Text Size
Jueves, Octubre 18, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Conciencia y gracia: Una meditación cuaresmal

Autor: George WEIGEL, escritor

Las Escrituras de la Cuaresma, en la liturgia diaria de la Iglesia, invitan a dos reflexiones relacionadas entre sí. Las semanas que preceden a la Pascua nos llaman a caminar hasta Jerusalén en imitación de Cristo para que también nosotros podamos ser bendecidos en Pascua con el agua bautismal y enviados al mundo en misión. Las semanas anteriores a ellas, inmediatamente posteriores al Miércoles de Ceniza, proponen un serio examen de conciencia: ¿qué hay en mí que está roto?, ¿qué me está impidiendo ser el discípulo misionero que fui bautizado para ser?

En esta Cuaresma, dicho examen de conciencia podría muy bien incluir alguna seria reflexión sobre lo que significa la “conciencia”.

Este asunto, que suele ser polémico, ha regresado al centro del debate católico global gracias al próximo quincuagésimo aniversario de Humanae Vitae (la profética encíclica del Beato Pablo VI sobre los medios moralmente lícitos de planificación familiar) y a la discusión en curso suscitada por la exhortación apostólica del Papa Francisco sobre el matrimonio, Amoris Laetitia. En ese debate se han escuchado voces que sugieren una idea extraña, incluso peligrosa, de la conciencia: bajo ciertas circunstancias, la conciencia podría permitir o incluso exigir que una persona haga cosas que la Iglesia ha enseñado constantemente que son intrínsecamente malas, como usar medios artificiales de anticoncepción o recibir la Sagrada Comunión mientras se hace vida marital en una unión que no ha sido bendecida por la Iglesia.

Quienes proponen esta idea de “conciencia” nos obligan a admitir tres cosas:

-que la vida espiritual y moral es un proceso;

-que cuando la Iglesia enseña que algunas cosas son, sencillamente, malas y que ninguna combinación de intenciones y consecuencias puede hacerlas buenas, la Iglesia está proponiendo un “ideal” al cual tal vez no sea siempre posible dar la respuesta más “generosa”;

-y que los confesores y directores espirituales deben guiarnos, con compasión y discernimiento, por los caminos, a menudo pedregosos, de la vida moral.

Ninguna persona razonable rechazaría esta última afirmación. Agradezco haber sido beneficiario de esa comprensiva orientación, y más de una vez. Pero las otras dos afirmaciones parecen problemáticas, por decirlo suavemente.

Si, por ejemplo, a la vista de mis circunstancias vitales, la “conciencia” puede ordenarme que utilice medios anticonceptivos artificiales, ¿por qué no podría la conciencia permitirme, o incluso exigirme, que estafe a mis clientes si mi negocio está en quiebra y mi familia padecería las consecuencias del fracaso aunque yo trabajase para conseguir una situación financiera mejor y más honrada? ¿Por qué la “conciencia” no podría permitirme, en mi camino hacia el “ideal”, disfrutar del sexo extramatrimonial mientras mi esposa y yo intentamos arreglar nuestro matrimonio? Dentro de esa idea según la cual la “conciencia” puede permitirnos o incluso exigirnos hacer algo que siempre se entendió como malo y punto, ¿dónde está el cortocircuito que impediría a una pareja “discernir” que un aborto es la mejor solución a las dificultades de llevar a término el embarazo de este niño no nacido, aunque en futuras circunstancias aceptasen el “ideal” y diesen la bienvenida a la familia a otro hijo?

Lo que se está afirmando además -a saber: que Dios puede pedirme, por medio de mi conciencia, que haga cosas contrarias al magisterio de la Iglesia- rompe peligrosamente el vínculo entre Dios, la autoridad magisterial de la Iglesia y la conciencia.

Cristo prometió que conservaría a la Iglesia en la verdad (Jn 8, 32; 16, 13). ¿Se ha roto esa promesa? El  Concilio de Trento enseñó que siempre es posible, con la ayuda de la gracia de Dios, cumplir los mandamientos: que Dios quiere nuestra transformación y nos ayuda en el camino a la santidad. ¿Ha sido anulada esta enseñanza? ¿Ha sido sustituida por un “cambio de paradigma” hacia ese subjetivismo radical que ha vaciado a la mayor parte del protestantismo progresista de todo contenido espiritual y moral? El Vaticano II enseñó que dentro de mi conciencia hay “una ley inscrita por Dios” (Gaudium et Spes, 16). ¿Me está diciendo Dios ahora que puedo violar la verdad que Él escribió en mi corazón?

Sugerir que la Iglesia enseña “ideales” que son imposibles de vivir devalúa el poder de la gracia y vacía la vida moral del drama que Dios mismo introdujo en ella. La Cuaresma no nos llama a confesar que no hemos conseguido estar a la altura de un “ideal” inalcanzable; la Cuaresma no nos llama a autoexculparnos como los fariseos en Lucas 18, 10-14, que no se fueron de allí justificados. La Cuaresma nos llama a aceptar la humildad del publicano del Evangelio y a confesar que hemos pecado, sabiendo que la misericordia de Dios puede sanar lo que está roto en nosotros si cooperamos con su gracia.

articulos
Prev Next

El Evangelio diferente

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la Carta a los Gálatas San Pablo escribe: «No es(...)

Leer más...

Pablo VI y la FAO

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El domingo, en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el(...)

Leer más...

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...

Texto íntegro de la carta de monseñor Vi…

TESTIMONIO de Mons. Carlo Maria Viganò Arzobispo titular de Ulpiana Nuncio Apostólico

Leer más...

La Iglesia en la encrucijada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha terminado el Congreso previo a la Jornada de las Familias en Dublín, un Congreso diferente a los demás, por los acontecimientos que han acontecido antes e(...)

Leer más...

Sacerdotes y obispos homosexuales. Ni "s…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Homosexuales" y "obispos": éstas son las dos(...)

Leer más...

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4