Text Size
Miércoles, Mayo 22, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Pentecostés, fiesta de la diversidad y de la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes, de modo que “cada uno oía [a los discípulos] en su propia lengua” (Hch 2, 6). Así, la comunidad cristiana queda fundada gracias a la acción del Espíritu Santo que es capaz de unir sin eliminar las diversidades legítimas. Lo que en Babel era una dinámica de separación y competencia (cf. Gen1 1, 1-9), con la llegada de los nuevos tiempos se convierte en un signo de la presencia del Reino de Dios.

La diversidad de idiomas es reflejo de la diversidad cultural, que no debe verse como amenaza sino como oportunidad, desde “la convicción de que la unidad del Espíritu armoniza todas las diversidades” (Evangelii Gaudium, n. 230). Y, profundizando en esta verdad, el Santo Padre añade: “La diversidad tiene que ser siempre reconciliada con la ayuda del Espíritu Santo; sólo Él puede suscitar la diversidad, la pluralidad, la multiplicidad y, al mismo tiempo, realizar la unidad” (Evangelii Gaudium, n. 131). Pentecostés es también una fiesta de la diversidad de bienes y dones que circulan entre todas las personas. De hecho, se nos dice que “todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común” (Hch 2, 44); por ello, “no había entre ellos necesitados” (Hch 4, 34). Es cierto que este su-m ario parece reflejar el ideal al que aspiraba la comunidad, más que la estricta realidad, como aparece en el episodio de Ananías y Safira (Hch 5,1-10). El libro de los Hechos también muestra ciertos conflictos en la comunidad, entre los cristianos de origen judío y los de lengua griega y cultura helenista. El problema surge precisamente por la “distribución diaria de los alimentos” a las viudas (Hch 6, 1) y se resuelve desde el diálogo y la búsqueda constructiva de soluciones. Eso también es fruto del Espíritu Santo. Además del Pentecostés de los judíos en Jerusalén, encontramos un Pentecostés, o venida del Espíritu Santo, sobre los samaritanos en Judea y Samaría (Hch 8 y 9) y los paganos en Cesarea (Hch 10 y 11). Muy significativo es el momento en el que el apóstol Pedro tiene una visión con “toda clase de animales, cuadrúpedos, reptiles y aves” (Hch 10, 12), que son declarados puros y aptos para comer. De nuevo, la alimentación aparece relacionada con la experiencia del Espíritu Santo, que lleva a una valoración positiva de la diversidad, originada en la misma Creación. La cuestión de los animales impuros tenía que ver con las limitaciones de la Revelación recibida por Moisés, que debía emplear ciertos signos para recordar una serie de enseñanzas morales y cultuales, que después de la Muerte y Resurrección de Cristo, quien desde el Padre envía el Espíritu Santo, han quedado definitivamente superadas. En este contexto debemos recordar que “es de capital importancia la consideración del valor ambiental de la biodiversidad, que debe ser tratada con sentido de responsabilidad y protegida adecuadamente, porque constituye una extraordinaria riqueza para toda la humanidad” (Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, n. 466). A este respecto, en la encíclica Laudato Si’, Su Santidad advierte de los riesgos de la pérdida de la biodiversidad, “no sólo para la agricultura, sino también para la curación de enfermedades y para múltiples servicios” (n. 32). Y es que la diversidad de las criaturas, como enseña santo Tomás de Aquino, es algo que tiene como causa última la misma voluntad de Dios (Suma de Teología I ,47,1), pues como ninguna criatura puede representar perfectamente la bondad divina, unas se complementan con otras.

En el planeta tenemos unas 80.000 variedades de arroz que, adaptadas a los diversos ambientes, permiten mejorar la alimentación y evitar riesgos para la población local. Otro tanto puede decirse de las patatas o de muchos otros alimentos, que pueden verse amenazados por la extensión de los monocultivos y la agroindustria. Pensemos en la quinoa, un grano típicamente andino, que es importante fuente de proteína vegetal, pues contiene dieciséis aminoácidos, incluyendo los nueve esenciales para el ser humano (que debe ingerirlos en la dieta, al no ser capaz de sintetizarlos el propio organismo). Junto a la diversidad en la producción de alimentos, en los últimos tiempos se ha desarrollado una especial sensibilidad a la diversidad gastronómica, a veces en forma de “cocina fusión”. Respetar y cultivar esta diversidad es acorde con el designio originario de Dios.

Ahora bien, valorar y defender la diversidad no puede significar olvidarnos de la desigualdad, ni mucho menos legitimar la injusticia. Nuestro mundo sigue lacerado por el hambre, la desnutrición, la anemia y la malnutrición. Junto a esta escandalosa realidad aparecen, sobre todo en las sociedades más desarrolladas, problemas de salud como el sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades relacionadas con el régimen alimentario. Igualmente, debemos estar atentos a trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia. En todas estas realidades está también el Espíritu Santo anhelando respuestas y suscitando compromisos. Los cristianos sabemos que el Espíritu Santo no es algo etéreo, sino que está presente en nuestra historia, derramando bondad, impulsando causas nobles, descubriendo horizontes nuevos, sanando heridas y liberando de esclavitudes, pues es quien suscita en nosotros la gracia divina. Por eso hemos hablado de diversidad lingüística y cultural, de biodiversidad y de circulación de dones, todo ello entremezclado con retos y dificultades alimenticias. “La unidad a la que hay que aspirar no es uniformidad, sino una «unidad en la diversidad», o una «diversidad reconciliada»”, advierte Francisco en Amoris Laetitia, n. 139. Esta unidad es la que nos otorga el Espíritu Santo. Por eso mismo, el Obispo de Roma ha propuesto, para la Iglesia y para la sociedad, el modelo del poliedro y no el de la esfera, equidistante y homogeneizador. La imagen del poliedro “refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad” y permite incorporar a “los pobres con su cultura, sus proyectos y sus propias potencialidades” (Evangelii Gaudium, n. 236). A esto nos impulsa el Espíritu del Señor. Esto es lo que también celebramos en Pentecostés, la fiesta de la diversidad y de la vid a de la gracia en Cristo. “Dejemos que su fuerza transforme nuestra vida, nos haga cambiar de rumbo, abandonando senderos caducos, tibiezas y veleidades y aunando fuerzas en la búsqueda de una novedad constructiva y luminosa. Permitamos que nos empuje a partir una y otra vez y a desplazarnos para ir más allá de lo conocido, hacia las periferias y las fronteras. ue nos lleve allí donde está la humanidad más herida y donde los seres humanos, por debajo de la apariencia de la superficialidad y el conformismo, siguen buscando la respuesta a la pregunta por el sentido de la vida” (cf. Gaudete et Exsultate, n. 135). ¡El Espíritu Santo no tiene miedo, que tampoco lo tengamos nosotros!

(Publicado en "La Verdad" de la Archidiócesis de Pamplona-Tudela)

articulos
Prev Next

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...

El agua sucia y el niño

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El motu proprio que acaba de publicar el Papa, dando indicaciones a los obispos sobre cómo deben comportarse ante los abusos sexuales(...)

Leer más...

¿Por qué el Papa Francisco no es un here…

Autor: Thomas WEINANDY, teólogo capuchino

Diecinueve teólogos y expertos han publicado recientemente una carta(...)

Leer más...

Resucitado "según las Escrituras". Una h…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus(...)

Leer más...

Alemania es el (ruinoso) futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Universidad alemana de Friburgo ha llevado a cabo un estudio sobre el futuro del cristianismo en Alemania. Tanto católicos como luteranos(...)

Leer más...

Acusaciones de herejía contra el Papa

Autor: Bruno MORENO, escritor

El pasado 30 de abril, un grupo de(...)

Leer más...

Madres e hijos, con los pies en la tierr…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede en la FAO

Desde hace dos lustros, cada 22 de abril se conmemora el(...)

Leer más...

El llanto de Pedro

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Uno de los pasajes que la Pasión de Nuestro Señor ofrece a nuestra consideración es(...)

Leer más...

La luz de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las celebraciones de Semana Santa han desplazado la actualidad hacia los grandes misterios de la muerte y resurrección del Señor. Pero, mientras(...)

Leer más...

Aprended de mí

Autor: Kofi ADZAKLUI, religioso FM

La vida cristiana es un largo camino en pos de Jesús de quien nos brota el don de la fe. Y ser(...)

Leer más...

La fidelidad del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

Estamos inmersos en la cultura de la huida: huimos de los problemas para no enfrentarlos, huimos de nuestras obligaciones para exigir solamente(...)

Leer más...

Hijos del sol y de la luz

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me pasa un amigo su libro de trofología (la ciencia de la alimentación), y leo esta sentencia: “El hombre es hijo del sol(...)

Leer más...

El mayor dolor y el mayor amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12),(...)

Leer más...

Raíces, flores y frutos del mal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al leer y releer el ensayo de 19 páginas del Papa Benedicto XVI sobre las causas de la pederastia en el clero, he(...)

Leer más...

Pascua amarga en China

Autor: Sandro MAGISSTER, periodista

El régimen chino aplica su Leer más...

Escuchar y enseñar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Posiblemente siempre ha pasado igual. Hay términos o conceptos que se ponen de moda y que se convierten en banderas discutidas, defendidos por(...)

Leer más...

Carta abierta al cardenal Reinhard Marx

Autor: George WEIGEL, escritor

Su Eminencia, he seguido con interés su reciente anuncio de un(...)

Leer más...

Los nuevos mártires de África

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

Seis mil cristianos de Nigeria han sido asesinados por los musulmanes en los últimos meses. Ante esta tragedia, lo primero que me pregunto es ¿por qué(...)

Leer más...

Pederastia y diálogo con el islam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Casi con un pie en el avión que le lleva a Marruecos, país de abrumadora mayoría musulmana que visitará este fin de semana,(...)

Leer más...

Odio teológico

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que(...)

Leer más...

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4