Text Size
Miércoles, Mayo 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Fariseos del sexo

Autor: Miguel ARAGUREN, escritor

Todos participamos de ciertos fariseísmos. Casi siempre son menores, como cuando entre amigos decimos despreciar a las revistas del corazón y, sin embargo, en la sala de espera del médico nos lanzamos en plancha sobre la mesa de la prensa, dispuestos a ponernos al día en los dimes y diretes de la camarilla de la estúpida felicidad. Otro es el de las redes sociales, de las que aseguramos sentirnos distantes y a las que, sin embargo, dedicamos los momentos mejores de la jornada, siempre ofreciendo en ellas nuestro mejor perfil, para que el mundo mundial pueda creerse que también somos parte de esa camarilla de la estúpida felicidad. Y otro más es el de la televisión, que abominamos como si fuese la boca abierta de un dragón, sobre todo en sus sobredosis de basura o de realidad mercantilizada, cuando las cocinas en falso directo y los escenarios para los cantantes de primera hornada son la ventana de nuestra sobremesa nocturna.

Hay fariseísmos de los otros. De los malos. De los vergonzantes. De los oprobiosos. Como el de Hollywood, que desde hace semanas se tira de los pelos y se mesa las barbas ante el modo con el que Harvey Weinstein, rey midas de la producción cinematográfica, se cobraba los favores que hacía a determinadas actrices, jovencitas y de buen ver. El New York Times ha cantado la gallina y por eso florece el «si te he visto no me acuerdo», el «todos lo sospechábamos», el «¿Amigo?... El señor Weinstein era un conocido, nada más, aunque cenara en casa todos los viernes».

Quienes trabajan en el ramo, también en el negocio de la televisión y de la música, susurran que sus mundillos están cuajado de abusadores como Weinstein, pero que no pueden dar nombres. Deberíamos añadir, sin fariseísmos, que no nos extraña la existencia de tantos depravados en una cultura hipersexualizada como la occidental (escuchen la letra de algunas de las canciones dirigidas a los adolescentes, analicen la falta de elipsis en las escenas de cama en series y películas), en la que todo lo relacionado con el bajo vientre se da por bueno, sin que nadie cuide siquiera de la salud emotiva de los niños: cuando escribo, las marquesinas de las paradas de autobús —en las que se detienen las rutas escolares— muestran un anuncio en el que aparece un tipo con un gesto de satisfacción, junto a un mensaje relacionado con el orgasmo. Nada nuevo bajo el sol; nuestros hijos han crecido rodeados por la libido desatada de muchos publicistas.

Ante la historia de ese productor miserable, me ha venido a la memoria el arrobo con el que hemos atendido a una serie de personajes públicos que alardeaban de su falta de control sexual, sin poner en valor a las mujeres (o a los hombres, porque entre esos personajes también hay mujeres de estímulos insaciables) con las que compartieron sus aventuras. Algunos presumían de haber disfrutado de varias miles. Y aunque «menos lobos, caballerete», lo cierto es que no cuesta imaginarse a algunos de esos depredadores confundiendo el nombre de la que hacía de la trescientos dieciocho, con la que fue la trescientos dieciséis. Sabemos que los sexodependientes usan su poder para satisfacer tantos antojos, siempre a cambio de promesas de fama, lujos o dinero. Otras veces es la violencia a la que empuja el consumo de drogas y alcohol en fiestas donde todo es un despiporre, como ocurría en las orgías que organizaba el recién fallecido fundador de Playboy, aquella revista que convertía a preciosas señoritas en objeto de disección (algunas reconocen que después de haber pasado de mano en mano de hombres ricos, influyentes y mayores, pensaron quitarse la vida).

El hombre que desprecia la sensatez en estos asuntos suele comportarse con enorme cobardía. Por eso —que los fariseos no se lleven las manos a la cabeza— se revuelven cuando aparecen, años después, hijos ilegítimos a los que no están dispuestos a reconocer. Juzgan que un hijo es algo demasiado serio para ser consecuencia de un capricho inmediato, como si el sexo no fuese el camino de la procreación, así que abandonan toda la responsabilidad en la madre, por no haber pedido jugosos fajos de billetes a cambio del silencio o por no haberse sometido a un aborto que solucionara semejante dolor de cabeza.

articulos
Prev Next

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Un símbolo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay un pasaje muy revelador en Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4