Text Size
Too many requests
Martes, Enero 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Por qué Ratzinger no es herético. La palabra a la defensa

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI por parte de Enrico Maria Radaelli y Antonio Livi, de lo cual ha dado noticias a comienzos de año Settimo Cielo, ha originado un debate muy vibrante.

Radaelli y Livi acusan a Ratzinger de haber reinterpretado la fe cristiana "con los esquemas conceptuales propios del subjetivismo moderno, desde lo trascendental de Kant al idealismo dialectico de Hegel", con el resultado de invalidar precisamente "la noción base del cristianismo, la de la fe en la revelación de los misterios sobrenaturales por parte de Dios". A su juicio, en efecto, en la teología de Ratzinger "esta noción resulta irremediablemente deformada por la adopción del esquema kantiano de la imposibilidad de un conocimiento metafísico de Dios, lo que conlleva la negación de las premisas racionales de la fe".

A esta imputación de herejía sustancial Settimo Cielo ya ha acogido una primera réplica, con la firma de Antonio Caragliu.

Y ahora presentamos una segunda réplica, escrita por un magistrado administrativo de Roma que es también apreciado autor de ensayos de filosofía y teología.

*

NI KANT, NI HEGEL. MEJOR SAN PABLO EN ATENAS

por Francesco Arzillo

Pienso que la parte final del inolvidable discurso de Benedicto XVI en Collège des Bernardins, en Paris, el 12 de setiembre de 2008, puede ofrecer una clave decisiva para comprender sintéticamente – pero también retrospectivamente – el núcleo verdadero del pensamiento del “Papa teólogo”.

Aquí presentamos qué dijo textualmente:

«El esquema fundamental del anuncio cristiano «ad extra» –a los hombres que, con sus preguntas, buscan– se halla en el discurso de san Pablo en el Areópago. Tengamos presente, en ese contexto, que el Areópago no era una especie de academia donde las mentes más ilustradas se reunían para discutir sobre cosas sublimes, sino un tribunal competente en materia de religión y que debía oponerse a la importación de religiones extranjeras. Y precisamente ésta es la acusación contra Pablo: «Parece ser un predicador de divinidades extranjeras» (Hch 17,18). A lo que Pablo replica: «He encontrado entre vosotros un altar en el que está escrito: ‘Al Dios desconocido’. Pues eso que veneráis sin conocerlo, os lo anuncio yo» (cf. 17, 23). Pablo no anuncia dioses desconocidos. Anuncia a Aquel, que los hombres ignoran y, sin embargo, conocen: el Ignoto-Conocido; Aquel que buscan, al que, en lo profundo, conocen y que, sin embargo, es el Ignoto y el Incognoscible. Lo más profundo del pensamiento y del sentimiento humano sabe en cierto modo que Él tiene que existir. Que en el origen de todas las cosas debe estar no la irracionalidad, sino la Razón creativa; no el ciego destino, sino la libertad.

«Sin embargo, pese a que todos los hombres en cierto modo sabemos esto –como Pablo subraya en la Carta a los Romanos (1, 21)– ese saber permanece irreal: Un Dios sólo pensado e inventado no es un Dios. Si Él no se revela, nosotros no llegamos hasta Él. La novedad del anuncio cristiano es la posibilidad de decir ahora a todos los pueblos: Él se ha revelado. Él personalmente. Y ahora está abierto el camino hacia Él. La novedad del anuncio cristiano no consiste en un pensamiento sino en un hecho: Él se ha mostrado. Pero esto no es un hecho ciego, sino un hecho que, en sí mismo, es "Logos" –presencia de la Razón eterna en nuestra carne. "Verbum caro factum est" (Jn 1,14): precisamente así en el hecho ahora está el "Logos", el "Logos" presente en medio de nosotros. El hecho es razonable. Ciertamente hay que contar siempre con la humildad de la razón para poder acogerlo; hay que contar con la humildad del hombre que responde a la humildad de Dios.

«Nuestra situación actual, bajo muchos aspectos, es distinta de la que Pablo encontró en Atenas, pero, pese a la diferencia, sin embargo, en muchas cosas es también bastante análoga. Nuestras ciudades ya no están llenas de altares e imágenes de múltiples divinidades. Para muchos, Dios se ha convertido realmente en el gran Desconocido. Pero como entonces tras las numerosas imágenes de los dioses estaba escondida y presente la pregunta acerca del Dios desconocido, también hoy la actual ausencia de Dios está tácitamente inquieta por la pregunta sobre Él. "Quaerere Deum" –buscar a Dios y dejarse encontrar por Él: esto hoy no es menos necesario que en tiempos pasados. Una cultura meramente positivista que circunscribiera al campo subjetivo como no científica la pregunta sobre Dios, sería la capitulación de la razón, la renuncia a sus posibilidades más elevadas y consiguientemente una ruina del humanismo, cuyas consecuencias no podrían ser más graves. Lo que es la base de la cultura de Europa, la búsqueda de Dios y la disponibilidad para escucharle, sigue siendo aún hoy el fundamento de toda verdadera cultura».

En estos densos pasajes de ese discurso de Benedicto XVI, los amantes de la filosofía y de la teología pueden encontrar los mil hilos complejos de la cuestión de la Revelación, tal como se plantea hoy en la mente de los que quieren ser fieles a la riqueza del dato revelado y de la comprensión elaborada por el magisterio de la Iglesia, sobre todo en los dos concilios vaticanos.

Estos concilios vaticanos son leídos, como enseñaba Leo Scheffczyk, según un criterio de estrecha continuidad – yo diría de reciprocidad –, de lo cual se puede deducir que:

- por un lado, también en el Concilio Vaticano I se encuentra el concepto de la auto revelación de Dios (DH 3004), el cual no es una novedad del Concilio Vaticano II y que – tomado en sí mismo – es más antiguo que la reanudación que luego hizo el idealismo filosófico en un contexto distinto de pensamiento: en efecto, se encuentra una referencia en San Buenaventura;

- por otro lado, el Vaticano II es entendido en el sentido que “las palabas y las acciones realizadas por Dios comunican también la verdad y pueden ser aceptadas con razonabilidad en su sentido solo como verdad” (cfr. L. Scheffczyck, "Fondamenti del dogma. Introduzione alla dogmatica", Roma, Editorial de la Universidad de Letrán, 2010, pp. 82-83).

En el discurso parisino de Benedicto XVI, muy bueno, pero también muy concreto, se encuentra "in nuce" verdaderamente todo. Hay una comprensión realista de los "preambula fidei". Está la cuestión de la salvación. Está la razón humana en sus diversas formas y está el Logos/Acontecimiento. Está la historia humana entrecruzada con la historia de la salvación.

Pero no se encuentra en ese discurso ninguna barrera preliminar de tipo kantiano o en cualquier caso de matriz irracionalista, pragmática o antimetafísica.

Respecto a esto último es oportuno advertir que en el discurso “La fe y la teología de nuestros días”, pronunciado en Guadalajara (México) en mayo de 1996, el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe Joseph Ratzinger no se limitó a criticar algunas formas de racionalismo neo-escolástico, citando como “más fundamentada histórica y objetivamente la posición de Josef Pieper” (que de todos modos era un pensador de matriz tomista), sino sobre todo - al criticar las teorías relativistas de Hick, Knitter y de otros teólogos -, puso en evidencia precisamente el hecho que esas teorías se fundan, en última instancia, “en un racionalismo que, a la manera de Kant, considera que la razón no puede conocer lo que es metafísico”; mientras que, por el contrario, “el hombre posee una dimensión más amplia de cuanto Kant y las diversas filosofías postkantianas le habían atribuido”.

Además, coherentemente con estas premisas, en el discurso en el congreso internacional sobre la ley natural promovido por la Pontificia Universidad Lateranense el 12 de febrero de 2007, el Papa recordó “otro peligro menos visible, pero no menos inquietante: el método que nos permite conocer cada vez más a fondo las estructuras racionales de la materia nos hace cada vez menos capaces de ver la fuente de esta racionalidad, la Razón creadora. La capacidad de ver las leyes del ser material nos hace incapaces de ver el mensaje ético contenido en el ser, mensaje llamado por la tradición 'lex naturalis', ley moral natural. Una palabra, ésta, para mucho hoy casi incomprensible a causa de un concepto de naturaleza ya no más metafísico, sino solamente empírico”.

No por casualidad, además, el pensamiento de Ratzinger ha sido objeto más bien – y yo diría prevalentemente – de una crítica de signo progresista. Por ejemplo, Klaus Müller, en una serena y densa lectura de la obra del Papa teólogo, al volver a recorrer la cuestión del “platonismo” y de la “helenización del cristianismo”, subrayó cómo “Ratzinger jamás había desarrollado una relación positiva y creadora con el pensamiento moderno” y, en primer lugar, con la gran estación del idealismo alemán (K. Müller, "Il teologo papa", en Suplemento a "Il Regno - Documenti" n. 3, 1 de febrero de 2013).

Me parece que estas pocas menciones pueden contribuir a considerar la “cuestión Ratzinger” en la pista correcta.

articulos
Prev Next

El Papa y "los zurdos"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando escribo este artículo, el Papa se encuentra ya en Perú, donde ha condenado enseguida la corrupción, que afecta a las élites políticas(...)

Leer más...

Mentes mentirosas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

La etimología de las palabras esconde sabidurías muy hondas y provechosas. A nadie se le ocurriría pensar(...)

Leer más...

Mi casa es casa de oración

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos: os escribo esta carta con todo cariño y con la normal preocupación y máximo interés(...)

Leer más...

En Chile, Francisco se desdobla. Y no se…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Falsos derechos, prudencia y libertad re…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todos los años el Santo Padre se reúne con los embajadores acreditados ante la Santa Sede. El discurso al Cuerpo Diplomático es uno(...)

Leer más...

Historias de Curia. El desquite del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El Leer más...

Tres opciones para el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay unos datos recientes sobre la situación de la Iglesia en España, que nos pueden ayudar a entender no sólo lo que está(...)

Leer más...

Por qué Ratzinger no es herético. La pal…

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de(...)

Leer más...

Ratzinger rehabilita a Müller. Pero tamb…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Se desploman los bautizos en España. Alg…

Autor: José Manuel GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Números cantan y además con una tenacidad insultante. Aporto dos datos. En el año 2015 se(...)

Leer más...

Continuidad sin ruptura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Justo antes de acabar el año, Benedicto XVI, nos ha regalado una nueva y breve intervención, en forma de prólogo a un libro(...)

Leer más...

Familia cristiana e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El domingo después de Navidad y anterior a Año Nuevo, si(...)

Leer más...

Vaticano sin paz. Dinero, sexo y pesebre…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Navidad de tensión este año en el(...)

Leer más...

Nuestros esfuerzos y los giros inesperad…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

Al comienzo de su libro La infancia de JesúsLeer más...

El Niño Jesús, el origen de la Creación …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En estos días navideños los cristianos celebramos con alegría la venida al mundo del Salvador, su Nacimiento, o dicho(...)

Leer más...

Navidad y esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Entre tantas preocupaciones e incluso escándalos, que salpican nuestra vida, la de la sociedad y la de la Iglesia, se nos puede olvidar(...)

Leer más...

Nadie lo escucha cuando defiende la vida…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Un reino en guerra civil

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras los católicos estamos enzarzados en cuestiones que nos dividen, los que desde fuera promueven dichas discusiones van ganando terreno, no sólo contra(...)

Leer más...

Una soberanía de Dios sobre Jerusalén, "…

Autor: Graziano MOTTA, periodista

Se ha reabierto la disputa por Jerusalén, o mejor dicho, por la reivindicación exclusiva de su soberanía musulmana, con(...)

Leer más...

Sobre la publicación de la carta del Pap…

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Hace unos tres meses predije que la carta del Papa Francisco a(...)

Leer más...

Fariseos del sexo

Autor: Miguel ARAGUREN, escritor

Todos participamos de ciertos fariseísmos. Casi siempre son menores, como cuando entre amigos decimos despreciar a las revistas del(...)

Leer más...

Myanmar y Bangladesh, mucho más que rohi…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La visita del Papa a Myanmar y Bangladesh, que terminó el sábado, ha estado marcada por la situación de la etnia rohingya. Reprimida(...)

Leer más...

Remedios maltratadores

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Los remedios con que nuestra época pretende combatir la calamidad del maltrato a la mujer sólo contribuirán(...)

Leer más...

Cisneros

Autor: Luis SUÁREZ, escritor

Se han cumplido quinientos años desde la muerte de un protagonista excepcional para la Historia de España, el cardenalLeer más...

El cadáver de España

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

El vaticinio de Menéndez Pelayo se cumple implacablemente: la unidad histórica de España se fraguó sobre la(...)

Leer más...

Europa, de cristiana a musulmana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Una semana más, por tercera vez, el Santo Padre ha dedicado su catequesis de los miércoles a la Eucaristía. Ha recordado en esta(...)

Leer más...

Tentaciones a superar por la Iglesia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En las actuales circunstancias, la Iglesia, los cristianos, necesitamos superar tres soluciones equivocadas o tres riesgos(...)

Leer más...

Ante la muerte

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Noviembre es un mes especialmente dedicado a los difuntos. Leemos en «Misericordia et Misera» del Papa Francisco en el(...)

Leer más...

Cardenal George, cardenal Cupich, la fid…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Palabras del cardenal Francis George, arzobispo de Chicago, durante una charla de 2010 a sacerdotes recién(...)

Leer más...

Eucaristía y vida

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote

Pasan muchas cosas en la Iglesia cada semana y a veces son tan graves que no queda más remedio que fijarse en ellas para aportar(...)

Leer más...

Los frutos de una disciplina blanda

Autor: Mark A. PILON, sacerdote

Cuando yo estaba en el seminario a principios de los sesenta, se nos enseñó el concepto(...)

Leer más...

La identidad de Cataluña

Autor: José María PETIT, filósofo

Los pueblos, como los individuos, tienen su propia identidad que se fundamenta(...)

Leer más...

Dolor, sorpresa y confianza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las cosas, en la Iglesia y en la misma sociedad, se suceden tan rápidas que lo que era noticia un día, al siguiente queda rápidamente(...)

Leer más...

Un teólogo escribe al Papa: Hay caos en …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Thomas G. Weinandy es uno de los teólogos más conocidos. Vive en Washington, en el Seminario de(...)

Leer más...

El cardenal Müller sobre "Amoris laetiti…

Autor: Néstor MARTÍNEZ, filósofo

El Card. Müller ha escrito la introducción a un libro de Rocco Buttiglione en(...)

Leer más...

¿Qué reforma? ¿Qué cambios?

Autor: George WEIGEL, escritor

A pesar de la formulación que ustedes oirán antes y después del 31 de octubre en relación al quinto centenario de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4