Text Size
Miércoles, Mayo 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Sobre la publicación de la carta del Papa a los obispos argentinos en el AAS

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Hace unos tres meses predije que la carta del Papa Francisco a los obispos argentinos, aprobando su implementación de Amoris laetitia, llegaría al Acta Apostolicae Sedis. Ahora lo ha hecho. Una nota adjunta del Cardenal Parolin declara que el Papa desea que el documento argentino goce de «autoridad magisterial» y que su aprobación tiene el estatus de «carta apostólica».

Bien. Estudiemos algunos puntos.

1. Canon 915. Es crucial entender que, en la actualidad, lo que impide a los ministros de la Sagrada Comunión dar la comunión eucarística a los católicos divorciados y casados ​​es el Canon 915 y la interpretación universal y unánime que ese texto legislativo, fundado como está en la ley divina, siempre ha recibido. El Canon 915 y los valores fundamentales sacramentales y morales que están detrás de él podrán ser olvidados, ignorados o ridiculizados, incluso por personas con rango jerárquico en la Iglesia, pero a menos que la ley revoque o modifique ese precepto mediante acción legislativa papal o sea efectivamente anulada mediante «interpretación auténtica» aprobada por el Pontífice (1983 CIC 16), el Canon 915 sigue vigente y obliga a los ministros de la Sagrada Comunión.

[El Canon 915 establece que «No deben ser admitidos a la sagrada comunión [...] los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave».

El Catecismo de la Iglesia Católica describe en su n. 2384 que los divorciados vueltos a casar viven en «adulterio público y permanente». En el n. 2390 dice que «el acto sexual debe tener lugar exclusivamente en el matrimonio; fuera de éste constituye siempre un pecado grave y excluye de la comunión sacramental».]

Si ni la carta del Papa a los argentinos, ni el documento de los obispos argentinos, ni siquiera Amoris laetitia mencionan lo que dice el Canon 915, mucho menos estos documentos derogan, abrogan o interpretan de manera auténtica esta norma quitándola del Código de Derecho Canónico. Por supuesto, tampoco nada o poco en estos documentos respalda o reitera el Canon 915, y el silencio aparentemente estudiado que el canon 915 sufre en estos momentos es motivo de profunda preocupación pastoral. Pero la ley no se marchita por estar sometida al silencio.

2. Carta apostólica. Una «carta apostólica» es una especie de mini-encíclica y, a pesar de la atención que las encíclicas suscitan por su enseñanza o valor de exhortación, no son (con raras excepciones) el tipo de texto que se utiliza para formular nuevos preceptos legales. Habitualmente, las «cartas apostólicas» se escriben para grupos más pequeños dentro de la Iglesia y se ocupan de cuestiones más limitadas, no de cuestiones mundiales, como admitir a los católicos divorciados y casados ​​de nuevo a la Sagrada Comunión. Incluso cuando se usa un tipo especial de «carta apostólica» para hacer cambios a la ley, como lo hizo Juan Pablo II en Ad tuendam fidem (1998), como lo hizo Benedicto XVI en Omnium in mentem (2009), o como lo hizo Francisco en Magnum principium (2017), la «carta apostólica» utilizada en tales casos lleva la designación adicional «motu proprio» (es decir, por propia iniciativa del Papa, y no en respuesta a la acción de otra persona), y los cambios hechos a la ley son expresamente identificados por números canónicos, no simplemente implícitos o supuestos, especialmente no por silencio.

La carta del Papa a los argentinos aparece simplemente como una «carta apostólica», no como una «carta apostólica motu proprio», y no hace referencia a ningún canon.

3. Auténtico magisterio. Mucha gente usa el término «magisterio» como si fuera equivalente a «autoridad de gobierno de la Iglesia», pero en su sentido canónico «magisterio» generalmente se refiere a la autoridad de la Iglesia para impartir enseñanzas sobre fe y moral, no a la autoridad de la Iglesia para imponer la disciplina relacionada con asuntos de fe y moral.

Mientras que Francisco, aunque de forma lo más indirectamente posible (a través de un memorando a un funcionario de Dicasterio sobre una carta escrita por una Conferencia episcopal), ha indicado que su carta a los argentinos e incluso la carta de la Conferencia argentina son «magisteriales», lo cierto es que el contenido de cualquier documento de la Iglesia, para poder llevar convenientemente la etiqueta «magisterial», debe contener afirmaciones sobre la fe y la moral, no disposiciones sobre cuestiones disciplinarias relacionadas con la fe y la moral. Los documentos eclesiásticos pueden tener pasajes «magisteriales» y «disciplinarios», por supuesto, pero generalmente solo aquellas partes de dicho documento que enseñan son canónicamente consideradas «magisteriales», mientras que las partes normativas de dicho documento son canónicamente consideradas «disciplinarias».

Francisco ha calificado a algunos otros de sus puntos de vista, en mi opinión demasiado libremente, como poseedores de «autoridad magisterial» (recuérdese sus comentarios sobre el movimiento litúrgico), y no es el único que hace, de vez en cuando, comentarios extraños sobre el uso de la autoridad papal (recuérdese que Juan Pablo II invocó «la plenitud de [su] autoridad apostólica» para actualizar los estatutos de un grupo de expertos pontificio en 1999).

Pero ese uso inconsistente solo subraya que el resto de nosotros debe tratar de leer tales documentos de acuerdo con la forma en que la Iglesia misma los escribe generalmente (desearía que «siempre», pero me contentaré con «generalmente»). Y pregunto ahora ¿hay afirmaciones «magisteriales» en Amoris, el documento de Buenos Aires y la carta de aprobación de Francisco? Sí. Muchas, que van desde lo obviamente cierto, pasando por lo cierto pero de enunciado extraño o incompleto, hasta unas pocas que, si bien pueden ser entendidas en un sentido ortodoxo, se formulan en formas que se prestan a un entendimiento heterodoxo (y que por esta razón deben ser aclaradas, por el bien común eclesial).

En cualquier caso, tales enseñanzas, en la medida en que hacen afirmaciones sobre la fe o la moral y provienen de obispos y/o papas que actúan como obispos o papas, ya disfrutan de al menos algún valor magisterial ordinario (relativamente poco), un valor que no aumenta al pegarle la etiqueta «magisterial».

¿Y hay afirmaciones «disciplinarias» en Amoris, el documento de Buenos Aires y la carta de aprobación de Francisco? Sí, algunas. Pero como he dicho antes, en mi opinión, ninguna de esas afirmaciones disciplinarias (más bien pocas), ni siquiera las que, por ambiguas, dejan la puerta abierta a prácticas inaceptables, es suficiente para revocar, modificar, o de otra manera anular el Canon 915 que, como se ha señalado anteriormente, impide la administración de la sagrada Comunión a los católicos divorciados y casados ​​nuevamente.

Conclusión. Desearía que el Canon 915 no sea el único baluarte contra el abandono de la Eucaristía a los caprichos de las conciencias individuales, a menudo malformadas. Desearía que un sentido animado y pastoral de la permanencia liberadora del Matrimonio cristiano, la necesidad universal de la Confesión para reconciliar a aquellos en pecado grave, el poder de la Eucaristía para alimentar a las almas en el estado de gracia y para condenar a los que la reciben irreverentemente, fuese suficiente para hacer innecesaria la invocación del Canon 915 en la práctica pastoral. Pero aparentemente, en gran parte del mundo católico actualmente, tal no es el caso y el Canon 915 debe señalarse como si fuera la única razón para prohibir la recepción de la Sagrada Comunión en estas situaciones.

¿Pero qué se puede decir? A menos que el Canon 915 en sí mismo sea directamente revocado o anulado, obliga a los ministros de la Santa Comunión a no administrar el augusto Sacramento a, entre otros, los católicos divorciados y casados, excepto cuando esas parejas viven como hermanos y sin escándalo ante la comunidad.

Nada de lo que he visto hasta la fecha, incluida la aparición de las cartas del Papa y de los obispos argentinos en el Acta Apostolicae Sedis, me hace pensar que el Canon 915 ha sufrido tal destino.

articulos
Prev Next

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Un símbolo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay un pasaje muy revelador en Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4