Text Size
Jueves, Julio 29, 2021
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean tantas y de tal calibre que terminen por hacer inútil la regla.

El Código de Derecho Canónico, promulgado por San Juan Pablo II, establece en el canon 844 parágrafo 4, lo siguiente sobre la posibilidad de dar la comunión a no católicos: “Si hay peligro de muerte o, a juicio del Obispo diocesano o de la Conferencia Episcopal, urge otra necesidad grave, los ministros católicos pueden administrar lícitamente esos mismos sacramentos también a los demás cristianos que no están en comunión plena con la Iglesia católica, cuando éstos no puedan acudir a un ministro de su propia comunidad y lo pidan espontáneamente, con tal de que profesen la fe católica respecto a esos sacramentos y estén bien dispuestos”. Es decir, la Iglesia, que en el parágrafo 1 de ese mismo canon ha dejado claro que los ministros católicos sólo pueden administrar los sacramentos a los fieles católicos, contempla excepciones; éstas pueden ser las ligadas a la inminencia de la muerte o a “otra necesidad grave”.

Hasta ahora, esa necesidad grave se había aplicado, por ejemplo, a los ortodoxos que viven en países donde no hay iglesias de su confesión y sí hay iglesias católicas, y viceversa. Nunca, sin embargo, se había aplicado a la posibilidad de dar la comunión a los luteranos. Es una vieja reivindicación de un sector de la Iglesia en Alemania, la posibilidad de que los luteranos puedan comulgar cuando van a una misa católica, lo cual sucede a veces cuando están casados con un católico. La Iglesia siempre había rechazado esta posibilidad, alegando que, si el luterano quería comulgar porque creía en la presencia real de Cristo en la Eucaristía, lo que tenía que hacer era convertirse al catolicismo, puesto que nadie en Alemania se lo impediría. De hecho, conozco varios casos en los que esto ha sucedido. Ahora, la Conferencia Episcopal alemana ha aprobado que esa comunión sea posible, acogiéndose a la excepción que prevé el canon 844.4, con la condición de que se vea el asunto con un sacerdote y que se acepte la presencia real del Señor en la forma consagrada.

La primera cuestión que se me ocurre es que eso se va a generalizar y la comunión va a ser distribuida a todo el mundo, católico o no, que se ponga en la fila para comulgar. La segunda es que se suprime de hecho, al menos para los no católicos, la exigencia de ir a comulgar en gracia de Dios, puesto que a ellos no se les pide la confesión previa si es que están en pecado mortal, entre otras cosas porque no pueden recibir esa confesión y probablemente tampoco quieran recibirla. Pero, sobre todo, estamos ante la misma situación que se plantea con la posibilidad de dar la comunión a los divorciados vueltos a casar: la desaparición en la práctica de la fe en la presencia real del Señor en la Eucaristía, aunque en teoría se siga exigiendo esa fe al luterano que comulga. Si la Eucaristía es una cosa (un alimento, por ejemplo) o un símbolo (de fraternidad o de amistad), no veo problema en que eso suceda; pero si la Eucaristía es una persona, si es Alguien y no algo, habrá que tener en cuenta los deseos de esa persona antes de que se produzca la “comunión” con ella. ¿Quiere Cristo ser recibido en nuestra casa estando en pecado mortal? ¿Se puede recibir a alguien en el propio hogar cuando se han roto las relaciones con él porque se le ha ofendido gravemente y no se está dispuesto a rectificar? ¿No sería eso añadir una nueva ofensa, una especie de secuestro? Habrá quien diga que a Cristo no le importa entrar en la casa de una persona que se encuentra en pecado mortal, porque entraba en las casas de los publicanos y en las de los fariseos. No hay que olvidar que si hacía eso era para que se convirtieran y no para bendecir su pecado y que siguieran haciendo lo mismo que hacían. Además, la Iglesia desde el principio dejó claro que comulgar en pecado mortal era “comer y beber la propia condenación” y eso lo dijo nada menos que el apóstol más admirado por los protestantes, el gran San Pablo, en su primera carta a los Corintios (1Cor 11, 29).

Cristo está en la Eucaristía y tiene derechos. El primero de ellos es el de ser recibido con un mínimo de dignidad por aquel al que el Señor le hace el honor de entrar en su casa. Para comulgar hay que estar en comunión con aquel con el que se comulga. Esa comunión previa a la otra comunión, a la sacramental, exige asumir la fe católica en su plenitud -y, por lo tanto, hacerse católico- y estar en gracia de Dios. Las excepciones por causas graves pueden existir, pero no se pueden transformar en un coladero que destruya la regla, que profane la Eucaristía y que ofenda gravemente a nuestro Señor. Vuelvo a decir lo que ya comenté hace dos semanas: algunos parece que tienen mucha prisa y están practicando la política de hechos consumados para que no haya vuelta atrás. Quizá sepan algo que los demás no sabemos.

articulos
Prev Next

Todo un mes con la Virgen María

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Mayo es el mes mariano por excelencia. En este(...)

Leer más...

Una semana decisiva

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Cuando estamos a punto de entrar en la semana decisiva en la que se puede consumar, Dios no lo quiera, el cisma en Alemania,(...)

Leer más...

La enfermedad da la cara

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Ésta ha sido una semana complicada. Empezó con un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, avalado, por supuesto, por el(...)

Leer más...

En la boca del lobo

El Papa ha ido, y lo que es más importante, ha vuelto de Irak. Se ha metido en la boca del lobo y ha salido ileso de ella. No sólo ileso, ha salido triunfador. Había más que preocupación, había(...)

Leer más...

El mundo sin Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa”. Es una frase de Chesterton que sirve como profecía de lo(...)

Leer más...

Impulsar la justicia social

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde 2008, y convocado por las Naciones Unidas, cada 20 de febrero se conmemora el Día Internacional(...)

Leer más...

Alemania, penúltimo acto

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque no hay confirmación oficial, los obispos alemanes habrían presentado ya en el Vaticano, para que fueran estudiadas, algunas de las propuestas aprobadas en(...)

Leer más...

Biden también divide a la Iglesia

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La revista dedicó la portada(...)

Leer más...

La verdadera unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos ha generado un auténtico terremoto en la Iglesia católica de ese país.(...)

Leer más...

Tres encíclicas, tres relaciones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde(...)

Leer más...

Una sociedad de asesinos

Autor: Francisco J. CARBALLO

Con 198 votos a favor (PSOE, Podemos, BNG, ERC, Junts per Catalunya, Más País, Bildu, PNV, CUP, Ciudadanos), 138 en contra(...)

Leer más...

Ministerios laicales

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Papa ha modificado un artículo del Código de Derecho Canónico, el 230.1, permitiendo que los laicos, hombres y mujeres, que sean considerados aptos(...)

Leer más...

Iguales en los derechos, en los deberes …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hablar(...)

Leer más...

Las mujeres al servicio del Evangelio

Autor Benedicto XVI, Papa

Queridos hermanos y hermanas: Llegamos(...)

Leer más...

Buenas y malas personas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Escribo estas líneas en los últimos días de las(...)

Leer más...

Violencia y violencias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana, sin duda, ha sido la toma del Congreso norteamericano por una multitud de seguidores del aún presidente Trump. Me(...)

Leer más...

"Annus horribilis" para la Secretaría de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Sobre lo que queda de la mítica y omnipotente(...)

Leer más...

Nacer esta Navidad

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Las fiestas de Navidad suponen la alegre conmemoración del(...)

Leer más...

La corrupción de la libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Le creó como un animal, del género homo y de la especie sapiens, pero que(...)

Leer más...

San Ambrosio y San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El arzobispo emérito de Philadelphia, monseñor Chaput, ha intervenido en una cuestión que está generando mucha polémica en Estados Unidos: la posibilidad de que(...)

Leer más...

Ante el debate sobre la ley de eutanasia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El próximo día 17, jueves, parece(...)

Leer más...

Fraternidad universal y derechos humanos

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La fecha del 10 de diciembre, aniversario de la(...)

Leer más...

Un Adviento diferente

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote FM

Estamos ya en Adviento y parece como si este año todo girara en torno a la epidemia del virus Covid. Y me refiero no(...)

Leer más...

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4