Text Size
Lunes, Marzo 25, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

¿Dónde están los pobres?

Autor: Irenaeus DUNLEVY, dominico

«Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba todos los días espléndidas fiestas. Y un pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su puerta, cubierto de llagas, deseaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico... y hasta los perros venían y le lamían las llagas.» (Lc 16, 19-21).

Un estudio de 2009 titulado: «La continua relevancia de los ingresos familiares en relación con la práctica religiosa,» muestra una estadística preocupante: Los pobres no van a Misa.

Los católicos que ganan menos de 30.000 dólares son drásticamente más propensos a no presentarse el domingo en el templo. ¿Y esto por qué?

El estudio analiza múltiples variantes, esperando afinar en las causas de esta ausencia de la liturgia. Los viajes, los horarios de trabajo, la estabilidad familiar, contribuyen en apariencia a las tendencias centrífugas y, por lo tanto, es difícil determinar cuál es la causa y la raíz.

Sin embargo, el estudio proporciona una sugerencia preocupante: «La atmósfera social de muchas parroquias ya no invita a los católicos de bajos ingresos.»

Matthew Schmitz, editor principal de First Things, avanza una discusión según la cual la ausencia de la belleza litúrgica crea la ausencia de los pobres.

La disminución de la asistencia de los pobres es consecuencia del auge del modernismo en el arte de la Iglesia, en la liturgia y en la arquitectura después del Concilio Vaticano II.

Esta tendencia favorece las obras abstractas y teóricas en lugar de las creaciones clásicas y tradicionales, haciendo que la belleza no sea accesible a todos los miembros de la Iglesia.

El arquitecto Duncan Stroik reconoce que los pobres se ven especialmente afectados por esta tendencia: «Los pobres tienen necesidad de la belleza para ennoblecerlos, para levantarlos de la ciénaga de este mundo caído.»

La Iglesia enseña que la «opción preferencial por los pobres» debe priorizar la dimensión espiritual de la persona.

San Juan Pablo II escribe: «Esta opción no se limita a la pobreza material, ya que es bien sabido que hay muchas otras formas de pobreza, especialmente en la sociedad moderna, no sólo la económica sino también la cultural y espiritual.»

Esto exige que alimentemos el hambre de los pobres, no sólo con la comida corporal, sino también incentivando el apetito de los bienes espirituales mediante la belleza y la comunión.

El estudio de 2009 reconoce el daño de las soluciones tecnocráticas: «Los esfuerzos parroquiales dirigidos a ayudar a los pobres pueden, incluso crear una barrera para la participación religiosa de los católicos de bajos ingresos, en consonancia con la observación de un estudio anterior, según el cual los servicios sociales basados ​​en la fe, pueden reforzar una división jerárquica entre quienes los brindan y quienes los necesitan».

El peligro estriba en que los esfuerzos del servicio asistencial puedan generar una relación proveedor-receptor en lugar de una comunión de caridad.

La verdad se empobrece si los ricos y los pobres no comparten la comunión en la Iglesia. En lo más profundo de nuestra realidad, todos nos arrodillamos como mendigos delante de Dios.

Tanto Warren Buffett como el pobre anónimo, dependen completamente de Dios para su existencia y sustento. «Sin Mí no podéis hacer nada.» (Jn 15, 5). «¿Qué tienes que no hayas recibido?» (1 Cor 4, 7). Perder de vista esta pobreza existencial lastima a todos los involucrados.

Compartir algo hermoso nos une. En la fiesta de la Anunciación hace unos años, sucedió algo hermoso, que cambió Michigan Avenue, la calle contigua a los muros de nuestro Priorato: Un cielo oscuro presagiando tormenta, se vislumbraba goteando junto al sol poniente.

La explosión de belleza detuvo a todos en la calle. Todos nos pusimos de pie uno al lado del otro, mirando en la misma dirección, disfrutando de la misma impresión con la misma simpatía que causa la mañana de la Navidad.

De una manera natural, nos sentíamos unidos al recibir ese regalo de Dios. Incluso más allá de esta maravilla terrenal, de una manera sobrenatural, podemos unirnos ante el don de la Eucaristía, con toda su belleza y toda su gracia.

Los suntuosos banquetes del hombre rico no fueron los que le condujeron a la condena. Tampoco fue su negativa a echar los restos de su comida a Lázaro y a los perros.

El hombre rico, bendecido por Dios con esos bienes, no compartió la belleza y bondad de su banquete.

Pablo VI escribe que la verdadera comunidad humana se da «cuando el pobre Lázaro puede sentarse con el rico en la misma mesa del banquete.» (Populorum Progressio, 47). Y la Santa Misa es donde esto debería ser más cierto.

articulos
Prev Next

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...

El doble juicio del cardenal Pell

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El veredicto de culpabilidad contra el cardenal Pell en Australia, que será recurrido, plantea interrogantes graves sobre la presión mediática en juicios sobre(...)

Leer más...

Mujeres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 8 de marzo se ha convertido desde hace años en un referente mundial para(...)

Leer más...

La lección de Caín y Abel

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre pederastia en la jerarquía de la Iglesia, que se ha celebrado en Roma, ha tenido como concepto clave por parte(...)

Leer más...

Segundo día de la cumbre. Con nuevas acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A continuación presentamos cinco apuntes del cuaderno(...)

Leer más...

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4