Text Size
Too many requests
Sábado, Febrero 24, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente. Lo que hace bueno a un diplomático es solucionar problemas, evitar conflictos, encontrar soluciones. A veces, cuando los enfrentamientos son ya añejos y la madeja está totalmente liada, el diplomático prefiere no afrontar la cuestión y dejar que siga sin resolverse. Pero el buen diplomático, el que de verdad ama no sólo su oficio sino al país que representa y a las personas que sufren por la existencia del conflicto, no duda en meterse en harina para intentar algo en lo que otros han fracasado.

En el caso de la Iglesia, siempre se ha dicho que tiene la mejor diplomacia del mundo, lo cual no significa que no haya cometido errores. Al frente de la misma hay hoy un equipo al que tengo por más que suficientemente preparado. El cardenal Parolín, que está al frente de la misma, se las tuvo que ver con Chaves en Venezuela y éste no dudó en insultarle y maltratarle a su antojo. Ha hecho declaraciones sobre temas espinosos, como la cuestión de la acogida a los emigrantes en Europa, que estaban llenas de sentido común y que matizaban incluso lo que decía el propio Pontífice. No me cabe duda de que es el autor o al menos el supervisor del magnífico discurso que el Papa pronunció hace unas semanas ante el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede. Por eso no me gustan los insultos con que le están obsequiando estos días por su implicación en una de las cuestiones más difíciles que tiene que afrontar la Iglesia: el intento de normalizar las relaciones con China. Estoy convencido de su buena voluntad, lo cual no significa que vaya a acertar en un conflicto en el que otros han fracasado.

La cuestión es la siguiente: con la llegada de los comunistas al poder a China, todas las religiones quedaron sometidas al control del Estado. En el caso de la Iglesia católica, eso no implicó cambios en la liturgia ni tampoco en la enseñanza moral, pero sí en un aspecto importante del dogma: la primacía del Papa y, como consecuencia, su autoridad única para nombrar obispos. Los chinos consideraron que eso significaba una injerencia de un Estado extranjero y persiguieron a los que no quisieron separarse de Roma. Muchos se sometieron, constituyendo en 1957 una Iglesia cismática -la llamada “Iglesia patriótica”-, cuyos obispos eran nombrados por el Gobierno comunista, algunos incluso en notorias condiciones de inmoralidad. Pero otros se resistieron y sufrieron persecución y así nació la “Iglesia clandestina”; durante decenios, laicos, sacerdotes, religiosos, monas y obispos han conocido la cárcel, los campos de reeducación y el martirio, por no haber querido renunciar a la fe católica vivida en su integridad, que implicaba la unión con el Vicario de Cristo. Sin embargo, poco a poco se fue produciendo un tímido deshielo y el Gobierno dio permiso para ordenar algunos obispos nombrados por Roma, a la vez que el Vaticano daba el “plácet” a candidatos del Gobierno. Esta tímida apertura parecía estar sujeta, por otro lado, al capricho de los gobernantes, pues a veces aceptaban y otras no. Y en medio estaban los fieles, que muchas veces tenían que ir a parroquias regentadas por curas pertenecientes a la Iglesia cismática si querían ir a misa, entre otras cosas porque Benedicto XVI dejó claro que los sacramentos administrados por la Iglesia patriótica son válidos.

Lo que está intentando el cardenal Parolín y el equipo diplomático vaticano es llegar a un acuerdo con los actuales gobernantes chinos. Sinceramente, nadie sabe en este momento en qué consiste ese acuerdo y posiblemente no lo sepan ni siquiera los diplomáticos vaticanos. Es en este contexto de negociaciones que se ha filtrado una noticia muy desagradable y que hasta ahora nadie ha desmentido: al menos un obispo de la Iglesia clandestina habría sido invitado por la delegación vaticana a renunciar a su cargo para que éste fuera ocupado por otro de la Iglesia patriótica. Ante esto, el cardenal Zen, un viejo y heroico luchador, que fue obispo de Hong Kong, ha ido a Roma y ha logrado hablar brevemente con el Papa para explicarle la situación; después ha declarado que el Santo Padre no estaba al tanto de lo que hacían sus diplomáticos y que éstos estaban vendiendo la Iglesia fiel al gobierno comunista. La reacción se ha producido con una nota de la Oficina de Prensa, negando esa supuesta desinformación del Pontífice y criticando, sin nombrarle, al cardenal Zen.

Así las cosas, parecería una película de héroes y villanos. Héroes, ciertamente, lo hay: todos los miembros de la Iglesia clandestina que, durante años, han pagado el precio de la persecución e incluso de la sangre, por ser fieles a la Iglesia. Lo que no estoy tan seguro es de que los otros, los diplomáticos vaticanos, sean villanos. Es posible que se esté intentando un acuerdo como el que posibilitó la solución creada por el cisma en la Iglesia francesa tras la revolución, con el Concordato de 1801 entre Napoleón y Pío VII, que le dio al Estado el poder de nombrar obispos, mientras que dejaba al Papa sólo la investidura canónica; esto supuso, en cierto modo, abandonar a aquellos que habían sido fieles a la Iglesia, hasta el punto de que algunos que no quisieron aceptarlo se separaron de Roma y formaron la llamada “Petite Église”. O quizá se esté buscando un acuerdo como el que rigió durante siglos en el Imperio español, por el cual el monarca -y después Franco en España- proponía una terna de candidatos y el Vaticano elegía a uno de esos tres como obispo de la sede en cuestión.

Lo que sí debe haber en esta negociación, como en todas, es un límite claro que no se pueda traspasar, unas “líneas rojas”. “No toquéis a los mártires chinos”, escribía esta semana monseñor Negri, obispo emérito italiano. Los mártires chinos no pueden ser abandonados ni sacrificados en las negociaciones. Si eso pudo servir en tiempos de Napoleón, cuando los arreglos se hacían en el secreto de los despachos, hoy todo se sabe. No se entendería. Sería una señal de que no merece la pena ser fiel porque al final aquellos a los que defiendes te van a abandonar. Sería un escándalo que fracturaría aún más a la Iglesia y, quizá, la chispa que encendiera un cisma a nivel global, con más trascendencia que el de la “Petite Église” o que el de Lefebvre.

El equipo negociador de la Santa Sede no lo tiene nada fácil para no traspasar esa línea roja, en unas negociaciones con un gobierno chino como el actual. Por eso no me parece bien llenarle de insultos como algunos hacen. Creo que lo mejor es rezar por ellos y también por esos valientes y sacrificados católicos chinos que se merecen no sólo el respeto de todos sino incluso los honores del martirio.

articulos
Prev Next

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...

Silencio, se mata

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Silencio, se rueda” es la frase típica cuando se está grabando una película. En los hospitales abundan los carteles de enfermeras con un(...)

Leer más...

Del individualismo a los constructores d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, FIDA y PMA

Las palabras del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático del pasado 8 de(...)

Leer más...

Excusas para una guerra

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dice un viejo refrán que “cuando quieras matar a tu perro debes decir que está rabioso”. O sea, cuando quieras romper con alguien,(...)

Leer más...

Ratzinger profetizó la "letanía" del nue…

Autor: Juan José ROMERO, escritor

Las «letanías» de la Iglesia del Nuevo Paradigma están recogidas(...)

Leer más...

¿De dónde saca el cardenal Marx la idea …

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

El cardenal Reinhard Marx ha provocado una polémica al sugerir la(...)

Leer más...

Sobre las informaciones de capitulación …

Autor: George WEIGEL, escritor

El «examen de conciencia» es una parte importante de la espiritualidad(...)

Leer más...

Cuatro palabras

Autor: Joseph ZEN, cardenal arzobispo emérito de Hong Kong

Algunas personas(...)

Leer más...

El país imaginario visitado por Mons. Ma…

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de(...)

Leer más...

En la Iglesia católica no hay "cambios d…

Autor: George WEIGEL, escritor

Desde que Thomas Kuhn lo popularizase en su libro de 1962 Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente.(...)

Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente. Lo que(...)

Leer más...

¡No toquéis a los mártires chinos!

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

Ante la confusa situación de la Iglesia italiana (y no solo), nos cuesta salir del inquietante(...)

Leer más...

"Humanae vitae" bajo asedio

A cincuenta años de su publicación, la encíclica de Pablo VI "Leer más...

Santo Tomás de Aquino: la razón silencio…

Autor: Tomas SALAS, doctor en Filología

Basta leer un fragmento o una parte de la(...)

Leer más...

La hora de los sacerdotes casados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El viaje del Papa a Chile y Perú estuvo polarizado por la cuestión del apoyo del Pontífice a monseñor Barros, el obispo chileno(...)

Leer más...

Identidad católica reducida

Autor: Alonso GRACIÁN, escritor

“Unos pocos solamente piensan en la verdad depositada en el ser de las cosas”. Anselmo(...)

Leer más...

El Papa y "los zurdos"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando escribo este artículo, el Papa se encuentra ya en Perú, donde ha condenado enseguida la corrupción, que afecta a las élites políticas(...)

Leer más...

Mentes mentirosas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

La etimología de las palabras esconde sabidurías muy hondas y provechosas. A nadie se le ocurriría pensar(...)

Leer más...

Mi casa es casa de oración

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos: os escribo esta carta con todo cariño y con la normal preocupación y máximo interés(...)

Leer más...

En Chile, Francisco se desdobla. Y no se…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Falsos derechos, prudencia y libertad re…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todos los años el Santo Padre se reúne con los embajadores acreditados ante la Santa Sede. El discurso al Cuerpo Diplomático es uno(...)

Leer más...

Historias de Curia. El desquite del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El Leer más...

Tres opciones para el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay unos datos recientes sobre la situación de la Iglesia en España, que nos pueden ayudar a entender no sólo lo que está(...)

Leer más...

Por qué Ratzinger no es herético. La pal…

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de(...)

Leer más...

Ratzinger rehabilita a Müller. Pero tamb…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Se desploman los bautizos en España. Alg…

Autor: José Manuel GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Números cantan y además con una tenacidad insultante. Aporto dos datos. En el año 2015 se(...)

Leer más...

Continuidad sin ruptura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Justo antes de acabar el año, Benedicto XVI, nos ha regalado una nueva y breve intervención, en forma de prólogo a un libro(...)

Leer más...

Familia cristiana e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El domingo después de Navidad y anterior a Año Nuevo, si(...)

Leer más...

Vaticano sin paz. Dinero, sexo y pesebre…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Navidad de tensión este año en el(...)

Leer más...

Nuestros esfuerzos y los giros inesperad…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

Al comienzo de su libro La infancia de JesúsLeer más...

El Niño Jesús, el origen de la Creación …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En estos días navideños los cristianos celebramos con alegría la venida al mundo del Salvador, su Nacimiento, o dicho(...)

Leer más...

Navidad y esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Entre tantas preocupaciones e incluso escándalos, que salpican nuestra vida, la de la sociedad y la de la Iglesia, se nos puede olvidar(...)

Leer más...

Nadie lo escucha cuando defiende la vida…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4