Text Size
Sábado, Noviembre 17, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21 de marzo, se celebrara el Día Internacional de los Bosques. Este año ha sido dedicado a la relación entre los bosques y las ciudades sostenibles. Lo que se buscaba con esta iniciativa era concienciarnos sobre la importancia de todos los tipos de ecosistemas boscosos y árboles, poniendo de relieve las diversas formas en las que los bosques nos mantienen y protegen.

Nadie ignora que en la actualidad estamos experimentando una urbanización sin precedentes. Y en el 2050, según estudios de las agencias internacionales, se estima que 6000 millones de personas vivirán en ciudades. Pero esta creciente urbanización no tiene necesariamente que llevarnos a ciudades contaminadas. Los problemas son subsanables si no sucumbimos al pesimismo, si ponemos de nuestra parte, en una colaboración leal de todas las instancias implicadas, con firme voluntad política y clarividente altura de miras. Se trata de generar un dinamismo distinto, mediante el cual nuestras ciudades puedan ser verdes, acogedoras y saludables, a corto y largo plazo.

Dado que esta vez la efeméride caía cerca de Semana Santa, es posible que haya pasado un tanto desapercibida. Mientras la Iglesia vibraba con los misterios del domingo de Ramos, acompañaba a Jesús en su oración en el monte de los Olivos y sentía el gozo del encuentro con el Resucitado en el huerto –para renacer una vez más del Árbol de la Cruz–, la sociedad civil invitaba a considerar la importancia de los bosques. Aceptemos esta invitación, dando la vuelta al conocido refrán que vincula los árboles y los bosques.

En realidad, los árboles sí nos permiten ver el bosque. Recordemos, por ejemplo, aquel significativo 8 de junio de 2014, cuando el Papa Francisco plantó un olivo en los jardines del Vaticano, junto con el presidente de Israel, Shimon Peres, el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, y el Patriarca Ortodoxo Bartolomé I. Fue un árbol por la paz en Tierra Santa, en Medio Oriente y en todo el mundo. De manera semejante, el 26 de noviembre de 2015, Su Santidad plantó otro árbol, antes de visitar la sede de las Naciones Unidas en Nairobi (Kenia). En ese momento afirmó que “plantar un árbol es, en primera instancia, una invitación a seguir luchando contra fenómenos como la deforestación y la desertificación”. Es decir, que un gesto tan sencillo como plantar un árbol nos ayuda a vincular lo local con lo global. Por eso, de inmediato, Francisco se refirió al impacto del cambio climático, a la lucha contra la pobreza y al respeto de la dignidad humana. Lejos de impedir que veamos el bosque, cuidar un árbol concreto es una ayuda para ver el bosque en su conjunto: “Plantar un árbol nos provoca a seguir confiando, esperando y especialmente comprometiendo nuestras manos para revertir todas las situaciones de injusticia y deterioro que hoy padecemos”, concluyó el Sumo Pontífice en aquella memorable jornada de su viaje por África.

De manera complementaria, también es cierto que valorar los bosques es una oportunidad para apreciar los árboles. En nuestro mundo, la mentalidad economicista distorsiona la mirada, confunde la capacidad de ponderar y tergiversa la acción. Por ejemplo, “si la tala de un bosque aumenta la producción, nadie mide en ese cálculo la pérdida que implica desertificar un territorio, dañar la biodiversidad o aumentar la contaminación” (Laudato Si’, n. 195). Cuando no se ha disfrutado de la sombra benéfica de un árbol, ni se ha captado la relación entre todos los seres vivos que habitan un bosque, se puede promover la tala indiscriminada de los bosques, simplemente guiados por el mezquino afán de lucro.

En su reciente visita a Puerto Maldonado (en la selva amazónica del Perú), el pasado mes de enero, el Santo Padre volvió a denunciar la cultura del descarte, “una cultura anónima, sin lazos, y sin rostros” en la que “los bosques, ríos y quebradas son usados, utilizados hasta el último recurso y luego dejados baldíos e inservibles”. Detrás de esa dinámica de muerte están “los falsos dioses, los ídolos de la avaricia, del dinero, del poder [que] lo corrompen todo. Corrompen la persona y las instituciones, también destruyen el bosque”. La voz del Papa se alzaba frente a los ídolos de la muerte, que tanto mal están causando a muchos hermanos nuestros, mientras Dios nos invita a cuidar la vida, que alienta en el árbol y en el bosque, en lo local y en lo global, en lo concreto y en lo universal.

La bondad de Dios hizo este mundo. Su amor y su gloria son causa de todo lo creado. Por eso es tan importante el compromiso con los bosques y con los árboles, vinculando las acciones personales con la dimensión estructural y recordando que, en realidad, “no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental” que requiere una respuesta integral (Laudato Si’, n. 139). Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotros? Sin ánimo de agotar el tema, sino más bien como una invitación a la creatividad y al compromiso, anoto algunas iniciativas que están al alcance de todos.

Una primera invitación es, sencillamente, dar un paseo sosegado por un bosque cercano o por un parque de nuestra ciudad. Eso nos ayudará a mejorar el talante contemplativo de nuestra vida. Po demos hacerlo en silencio y en soledad, o acompañados con alguna persona querida cuya amistad queramos cultivar. Empaparnos del bosque nos hará apreciar mejor el valor de cada árbol y de cada persona. Quizá queramos recoger frutos silvestres y regalarlos a alguna familia necesitada o a un comedor social. Otra propuesta es plantar un árbol. O cuidar una planta. O implicarnos en un huerto urbano. O crear un huerto propio en la terraza o el patio de nuestra casa, si las condiciones lo permiten. Podemos también explorar la posibilidad de involucrarnos en alguna iniciativa de consumo ecológico y solidario. De nuevo, apreciar el árbol y sus frutos nos ayudará a ver el bosque de este mundo globalizado y excluyente en el que nos ha tocado vivir.

Una tercera sugerencia se refiere al uso del papel. Sabemos que, para producir una tonelada de papel nuevo, se talan trece árboles y se vierten unos 20 metros cúbicos de agua residual. Por ello, todo lo que sea reducir, reutilizar y reciclar el papel que empleamos será una forma de cuidar los bosques. Y eso lo podemos hacer tanto a nivel personal como en el ámbito familiar, comunitario o social, sin olvidar la necesaria presencia pública para reclamar medidas estructurales que promuevan una cultura del reciclaje frente a la cultura del descarte.

En cuarto lugar, este tiempo de Pascua puede ser una buena ocasión para releer la encíclica del Papa Francisco Laudato Si’. Concretamente, podemos saborear el capítulo VI, que habla de la educación y espiritualidad ecológica. Allí, en los números 202-246, el Obispo de Roma nos ofrece indicaciones para apostar por otro estilo de vida, para una conversión según el Evangelio que beneficia a la humanidad y al ambiente, para dejarnos inundar por el gozo y la paz que Dios nos regala, para crecer en el amor civil y político, para apreciar la importancia de los signos sacramentales y el descanso celebrativo, para contemplar el misterio de la Trinidad y la relación entre las criaturas. Seguro que una lectura meditativa de estas páginas estimulará nuestra acción.

(Publicado en la revista La Verdad, de la Archidiócesis de Pamplona-Tudela)

articulos
Prev Next

La vergüenza ante monseñor Shao Zhumin

Autor: Bernardo CERVELLERA, sacerdote director de Asia News

Era de esperar.(...)

Leer más...

Sinodalidad humeante

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Más que Iglesia sinodal. Después de haber Leer más...

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...

Diálogo con condiciones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha sido noticia, una muy buena noticia, la absolución a Asia Bibi del cargo de blasfemia que se le imputaba. Esta(...)

Leer más...

La destrucción del catolicismo en Brasil…

Autor: Vicente MONTESINOS, escritor

El fenómeno de la realidad católica en Brasil; de la creciente ocupación de espacios religiosos por la sectas evangélicas en dicho país, y(...)

Leer más...

El Sínodo de la "sinodalidad"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Sínodo de los obispos sobre los jóvenes ha terminado y, salvo algunas expresiones folclóricas como la de ver a los obispos bailando,(...)

Leer más...

Papa Pablo VI: santo

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El domingo 14 de octubre fue canonizado en Roma por el Papa Francisco el Papa Beato Pablo VI junto al(...)

Leer más...

Pablo VI, santo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para sonrojo de la humanidad, recientes estadísticas han puesto de relieve que actualmente 821 millones(...)

Leer más...

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-,(...)

Leer más...

Soberanía de la Fe

Autor: Hernán VERGARA, escritor

Es difícil para los hombres de hoy, tomados por sus urgencias pasionales, por sus dificultades económicas, por(...)

Leer más...

Aquellas revelaciones sobre la gran apos…

Autor: Aldo María VALLI, periodista

"Ha llegado la hora de la gran apostasía. Leer más...

Monseñor Viganó responde al cardenal Oue…

Autor: Carlo María VIGANÒ, ex nuncio en Estados Unidos

En la memoria de los Mártires de América del Norte

Leer más...

El Evangelio diferente

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la Carta a los Gálatas San Pablo escribe: «No es(...)

Leer más...

Pablo VI y la FAO

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El domingo, en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el(...)

Leer más...

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4