Text Size
Jueves, Abril 19, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Santo Tomás de Aquino: la razón silenciosa

Autor: Tomas SALAS, doctor en Filología

Basta leer un fragmento o una parte de la gigantesca obra de santo Tomás de Aquino, para advertir que se trata de un edificio construido con milimétrica precisión y donde están ensabladas todas las piezas con el soplo divino y puro (aparentemente un poco gélido) de la Razón.

El sentimiento, la emoción, la opinión personal no parecen escaparse por ninguna rendija de esta mole. En san Pablo, san Agustín o san Jerónimo, desde el gran magma de su sabiduría teológica, surge de vez en cuando un atisbo de lirismo, de pasión personal, en el que muestran su corazón ardiente. Santa Teresa de Lixieux o santa Catalina de Siena manifiestan alguna vez una humanidad sufriente, una herida abierta que supura el dolor de un drama «demasiado humano». En Santo Tomás, en cambio, parece que nunca asoma esa pasión que, sin duda, incendió su alma, durante toda su vida. (Que la llama de esa pasión ardió con intensidad, lo demuestran sus excelsos poemas eucarísticos.) Si hay una obra humana que merezca llevar grabada de forma indeleble la palabra Razón es la del Aquinate. Y, sin embargo, la razón no es un fin en sí mismo. La razón sirve para develar, explicar y transmitir una realidad superior que es la Revelación. La filosofía, según el conocido adagio escolástico, es ancilla theologiae. Si la filosofía tiene este carácter ancilar, ¿para qué crear un sistema ex profeso, cuando ya existe uno con suficiente entidad y coherencia, el aristotélico?

Una Razón sin fisuras; diriamos en su estado puro. Y doy aquí con una palabra que surge espontáneamente cuando hablamos del santo: pureza.

En su vida como en su obra no aparecen doblez, motivos ocultos, actos o palabras que puedan interpretarse de diversos modos. Desde su juventud en la que decide su vocación hasta su muerte en la abadía Fossanova, el medio siglo de vida terrena de este hombre es una línea recta que apenas conoce desviaciones. Acaso su elección de la orden dominica frente a la benedictina (todo en él apuntaba a que hubiera sido un ideal abad de Montecasino) fue uno de los pocos momentos de su existencia en los que se presentó una posible bifurcación de su camino vital. Pureza casi angélica. El Doctor Angélico merece este título por su estudio de los seres espirituales, pero también por su misma realidad biográfica.

Esto hace que esta enorme obra de inteligencia casi sobrehumana nos parezca, paradógicamente, la obra de un niño; de un niño de una inteligencia superdotada pero incapaz de doblez o segundas intenciones. Pasa algo parecido con otro gigante, Chesterton, cuya obra tiene un no sé qué de candidez infantil («un suerte de cómica gratitud», escribió Borges) que hace que, incluso cuando es polémico o irónico, nunca resulte recoroso o taimado. Se dice -no sé si es apócrifo, como tantos hechos suyos- que su fiel fray Reginaldo, que atendió espiritualmente al santo antes de morir, dijo que aquello era «la confesión de un niño de cinco años».

Pero toda esta rectilinea pureza se rompe de pronto con un hecho, que no sé si refuta o, por el contrario, culmina la trayectoria vital anterior. Deja de escribir, después de tener un profunda experiencia de contemplación, y deja inconclusa nada menos que la Summa. La palabra adquiere su pleno sentido frente al silencio; ese es un espacio que han transitado desde los grandes místicos a escritores modernos (Mallarmé, Melville, Valery). Es, en el terreno secular, Kafka pidiendo que se destruya su obra o el profesor Kien, protagonista del Auto de fe de Elías Canetti, pegando fuego a su biblioteca, como única salida posible al laberinto de su vida,

En última instancia la experiencia del Ser Supremo es incomunicable, es un misterio que trasciende toda palabra y toda razón. Esa antítesis de Dios (todo) frente a todo lo demás (nada) la explicó como nadie, siglo después, san Juan de la Cruz. Y esta infinitud de Dios no da a los esfuerzos humanos, entre los que está la labor teológica, un carácter de absurdo (pasión inútil, diría Sartre), sino que los dota de significado. El silencio final de Tomás, en realidad, no rompe con su obra anterior, sino que le da sentido y las coloca en sus justos términos. Esta obra fue un prodigio de palabras exactas, sabias, profundas. Todo esto, pero nada más que esto.

Si no fuera el acto de un santo, este silencio final del taciturno fraile sería la pose genial y un tanto irónica de un verdadero artista.

articulos
Prev Next

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Un símbolo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay un pasaje muy revelador en Leer más...

El charlatán Hawking

Autor: Salvador SOSTRES, periodista

La profunda estupidez de nuestra era se concreta en las estupefacciones(...)

Leer más...

Más sobre la carta de Benedicto XVI. Hay…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todavía no tiene un final la historia(...)

Leer más...

Los primeros cinco años del Papa Francis…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco ha cumplido cinco años al frente de la Iglesia. Cuando él empezó su pontificado dijo en varias ocasiones que éste(...)

Leer más...

Reza por mí

Autor: Miguel Ángel ROBLES, periodista

Rezar es una conversación con los que ya no están, el recuerdo de los que te(...)

Leer más...

El doble "prejuicio tonto". El texto ínt…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La oficina de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Educar para un uso responsable y solidar…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Quien haya ido a Zimbabwe, Yibuti, Haití, Malí, Somalia o Eritrea, por citar algunos nombres(...)

Leer más...

La huelga de la Virgen María

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Alguien(...)

Leer más...

Iglesia y libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana han tenido lugar dos hechos que, aunque distantes en el espacio y distintos en su contenido, apuntan en la misma dirección:(...)

Leer más...

Rocco Buttiglione: "No he escuchado resp…

Autor: Francisco José DELGADO, sacerdote

Ayer, 7 de marzo, se celebraba en la(...)

Leer más...

La profecía del padre Benson

Autor: Eduardo GÓMEZ, escritor

Allá por 1907, un brillante escritor, el converso sacerdote católico Robert Hugh Benson, escribió una(...)

Leer más...

Conciencia y gracia: Una meditación cuar…

Autor: George WEIGEL, escritor

Las Escrituras de la Cuaresma, en la liturgia diaria de la Iglesia, invitan a dos reflexiones relacionadas entre sí.(...)

Leer más...

¿Dónde están los pobres?

Autor: Irenaeus DUNLEVY, dominico

«Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y(...)

Leer más...

Dos buenas noticias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay semanas en que no gana uno para sustos. Hay otras en que los disgustos son suavizados por noticias buenas e incluso muy(...)

Leer más...

El desafío contemporáneo a la Iglesia y …

Autor: Thomas G. WEINANDY, teólogo

Es cierto que la Iglesia posterior(...)

Leer más...

Qué hay de malo en la declaración de los…

Autor: Edward CONDON, teólogo

Para asombro y consternación de muchos católicos, la conferencia episcopal alemana(...)

Leer más...

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...

Silencio, se mata

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Silencio, se rueda” es la frase típica cuando se está grabando una película. En los hospitales abundan los carteles de enfermeras con un(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4