para poner en común los recursos disponibles y realizar así una verdadera comunión” entre todas las naciones y todas las personas (Populorum Progressio, n.4 3). Y me atrevo a completar el pensamiento del Papa Montini diciendo que unir voluntades, sumar iniciativas, compartir responsabilidades, promover la concordia, son principios válidos siempre y en cualquier esfera, no solo en el campo de la cooperación internacional para el desarrollo sostenible. Pero, ¿por qué decimos que la cooperación es un medio para lograr sociedades sostenibles?

La sostenibilidad solo será posible si, como agudamente señaló Benedicto XVI, se incluye la justicia en todas las fases de la actividad económica. Por ello, una exigencia actual es incluir “en las relaciones mercantiles el principio de la gratuidad y la lógica del don, ex presiones de fraternidad” (Caritas in Veritate, n. 36). Las cooperativas son un medio precioso, creativo, eficiente y sostenible para lograrlo. La sostenibilidad, al mismo tiempo, pide situar al ser humano en el centro de las relaciones sociales, de las decisiones políticas y de los procesos económicos. Una mirada cooperativa se opone con fuerza a una visión que “considera al ser humano se puede usar y luego tirar” (Evangelii Gaudium, n. 53).

Como ha denunciado insistente-m ente el Papa Francisco, la cultura del descarte es radicalmente insostenible. En una sociedad cooperativa, las personas nunca serán vistas o tratadas como seres descartables, deshechos humanos o materiales sobrantes. Otro aspecto de la sostenibilidad se refiere a la dimensión ecológica o socio-ambiental. En este sentido, el Santo Padre subraya que, a nivel local, “se están desarrollan do cooperativas para la explotación de energías renovables q ue permiten el autoabastecimiento local e incluso la venta de excedentes” (Laudato Si’, n. 179). Igualmente, sigue diciendo Francisco, “ se pueden facilitar formas de cooperación o de organización comunitaria que defiendan los intereses de los pequeños productores y preserven los ecosistemas locales de la depredación” (Laudato Si’, n. 180). Como sabemos, “no hay dos crisis separadas, u na ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental” (Laudato Si’, n. 139). Y es ahí, justo en ese punto crucial, donde debemos aportar todas nuestras energías cooperando para el bien común. El Día de las Cooperativas se convierte, pues, en una ocasión renovada para acoger el llamado del Obispo de Roma: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar” (Laudato Si’, n. 13). Efectivamente, las cosas pueden cambiar; y para ello contamos con cooperativas formales, con nuestra actitud cooperativa y, por supuesto, con la cooperación activa.

Hemos de contar, en pocas palabras, sobre todo, con una voluntad que no sea miope, chata o sesgada, sino abierta, magnánima, esquiva con el malsano protagonismo, intransigente con el orgullo y la soberbia y dispuesta siempre a estrechar manos en el común camino de buscar juntos el bien común para construir una sociedad en donde el centro lo ocupe siempre la persona, toda la persona y todas las personas, sin exclusiones ni atisbos de insolidaridad.

(Publicado en la revista "La Verdad" de la Archidiócesis de Pamplona-Tudela)

articulos
Prev Next

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4