Text Size
Miércoles, Septiembre 19, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El país imaginario visitado por Mons. Marcelo Sánchez Sorondo

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, sobre el régimen comunista chino son asombrosas y es necesario leerlas más de una vez para creer que un prelado católico ha podido pronunciarlas.

Es muy significativo que el obispo nos cuente que su opinión sobre el régimen chino no viene de hablar con los cristianos perseguidos en China, que tan bien conocen lo que está sucediendo, sino de una visita que realizó a China el mes pasado y de la que, según parece, volvió entusiasmado. Como es sabido, desde tiempos de Stalin, los países comunistas acostumbran a invitar a incautos periodistas, científicos y pensadores occidentales progresistas, para que vieran con sus propios ojos el paraíso comunista. Lo que no sabían (o preferían no saber) esos occidentales era que lo que se les enseñaba estaba siempre cuidadosamente preparado para dar una imagen falsa de prosperidad, libertad y felicidad, incluso en las épocas de las más terribles hambrunas y de las purgas estalinianas. Parece ser que Monseñor Sánchez Sorondo ha caído en esa trampa tan antigua, prefiriendo creer en el teatrillo que el gobierno le ha mostrado y no en la realidad que nos cuentan los católicos chinos clandestinos.

El obispo nos dice, por ejemplo, que los comunistas chinos son “los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia“. No es fácil entender en qué sentido la opresión tiránica de un régimen totalitario que controla por completo toda la sociedad, la prohibición y la represión violenta de cualquier disenso, la censura de todos los medios de comunicación o el ateísmo materialista oficial realizan inmejorablemente la enseñanza de la Iglesia.

Tampoco parece estar muy conforme con la doctrina social de la Iglesia la persecución de los católicos, protestantes, musulmanes y otras religiones asiáticas (como el movimiento Falun Gong). De forma habitual, los obispos, sacerdotes y fieles son vigilados, detenidos, secuestrados [6], encerrados en campos de reeducación, castigados y exilados, se ponen todos los obstáculos posibles a los padres para que transmitan la fe a sus hijos y a la catequesis, las iglesias se derriban con cualquier excusa y no se permite construir otras, se destruyen las cruces, no se permite la entrada de misioneros católicos de otros países, se persigue cualquier expresión pública de catolicismo y el régimen solo está dispuesto a tolerar el catolicismo si se compromete a poner por encima de los principios católicos las directrices que imponga el gobierno comunista, como hace ya la Asociación Patriótica “católica” cismática.

También ha afirmado el prelado que el régimen comunista está “defendiendo la dignidad de la persona“. De nuevo, sería de agradecer que Monseñor nos explicase en qué sentido sucede eso, teniendo en cuenta que China tiene una gran cantidad de presos políticos, vulnera constantemente el derecho a la libertad religiosa, mantiene invadido y oprimido un país entero y persigue a las minorías. Es también el país con más condenas a muerte del mundo (algunos dicen que empatado con Irán), dándose además el caso de que esas penas de muerte no tienen la más mínima transparencia, sino que el Partido Comunista oculta cualquier información sobre ellas, de manera que es de suponer que los abusos relacionados sean inmensos.

A esto se suma, como es conocido, la terrorífica política de natalidad que lleva cuarenta años aplicándose en China: la famosa política de un solo hijo, que recientemente se ha modificado ligeramente para convertirse en la política de los dos hijos, tras constatar sus terribles resultados perniciosos para el país. Esta política ha causado innumerables esterilizaciones, abortos forzados, infanticidios y la tasa de suicidios femeninos más alta del mundo, además de castigos terribles para los la incumplieran. Se calcula que el número de abortos en estos años ronda los quinientos millones, una cifra aterradora, pero que, aparentemente, Monseñor Sánchez Sorondo no considera incompatible con “defender la dignidad de la persona”.

Asimismo, el prelado considera que los comunistas chinos están “asumiendo un liderazgo mundial que otros han dejado“. ¿Y en qué consiste este liderazgo mundial tan extraordinario? ¡En que limitan las emisiones de carbono! Dejemos a un lado el hecho de que China es actualmente el país que más contamina del mundo [23] y que los gestos de cara a la galería de carácter propagandístico no cambian esa situación. En cualquier caso, que un obispo pase por alto las gravísimas vulneraciones de la dignidad humana que comete de forma cotidiana el régimen de Pekín con la excusa (además, falsa) de que es un régimen muy ecológico resulta tristísimo.

Finalmente, el obispo nos asegura que los chinos “tienen una calidad moral que no se encuentra en muchos lados” y que, entre ellos, “la economía no domina la política“. Es sorprendente escuchar estas cosas en boca de alguien culto como Monseñor Sánchez Sorondo. Parece ser que ignora que el principio fundamental de la ideología comunista es que toda la historia humana está determinada por la economía. La superestructura cultura, religiosa y política (por usar la terminología marxista) no es más que una consecuencia o incluso una excrecencia de la infraestructura económica, que es lo que verdaderamente importa y debe imperar sobre lo demás. El Partido Comunista de China ha abandonado muchos dogmas marxistas y maoístas, pero si mantiene alguno es el de la primacía de la economía, ya sea colectivista, como antes, o capitalista de Estado como la de ahora, sobre otros temas “menos importantes” como la religión o la moral.

Como conclusión, solo cabe decir que el país visitado por Monseñor Sánchez Sorondo es un país imaginario, no más real que los encontrados por Gulliver en sus viajes. Por desgracia, no se trata de una mera fantasía inocua, sino que conlleva un gravísimo desprecio por los sufrimientos de tantos católicos que han preferido arrostrar la persecución antes que ser infieles a la Iglesia.

articulos
Prev Next

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...

Texto íntegro de la carta de monseñor Vi…

TESTIMONIO de Mons. Carlo Maria Viganò Arzobispo titular de Ulpiana Nuncio Apostólico

Leer más...

La Iglesia en la encrucijada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha terminado el Congreso previo a la Jornada de las Familias en Dublín, un Congreso diferente a los demás, por los acontecimientos que han acontecido antes e(...)

Leer más...

Sacerdotes y obispos homosexuales. Ni "s…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Homosexuales" y "obispos": éstas son las dos(...)

Leer más...

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4