Text Size
Jueves, Abril 26, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

ultimasnoticias

Los obispos de México piden que se vote teniendo en cuenta los principios no negociables

La Conferencia del Episcopado Mexicano pide a sus fieles que, de cara a las próximas elecciones, busquen el «bien posible» y eviten a toda costa el mal menor. Y para ello recuerdan los principios no negociables: defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, matrimonio heterosexual y monogámico, libertad religiosa y centralidad de los más pobres y excluidos.

Comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Queridos hermanos y hermanas de la Iglesia que peregrina en México:

1. Participar en la vida cívica y política de nuestras comunidades es una obligación ciudadana y cristiana que no podemos ni debemos obviar. Sólo participando podemos transformar positivamente nuestra nación, en fidelidad a sus orígenes y a su destino histórico.

Durante el presente año se realizarán elecciones en las que se renovarán más de 3 mil cargos públicos en 30 entidades federativas, incluyendo al Presidente de la República, a los Senadores, a los Diputados federales, a 9 gobernadores, a más de 1000 alcaldes y una parte importante de los diputados locales. Sin embargo, lo más relevante es que cerca de 90 millones de mexicanos, mayores de 18 años, podremos emitir nuestro voto de manera libre y secreta.

A continuación deseamos compartirles algunos elementos que ayuden al discernimiento personal y comunitario que cada fiel cristiano está llamado a hacer para cumplir con la obligación moral de elegir a sus gobernantes y legisladores.

2. En la actualidad, como en otros momentos debemos recordar que «en las situaciones concretas, y teniendo siempre en cuenta la solidaridad que nos es debida, es necesario reconocer una legítima variedad de opciones [políticas] posibles. Una misma fe cristiana puede conducir a compromisos diferentes.» (Cfr. Paulo VI, Octogesima Adveniens, 50). Esto quiere decir que la fe cristiana trasciende las propuestas políticas concretas y deja en libertad a los fieles, para que elijan en conciencia de acuerdo a los principios y valores que han descubierto en la experiencia de la fe.

Jesucristo, núcleo central de nuestra fe, nos revela verdades fundamentales que también son accesibles a la razón humana y que ayudan a que la vida de todos sea más digna y libre: el respeto que merecen las personas desde el momento de la fecundación y hasta la muerte natural; la importancia del matrimonio heterosexual y monogámico; la vigencia de la más plena libertad para vivir de manera individual y asociada de acuerdo a nuestras opciones en conciencia en materia religiosa; la centralidad ética y social que poseen los más pobres y excluídos de nuestras sociedades, etcétera.

3. En el escenario concreto que vivimos, cuando los valores fundamentales palidecen, es preciso hacer el esfuerzo de un discernimiento crítico que nos permita optar en conciencia por quienes puedan realizar en lo posible el auténtico bien común. Por lo que exhortamos, a todos los cristianos y personas de buena voluntad, a:

  • Participar cívicamente: entre más ciudadanos participen organizadamente en las elecciones, más posibilidades habrá de que nuestra sociedad madure y sea corresponsable en la gestión del bien común. Todos debemos alentar la participación.
  • Orar en familia y en comunidad: para que la próxima jornada electoral se realice, en paz y armonía, y sea al mismo tiempo, una gran ocasión para que desde la fe todos podamos mostrar nuestro compromiso con México, es decir, con el pueblo real, que hoy se encuentra, en diversas regiones y en difíciles circunstancias, sufriendo.
  • Buscar el «bien posible»: hay que evitar a toda costa elegir en base al «mal menor». En la enseñanza de la Iglesia el mal moral no puede ser elegido nunca ni como fin ni como medio. El principio del «mal menor» sólo aplica cuando los males en juego son de orden físico, no moral. En contextos complejos e imperfectos lo que debe imperar es la búsqueda del «bien posible» que aunque sea modesto, todos estamos obligados a procurar. En un proceso electoral como el que tendremos, esto significa que la conciencia cristiana debe discernir cual de las opciones puede generar un poco más de bien, tomando en cuenta la complejidad de las circunstancias. Hacer el «bien posible» significa impulsar lo que aporte al bien común, a la paz, a la seguridad, a la justicia, al respeto a los derechos humanos, al desarrollo humano integral y a la solidaridad real con los más pobres y excluidos.
  • Elegir a las personas: en todos los partidos podemos encontrar personas más o menos comprometidas con el bien común. Por ello, es necesario discernir por quién votar. Lo prudente y responsable es buscar para cada puesto de elección popular a la persona más idónea y no dejarnos manipular para que votemos en bloque por un solo tipo de propuesta, de manera irreflexiva y mucho menos bajo alguna modalidad de «compra de voto». Entre más libertad exista al momento de elegir, más capacidad tendremos al momento de exigir.

El México que queremos es posible: y requiere fundamentalmente de un gobierno que trabaje con honestidad y eficacia; pero también, de ciudadanos participativos que den seguimiento a los procesos de Justicia, Fraternidad y Paz. El voto de los mexicanos, debe producir Gobernantes y autoridades responsables; y generar una opinión cívica crítica. Pues en el ejercicio ordinario de los funcionarios, nuestro voto exige el sano control sobre nuestros políticos: en su remuneración y gratificaciones, en los gastos de partidos y publicidad, en los proyectos y obras públicas, en el control de la corrupción, la ilegalidad y la eliminación de arbitrariedades.

4. Sólo la presencia participativa, de manera constante y solidaria en la vida de nuestro país, destierra gradualmente la violencia, la corrupción, la impunidad y el compadrazgo. Es tiempo de que los católicos, acompañados de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, trabajemos comprometidamente por un México más próspero y pacífico, más solidario y participativo, más atento al rostro de los más pobres y menos cómplice de quienes los olvidan, los manipulan o los marginan.

5. Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive y Patrona de nuestra libertad, interceda por nosotros, para que trabajemos sin desfallecer por la unidad y soberanía de nuestro pueblo; por la promoción y defensa de nuestras comunidades y familias; y por reintegrar en su dignidad a todos aquellos, hermanos nuestros que hayan sufrido alguna vejación, discriminación o inequidad. Que Ella preserve la paz en nuestra Patria, nos dé buenos gobernantes y nos permita descubrir los caminos de justicia, reconciliación y esperanza por los que como sociedad debemos transitar desde el momento presente.

- Por los obispos mexicanos

Ciudad de México, a 19 de marzo de 2018

+ Card. José Francisco Robles Ortega

Arzobispo de Guadalajara

Presidente de la CEM

+ Mons. Alfonso Miranda Guardiola

Obispo Auxiliar de Monterrey

Secretario General de la CEM

articulos
Prev Next

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Un símbolo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay un pasaje muy revelador en Leer más...

El charlatán Hawking

Autor: Salvador SOSTRES, periodista

La profunda estupidez de nuestra era se concreta en las estupefacciones(...)

Leer más...

Más sobre la carta de Benedicto XVI. Hay…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todavía no tiene un final la historia(...)

Leer más...

Los primeros cinco años del Papa Francis…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco ha cumplido cinco años al frente de la Iglesia. Cuando él empezó su pontificado dijo en varias ocasiones que éste(...)

Leer más...

Reza por mí

Autor: Miguel Ángel ROBLES, periodista

Rezar es una conversación con los que ya no están, el recuerdo de los que te(...)

Leer más...

El doble "prejuicio tonto". El texto ínt…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La oficina de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Educar para un uso responsable y solidar…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Quien haya ido a Zimbabwe, Yibuti, Haití, Malí, Somalia o Eritrea, por citar algunos nombres(...)

Leer más...

La huelga de la Virgen María

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Alguien(...)

Leer más...

Iglesia y libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana han tenido lugar dos hechos que, aunque distantes en el espacio y distintos en su contenido, apuntan en la misma dirección:(...)

Leer más...

Rocco Buttiglione: "No he escuchado resp…

Autor: Francisco José DELGADO, sacerdote

Ayer, 7 de marzo, se celebraba en la(...)

Leer más...

La profecía del padre Benson

Autor: Eduardo GÓMEZ, escritor

Allá por 1907, un brillante escritor, el converso sacerdote católico Robert Hugh Benson, escribió una(...)

Leer más...

Conciencia y gracia: Una meditación cuar…

Autor: George WEIGEL, escritor

Las Escrituras de la Cuaresma, en la liturgia diaria de la Iglesia, invitan a dos reflexiones relacionadas entre sí.(...)

Leer más...

¿Dónde están los pobres?

Autor: Irenaeus DUNLEVY, dominico

«Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y(...)

Leer más...

Dos buenas noticias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay semanas en que no gana uno para sustos. Hay otras en que los disgustos son suavizados por noticias buenas e incluso muy(...)

Leer más...

El desafío contemporáneo a la Iglesia y …

Autor: Thomas G. WEINANDY, teólogo

Es cierto que la Iglesia posterior(...)

Leer más...

Qué hay de malo en la declaración de los…

Autor: Edward CONDON, teólogo

Para asombro y consternación de muchos católicos, la conferencia episcopal alemana(...)

Leer más...

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4