Text Size
Too many requests
Viernes, Febrero 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El país imaginario visitado por Mons. Marcelo Sánchez Sorondo

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, sobre el régimen comunista chino son asombrosas y es necesario leerlas más de una vez para creer que un prelado católico ha podido pronunciarlas.

Es muy significativo que el obispo nos cuente que su opinión sobre el régimen chino no viene de hablar con los cristianos perseguidos en China, que tan bien conocen lo que está sucediendo, sino de una visita que realizó a China el mes pasado y de la que, según parece, volvió entusiasmado. Como es sabido, desde tiempos de Stalin, los países comunistas acostumbran a invitar a incautos periodistas, científicos y pensadores occidentales progresistas, para que vieran con sus propios ojos el paraíso comunista. Lo que no sabían (o preferían no saber) esos occidentales era que lo que se les enseñaba estaba siempre cuidadosamente preparado para dar una imagen falsa de prosperidad, libertad y felicidad, incluso en las épocas de las más terribles hambrunas y de las purgas estalinianas. Parece ser que Monseñor Sánchez Sorondo ha caído en esa trampa tan antigua, prefiriendo creer en el teatrillo que el gobierno le ha mostrado y no en la realidad que nos cuentan los católicos chinos clandestinos.

El obispo nos dice, por ejemplo, que los comunistas chinos son “los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia“. No es fácil entender en qué sentido la opresión tiránica de un régimen totalitario que controla por completo toda la sociedad, la prohibición y la represión violenta de cualquier disenso, la censura de todos los medios de comunicación o el ateísmo materialista oficial realizan inmejorablemente la enseñanza de la Iglesia.

Tampoco parece estar muy conforme con la doctrina social de la Iglesia la persecución de los católicos, protestantes, musulmanes y otras religiones asiáticas (como el movimiento Falun Gong). De forma habitual, los obispos, sacerdotes y fieles son vigilados, detenidos, secuestrados [6], encerrados en campos de reeducación, castigados y exilados, se ponen todos los obstáculos posibles a los padres para que transmitan la fe a sus hijos y a la catequesis, las iglesias se derriban con cualquier excusa y no se permite construir otras, se destruyen las cruces, no se permite la entrada de misioneros católicos de otros países, se persigue cualquier expresión pública de catolicismo y el régimen solo está dispuesto a tolerar el catolicismo si se compromete a poner por encima de los principios católicos las directrices que imponga el gobierno comunista, como hace ya la Asociación Patriótica “católica” cismática.

También ha afirmado el prelado que el régimen comunista está “defendiendo la dignidad de la persona“. De nuevo, sería de agradecer que Monseñor nos explicase en qué sentido sucede eso, teniendo en cuenta que China tiene una gran cantidad de presos políticos, vulnera constantemente el derecho a la libertad religiosa, mantiene invadido y oprimido un país entero y persigue a las minorías. Es también el país con más condenas a muerte del mundo (algunos dicen que empatado con Irán), dándose además el caso de que esas penas de muerte no tienen la más mínima transparencia, sino que el Partido Comunista oculta cualquier información sobre ellas, de manera que es de suponer que los abusos relacionados sean inmensos.

A esto se suma, como es conocido, la terrorífica política de natalidad que lleva cuarenta años aplicándose en China: la famosa política de un solo hijo, que recientemente se ha modificado ligeramente para convertirse en la política de los dos hijos, tras constatar sus terribles resultados perniciosos para el país. Esta política ha causado innumerables esterilizaciones, abortos forzados, infanticidios y la tasa de suicidios femeninos más alta del mundo, además de castigos terribles para los la incumplieran. Se calcula que el número de abortos en estos años ronda los quinientos millones, una cifra aterradora, pero que, aparentemente, Monseñor Sánchez Sorondo no considera incompatible con “defender la dignidad de la persona”.

Asimismo, el prelado considera que los comunistas chinos están “asumiendo un liderazgo mundial que otros han dejado“. ¿Y en qué consiste este liderazgo mundial tan extraordinario? ¡En que limitan las emisiones de carbono! Dejemos a un lado el hecho de que China es actualmente el país que más contamina del mundo [23] y que los gestos de cara a la galería de carácter propagandístico no cambian esa situación. En cualquier caso, que un obispo pase por alto las gravísimas vulneraciones de la dignidad humana que comete de forma cotidiana el régimen de Pekín con la excusa (además, falsa) de que es un régimen muy ecológico resulta tristísimo.

Finalmente, el obispo nos asegura que los chinos “tienen una calidad moral que no se encuentra en muchos lados” y que, entre ellos, “la economía no domina la política“. Es sorprendente escuchar estas cosas en boca de alguien culto como Monseñor Sánchez Sorondo. Parece ser que ignora que el principio fundamental de la ideología comunista es que toda la historia humana está determinada por la economía. La superestructura cultura, religiosa y política (por usar la terminología marxista) no es más que una consecuencia o incluso una excrecencia de la infraestructura económica, que es lo que verdaderamente importa y debe imperar sobre lo demás. El Partido Comunista de China ha abandonado muchos dogmas marxistas y maoístas, pero si mantiene alguno es el de la primacía de la economía, ya sea colectivista, como antes, o capitalista de Estado como la de ahora, sobre otros temas “menos importantes” como la religión o la moral.

Como conclusión, solo cabe decir que el país visitado por Monseñor Sánchez Sorondo es un país imaginario, no más real que los encontrados por Gulliver en sus viajes. Por desgracia, no se trata de una mera fantasía inocua, sino que conlleva un gravísimo desprecio por los sufrimientos de tantos católicos que han preferido arrostrar la persecución antes que ser infieles a la Iglesia.

articulos
Prev Next

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...

Silencio, se mata

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Silencio, se rueda” es la frase típica cuando se está grabando una película. En los hospitales abundan los carteles de enfermeras con un(...)

Leer más...

Del individualismo a los constructores d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, FIDA y PMA

Las palabras del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático del pasado 8 de(...)

Leer más...

Excusas para una guerra

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dice un viejo refrán que “cuando quieras matar a tu perro debes decir que está rabioso”. O sea, cuando quieras romper con alguien,(...)

Leer más...

Ratzinger profetizó la "letanía" del nue…

Autor: Juan José ROMERO, escritor

Las «letanías» de la Iglesia del Nuevo Paradigma están recogidas(...)

Leer más...

¿De dónde saca el cardenal Marx la idea …

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

El cardenal Reinhard Marx ha provocado una polémica al sugerir la(...)

Leer más...

Sobre las informaciones de capitulación …

Autor: George WEIGEL, escritor

El «examen de conciencia» es una parte importante de la espiritualidad(...)

Leer más...

Cuatro palabras

Autor: Joseph ZEN, cardenal arzobispo emérito de Hong Kong

Algunas personas(...)

Leer más...

El país imaginario visitado por Mons. Ma…

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de(...)

Leer más...

En la Iglesia católica no hay "cambios d…

Autor: George WEIGEL, escritor

Desde que Thomas Kuhn lo popularizase en su libro de 1962 Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente.(...)

Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente. Lo que(...)

Leer más...

¡No toquéis a los mártires chinos!

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

Ante la confusa situación de la Iglesia italiana (y no solo), nos cuesta salir del inquietante(...)

Leer más...

"Humanae vitae" bajo asedio

A cincuenta años de su publicación, la encíclica de Pablo VI "Leer más...

Santo Tomás de Aquino: la razón silencio…

Autor: Tomas SALAS, doctor en Filología

Basta leer un fragmento o una parte de la(...)

Leer más...

La hora de los sacerdotes casados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El viaje del Papa a Chile y Perú estuvo polarizado por la cuestión del apoyo del Pontífice a monseñor Barros, el obispo chileno(...)

Leer más...

Identidad católica reducida

Autor: Alonso GRACIÁN, escritor

“Unos pocos solamente piensan en la verdad depositada en el ser de las cosas”. Anselmo(...)

Leer más...

El Papa y "los zurdos"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando escribo este artículo, el Papa se encuentra ya en Perú, donde ha condenado enseguida la corrupción, que afecta a las élites políticas(...)

Leer más...

Mentes mentirosas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

La etimología de las palabras esconde sabidurías muy hondas y provechosas. A nadie se le ocurriría pensar(...)

Leer más...

Mi casa es casa de oración

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos: os escribo esta carta con todo cariño y con la normal preocupación y máximo interés(...)

Leer más...

En Chile, Francisco se desdobla. Y no se…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Falsos derechos, prudencia y libertad re…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todos los años el Santo Padre se reúne con los embajadores acreditados ante la Santa Sede. El discurso al Cuerpo Diplomático es uno(...)

Leer más...

Historias de Curia. El desquite del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El Leer más...

Tres opciones para el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay unos datos recientes sobre la situación de la Iglesia en España, que nos pueden ayudar a entender no sólo lo que está(...)

Leer más...

Por qué Ratzinger no es herético. La pal…

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de(...)

Leer más...

Ratzinger rehabilita a Müller. Pero tamb…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Se desploman los bautizos en España. Alg…

Autor: José Manuel GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Números cantan y además con una tenacidad insultante. Aporto dos datos. En el año 2015 se(...)

Leer más...

Continuidad sin ruptura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Justo antes de acabar el año, Benedicto XVI, nos ha regalado una nueva y breve intervención, en forma de prólogo a un libro(...)

Leer más...

Familia cristiana e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El domingo después de Navidad y anterior a Año Nuevo, si(...)

Leer más...

Vaticano sin paz. Dinero, sexo y pesebre…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Navidad de tensión este año en el(...)

Leer más...

Nuestros esfuerzos y los giros inesperad…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

Al comienzo de su libro La infancia de JesúsLeer más...

El Niño Jesús, el origen de la Creación …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En estos días navideños los cristianos celebramos con alegría la venida al mundo del Salvador, su Nacimiento, o dicho(...)

Leer más...

Navidad y esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Entre tantas preocupaciones e incluso escándalos, que salpican nuestra vida, la de la sociedad y la de la Iglesia, se nos puede olvidar(...)

Leer más...

Nadie lo escucha cuando defiende la vida…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4