Text Size
Viernes, Enero 24, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Avivar la llama del amor: Una tarea permanente

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

En su Mensaje para la Cuaresma, el Papa Francisco nos invitaba a incrementar la caridad en nuestras vidas. Sin duda que esta exhortación pontificia era la mejor forma de prepararnos para la Pascua, pero no solo. El amor cristiano no es exclusivo de unos días ni está sujeto a modas. Hemos aprendido de Cristo que el amor es constante o no lo es. Él, con su ejemplo, nos ha mostrado que, si no permanecemos arraigados en el amor, no podremos ser discípulos suyos. Mal lo haríamos entonces si en nuestras vidas el amor conociera tregua, si permitiéramos que su llama se apagara o fuera vacilante en nuestras almas.

Mostremos al mundo que con amor nada es imposible y sin amor nada es posible. Y conviene que el mundo se entere de esta verdad por el resplandor de nuestra vida. Es preciso que el mundo perciba, viendo actuar a los cristianos, que no es el dinero la fuente de una vida plena y dichosa. Lo que salvará al mundo de sus miserias será la caridad. Su fuego será el que derrita el frío glacial del pecado. Y esto porque la caridad es la sola fuerza capaz de frenar al mal, a la mediocridad, al individualismo, a la indiferencia, a la seducción de la riqueza, cuyas garras siguen lastimando sin piedad a tantos hermanos nuestros.

El que ama se asemeja a Dios. La caridad es un don suyo, por eso hay que pedirla diariamente en la plegaria. Pero también exige de nuestra parte un esfuerzo. Súplica y tarea. Dios enciende la llama del amor en nuestras almas y a nosotros nos corresponde custodiarla.

Si la caridad siempre fue necesaria, la hora presente, con su cúmulo de aflicciones, está exigiendo de nosotros un suplemento especial de amor. Y para ello es urgente que la caridad no se reduzca en nuestras vidas a un simple vocablo, usado hasta la saciedad pero sin respaldo real en las conductas. Es fundamental que el amor deje de ser una vaga teoría, un propósito abstracto, para pasar al ámbito del testimonio, de la vida concreta.

Actualmente, las estadísticas de la guerra y la violencia en el mundo están reclamando imperiosamente que se dilate la caridad, que nuestro estilo de vida abandone la senda de los caprichos veleidosos y se caracterice por una generosidad abierta a todos, nacida de un sincero amor al prójimo y llena toda ella de un espíritu de sacrificio y abnegación.

El mapa mundial del sufrimiento humano es hoy extenso y variopinto. Son innumerables las personas que viven en las periferias de muchas ciudades, hacinadas y cubiertas de desolación y abandono. Son cuantiosos los pueblos carentes de comida, de vestido y de casa. Sus problemas no se resuelven con discursos grandilocuentes. Lo que precisan es un amor activo, una solidaridad transformada en medidas concretas.

Todos esos niños privados de auxilio, toda esa increíble cantidad de desfavorecidos que llaman a las puertas de los países más pudientes, no pueden dejarnos insensibles. Han de interpelar nuestras conciencias y disponer nuestras manos a una ayuda generosa.

Las cuantiosas necesidades que atenazan a los pobres de la tierra nos han de llevar a tener los mismos sentimientos del Buen Samaritano de la parábola evangélica (cf. Lc 10,25-37), que no dejó tirado en la cuneta al que encontró maltrecho y agonizante. Por el contrario, lo socorrió con solícita caridad. Inspirado en ese ejemplo, el Papa Francisco ha hablado de la Iglesia como hospital de campaña, que atiende a cuantos se hallan desolados y menospreciados. En un hospital de ese tipo no hay burocracias paralizantes, ni prejuicios, ni pretextos. Hay solo cercanía, proximidad, prisas para no dejar a nadie al margen. Hay solo un amor que no se cansa, que se vuelca sin reparos en los más vulnerados y vulnerables.

Animados por esta imagen y siguiendo las huellas de Jesucristo, de quien era figura el piadoso samaritano, sanemos también nosotros las llagas de la humanidad doliente. Aprendamos bien esta lección para ponerla en práctica siempre. Reivindiquemos como misión propia esta labor de curar las heridas de cuantos se desangran por la penuria, el hambre, la imposibilidad de acceder al agua potable, la injusticia, la falta de sanidad, la corrupción, la soledad, el desempleo, la depresión… Es mucho lo que podemos y debemos hacer. El amor puede adquirir mil formas en nuestra vida para no permitir que nadie quede atrás.

Si por la pujanza de su amor la primitiva Iglesia logró despertar a una sociedad pagana que estaba sumida en el sopor de su egoísmo, también nosotros estamos llamados hoy a hacer lo mismo. Que sea la caridad, por tanto, el emblema de nuestra vida.

Si muchos solo piensan en ellos mismos, que nosotros, por el contrario, pongamos todo lo mejor de nuestra parte para salir de nuestra indolencia y ayudar a los menesterosos, dar consuelo a los afligidos, protección a los débiles, compañía a los que están enfermos o atribulados. Y todo ello no por mero interés, por una afanosa búsqueda de aplausos, por sed de un malsano protagonismo.

Lo nuestro es amar gratuitamente. Así lo aprendimos del Maestro y así iremos despojándonos del pecado que nos envejece para vestirnos de la novedad del Evangelio. Lo conseguiremos si oramos, si suplicamos a Dios que nos otorgue un corazón nuevo. Será el Espíritu de Cristo el que obre este milagro si lo pedimos con fervor en estos días y dejamos que sus dones fortalezcan y aviven en nosotros la llama pujante y redentora del amor.

articulos
Prev Next

¿Adversarios o hermanos en el Espíritu? …

Autor: Gerhrard L. MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La confusión mediática sobre(...)

Leer más...

Dadles vosotros de comer

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Se trata de un pasaje bien conocido, o, quizá, no tanto: lo hemos escuchado y(...)

Leer más...

El cardenal Hummes escribe a los obispos…

Autor: Aldo Maria VALLI, periodista

Las controversias de los últimos días sobre el libro del cardenal Sarah y el Papa emérito (¿o solo el cardenal Sarah?) en(...)

Leer más...

De nuevo, del libro bomba de Ratzinger y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Del libro, escrito conjuntamente por Joseph Ratzinger/Benedicto(...)

Leer más...

Un libro bomba. Ratzinger y Sarah le pid…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Se han visto. Se han escrito. Precisamente(...)

Leer más...

Prepararse para la persecución

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Tres países, tres tragedias. Y digo tres, pero podría añadir muchos más. Me refiero a Venezuela, Nicaragua y China. Podría añadir Cuba,(...)

Leer más...

Más frías las relaciones entre el Vatica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A seis días del asesinato en Bagdad(...)

Leer más...

Orad por España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Estamos en los comienzos de un nuevo Año y nos encontramos en(...)

Leer más...

Análisis en profundidad sobre la figura …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Álvaro Ginebreda, licenciado en Derecho y Filología clásica, Leer más...

Ser como Dios

Autor: Francisco Javier GARCÍA, químico

Cuenta el Libro del Génesis que la serpiente prometió a nuestros primeros padres que si comían el fruto del árbol prohibido serían(...)

Leer más...

Europa musulmana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El año que acabamos de terminar se despidió con la noticia de que once cristianos habían sido decapitados en Nigeria por los(...)

Leer más...

El papiro 7Q5 de Qumram, un hallazgo rev…

Autor: Laureano BENÍTEZ, biblista

En lo que respecta a la veracidad de los Evangelios, al tratarse de documentos escritos, las pruebas arqueológicas hay que buscarlas en el(...)

Leer más...

Thomas Merton. La experiencia de caer

Autor: Carlos J. DÍAZ, abogado

Aprovechando los días festivos,(...)

Leer más...

Visto para usted: Los dos Papas

Autor: Jorge OLIVERA, sacerdote

En un alto en nuestras ocupaciones y casi como una penitencia(...)

Leer más...

La increíble mente de G.K.Chesterton

Autor: Dale AHLQUIST, escritor

Probablemente habéis oído hablar de la historia de un chico que quería un trabajo en el zoo. El chico fue y preguntó al(...)

Leer más...

El último discurso del Papa a los carden…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

También esta vez, en el discurso que(...)

Leer más...

Navidad de esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Navidad fue siempre un tiempo de tregua en las guerras, una pausa en la que incluso los cañones callaban. El hombre volvía, aunque(...)

Leer más...

La Ponficia Comisión Bíblica pregunta: "…

Autor: Edward PENTIN, periodista

Los autores de un nuevo y extenso estudio de antropología bíblica publicado por la Pontificia Comisión Bíblica, ofrece a los teólogos y catequistas(...)

Leer más...

Nada te turbe

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En periodismo se dice que no es noticia que un perro muerda a un hombre, sino que un(...)

Leer más...

Prueba de cónclave. El próximo Papa toma…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos actos recientes del papa Francisco han(...)

Leer más...

Del diario de Ratzinger. Buenas y malas …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A fines de noviembre se reunió en(...)

Leer más...

El nuevo malthusianismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque las fechas invitan a la paz, las tensiones no cesan. 15 estados de Estados Unidos han modificado su legislación para que(...)

Leer más...

Iglesia al borde del cisma en China. La …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Por España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En una Instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal(...)

Leer más...

La esperanza no defrauda

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Me ha impresionado mucho la carta al Papa que ha dado a conocer el editor de la revista The Remnant, Michael Matt.(...)

Leer más...

¡Alcanzamos la cifra de 1935 mártires!

Autor: Jorge LÓPEZ TEULÓN, sacerdote

La Santa Sede ha anunciado en la mañana de hoy(...)

Leer más...

Adolescencia y pornografía

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En artículos anteriores ya he hecho referencia cómo en La Rioja(...)

Leer más...

Arde Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre se encuentra ya en Japón en el momento en que escribo este artículo, pero no se sabe nada aún del(...)

Leer más...

Iglesias cada vez más vacías. Estados Un…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La soledad del Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A veces resulta muy difícil recordar que existe el bosque cuando ves tantos árboles delante. San Francisco, decía Chesterton, fue de los(...)

Leer más...

Los obispos de Estados Unidos y la conci…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Una de las peculiaridades más interesantes de las Asambleas Plenarias(...)

Leer más...

La acción de San Pablo en el Areópago

Autor: Leonardo LUGARESI, profesor de Teología

El primer punto sobre el(...)

Leer más...

Verdad y caridad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El divorcio es siempre una tragedia. Nadie normal se casa para divorciarse. Así lo reconoce la Iglesia, que en el número 2384(...)

Leer más...

La naturalización de lo antinatural

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Uno de los datos definitorios de la(...)

Leer más...

Idolatría, escándalo

Autor: José Luis AZCONA, obispo emérito de Marajó (Brasil)

El día 25 de octubre, dos(...)

Leer más...

El papel de la religión en la aparición …

Autor: Francisco GARCÍA, químico

El descubrimiento de las culturas sumeria, egipcia y del Indo llevó a algunos arqueólogos a(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4