Los océanos como don y como tarea
Text Size
Jueves, Agosto 16, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el Día Mundial de los Océanos. Son ya, por tanto, diez años de esta conmemoración que nos ayuda a crecer en conciencia y en compromiso. De acuerdo con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 14 de la Agenda 2030, se trata de «conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible».

Podemos acercarnos a los océanos de dos maneras diferentes. O bien nos quedamos admirados ante su grandeza, majestuosidad y belleza, o bien intentamos captar qué provecho podemos obtener de ellos. Y es que hay, simplificando un poco, dos actitudes ante la vida y ante la naturaleza: una utilitaria y otra contemplativa. Medir y admirar son dos verbos que las identifican bien. La primera subraya los elementos prácticos (la tarea), mientras que la segunda apunta a la dimensión gratuita de la existencia (el don).

En primer lugar, si nos fijamos en la utilidad práctica, podemos recordar que el fitoplancton marino produce la mitad del oxígeno de la atmósfera, que la mareomotriz es una esperanzadora energía renovable y limpia, que los océanos absorben casi el 30% del CO2 generado por los seres humanos, que unos 2.500 millones de personas tienen a los océanos como fuente primaria de proteínas, que la pesca marina da empleo a más de 200 millones de personas o que, en definitiva, el valor total de los océanos supone cerca del 5% del PiB mundial. Junto a ello, en segundo lugar, cada uno de nosotros puede evocar sus experiencias personales de carácter más gratuito y bello: la primera vez que entramos en el mar o la última ocasión en que pudimos nadar en la playa; un momento en el que nos quedamos obnubilados contemplando el oleaje o mirando una puesta de sol sobre el horizonte marino. Bucear, sentir la brisa, navegar, nadar o, sencillamente, mirar un documental televisivo sobre mares exóticos. Todos ellos son ejemplos de la mirada gratuita ante los océanos, que aprecian en ellos un valor real pero no utilitario.

«Bien común global» Lo que una y otra mirada tienen en común es que nos ayudan a reconocer la importancia que tiene el mundo marino. El papa Francisco ha identificado los océanos como uno de los «bienes comunes globales» que requieren un sistema de gobernanza efectivo (Laudato Si 174). Porque, tal y como denuncia la misma encíclica sobre el cuidado de la casa común, los mares están sumamente amenazados, debido a diversas causas: contaminación por CO2 y aumento de la acidez (LS 24), detergentes y productos químicos (LS 29), extracción desmesurada de los recursos pesqueros (LS 40), «contaminación que llega al mar como resultado de la deforestación, de los monocultivos agrícolas, de los vertidos industriales y de métodos destructivos de pesca, especialmente los que utilizan cianuro y dinamita» (LS 41). «¿Quién ha convertido el maravilloso mundo marino en cementerios subacuáticos despojados de vida y de color?», se preguntaban los obispos de Filipinas, ya en 1988.

También el episcopado de Queensland, en el norte de Australia, publicó en 2004 una carta pastoral sobre la Gran Barrera de Coral. Y es que, en los últimos 30 años, hemos perdido el 50% de los corales del mundo. Aunque los arrecifes de coral son menos del 0,1% de la superficie del océano, aproximadamente el 25% de todas las especies marinas dependen de ellos. En noviembre de 1970, el papa Pablo VI tuvo un importante discurso en el XXV aniversario de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en el que afirmó: «Estamos viendo ya viciarse el aire que respiramos, degradarse el agua que bebemos, contaminarse los ríos, los lagos, y también los océanos hasta hacer temer una verdadera “muerte biológica” en un futuro próximo, si no se toman pronto enérgicas medidas, valientemente adoptadas y severamente ejecutadas.» Algunos informes de la ONU indican que, si continúa la tendencia actual, se prevé que, para el año 2025, los océanos albergarán una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado, mientras que para el 2050 habrá en el mar más plástico que pescado. De seguir así, no tendremos nada bello que contemplar ni nada útil que aprovechar en los océanos. ¿Qué podemos hacer? Nuestra respuesta puede parecer, nunca mejor dicho, una simple gota de agua que se pierde en el océano. Pero no es, ni mucho menos, intrascendente. Como dice Su Santidad, «no hay que pensar que esos esfuerzos no van a cambiar el mundo» (LS 212). Podemos ayudar a reducir la contaminación marina de todo tipo, incluyendo la producida por actividades realizadas en tierra firme (por ejemplo, reduciendo el uso de plásticos). En nuestras actividades cotidianas, podemos contribuir a proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros. Debemos evitar toda posible connivencia con las prácticas de pesca destructivas y apoyar a los pescadores artesanales. Quizá el tiempo de verano nos ofrezca buenas ocasiones para todo ello. Hacia el final de la Biblia, en el libro del Apocalipsis, se nos ofrece la visión de «un río de agua que da vida, transparente como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero» (22,1). ¿Será este mar transparente solo un sueño idílico para el futuro? ¿O será también que los océanos son, al mismo tiempo, un regalo que Dios nos hace y una tarea que nos encomienda en el presente?

(Publicado en Catalunya Cristiana)

articulos
Prev Next

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4