Text Size
Jueves, Julio 19, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el Papa Benedicto XVI afirmó que «los desiertos exteriores se multiplican en el mundo, porque se han extendido los desiertos interiores». Son palabras que deberían resonar en nuestro mundo y en nuestras vidas, a medida que nos acercamos al Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, celebrado en todo el mundo el 17 de junio.

Si «la desertificación del suelo es como una enfermedad para cada uno» (Evangelii gaudium, n. 215), entonces esta efeméride es una buena ocasión para avanzar en nuestra propia conversión ecológica (Laudato si’, nn. 216-221). Al respecto, podemos, en primer lugar, mirar el mundo con ojos lúcidos y compasivos. Millones de personas sufren las consecuencias de la sequía y del avance del desierto, con serios efectos en la agricultura, en el acceso al agua potable y en el resto de las condiciones de vida. «El calentamiento originado por el enorme consumo de algunos países ricos tiene repercusiones en los lugares más pobres de la tierra, especialmente en África, donde el aumento de la temperatura unido a la sequía hace estragos en el rendimiento de los cultivos», recuerda el Papa Francisco (Laudato si’, n. 51). Se estima que, para el año 2025, mil ochocientos millones de personas sufrirán escasez de agua y dos tercios de la población mundial vivirán bajo condiciones de estrés hídrico. Otros estudios calculan que hacia 2045 habrá unos 135 millones de personas desplazadas de sus tierras debido a la desertificación.

 

En segundo lugar, podemos también escuchar en este clamor de la tierra y de los pobres (Laudato si’, n. 49), un verdadero clamor de Dios. Desde los profetas bíblicos a los Padres del Desierto, desde el libro del Éxodo a los tiempos de Juan Bautista, el desierto ha sido siempre un lugar privilegiado para profundizar en el encuentro y el diálogo con Dios. El salmista exclama: «Oh, Dios, estoy sediento de ti, a ti te anhelo en una tierra sedienta, reseca, sin agua» (Salmo 63, 2). Y Dios responde: «Yo la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré al corazón» (Oseas 2, 16). Una voz grita en el desierto (Isaías 40, 3; Marcos 1, 3), también hoy. Por eso viene bien recordar el solemne llamamiento que san Juan Pablo II lanzó al mundo entero desde Uagadugú (Burkina Faso), el 10 de mayo de 1980. La sequía y la hambruna de aquellos años habían matado en el Sahel a más de cien mil personas.

El Sucesor de Pedro dijo entonces: «Elevo mi voz suplicante, porque no puedo callarme cuando mis hermanos y hermanas están amenazados. Me hago la voz de los que no tienen voz, la voz de los inocentes que murieron porque les faltaron el agua y el pan; la voz de los padres y las madres que han visto morir a sus hijos sin comprender, o que verán siempre en sus hijos las secuelas del hambre que han sufrido; la voz de las generaciones futuras, que no deben vivir ya con el peso de esta terrible amenaza sobre su vida. ¡Hago el llamamiento a todos! ¡No esperemos a que vuelva la sequía, espantosa y devastadora! ¡No esperemos a que la arena traiga de nuevo la muerte! ¡No permitamos que el porvenir de estos pueblos siga amenazado por siempre! La solidaridad de ayer ha demostrado, por su extensión y su eficacia, que es posible escuchar la voz de la justicia y de la caridad, y no la del egoísmo, individual y colectivo. ¡Escuchad mi llamada!». Así pues, si queremos escuchar esta llamada, si no queremos quedarnos resecos y paralizados, necesitamos dar un tercer paso que exprese nuestra conversión en la práctica.

Precisamente, este año la ONU p one el énfasis del Día contra la Desertificación en cómo los consumidores pueden regenerar economías, crear puestos de trabajo y revitalizar los medios de subsistencia y las comunidades, haciendo que los mercados inviertan en gestión sostenible de las tierras a través de nuestras elecciones de compra. En nuestro mundo es frecuente la actitud que denuncia el Papa Francisco: «Si la tala de un bosque aumenta la producción, nadie mide en ese cálculo la pérdida que implica desertificar un territorio, dañar la biodiversidad o aumentar la contaminación» (Laudato si’, n. 195). Pero, sin duda, hay otros aspectos a considerar, más allá de maximizar las ganancias económicas. En agosto de 1978, al día siguiente de ser elegido Obispo de Roma, y apenas un mes antes de su muerte, Juan Pablo I dirigió un radiomensaje en el que denunció la tentación de olvidar a Dios, lo cual «lleva al hombre moderno al riesgo de reducir la tierra a un desierto, la persona a un autómata, y la convivencia fraterna a una colectivización planificada, introduciendo no raramente la muerte allí donde, en cambio, Dios quiere la vida». Pues no: la tierra no debe ser un desierto, ni el ser humano es un autómata, ni la muerte debe triunfar sobre la vida. ¿Cómo vamos a contribuir al cambio para no dejar a las próximas generaciones simplemente «escombros, desiertos y suciedad» (Laudato si’, n. 161)?

(Publicado en L'Osservatore Romano)

articulos
Prev Next

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4