Text Size
Sábado, Febrero 23, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La identidad de Cataluña

Autor: José María PETIT, filósofo

Los pueblos, como los individuos, tienen su propia identidad que se fundamenta en su su memoria, es decir, en su historia. Mirar al pasado no es, pues, otra cosa que mirarse a sí mismo y saberse. La invocación y el recuerdo del pasado, su constante actualización es la condición para construir el futuro de este pueblo. Por esta razón, todo pueblo, o incluso todo grupo social por reducido que sea, ha de escoger entre la tradición o la voluntad de suicidio.

Bajo esta perspectiva se comprende claramente que ningún pueblo del mundo puede ser definido como un pueblo «progresista». Tal calificativo es necesariamente falso y sólo puede ser una manera de disimular una tentación o seducción, cuyo final inevitable es la muerte de este pueblo. Nadie puede apuntarse al futuro por la sencilla razón de que es inexistente. Las metas que habrán de realizarse en el futuro lo son verdaderamente en la medida en que son ya ahora una realidad. Esto pasa con las sociedades exactamente igual que con las personas.

No es posible proyectarse hacia el futuro sin una actual memoria de su pasado que muestre la verdadera potencia en que consiste el ser de este pueblo.

Cuando aplicamos este principio general a Cataluña en el momento presente entendemos que no se puede hablar de su futuro, presentarlo como un programa de acción sin fundamentarlo en su pasado glorioso. Es evidente que en toda historia hay que distinguir lo anecdótico de lo sustancial o, mejor dicho, hay que distinguir lo creativo, lo fecundo, lo aglutinador, de lo mimético, estéril y desintegrador.

Lo primero son las glorias de un pueblo, lo segundo son sus debilidades. La política se apoya sobre la historia de tal manera que ninguna política sensata puede hacerse en nombre del futuro, el cual no solamente no es todavía, sino que nadie conoce como será.

Este último aspecto es tan verdadero que una reflexión sobre las falsas profecías sería ya por sí sola una enorme lección no sólo de prudencia política sino de conocimiento de la verdadera realidad de un país, de manera que más que hacer real lo posible la política debería consistir en hacer posible lo real, es decir, no empeñarse en negar la realidad para justificar la validez de un pseudo programa político, sino dejar a los grandes ideales que han dado ya su fruto, seguir fecundando la vida de cada pueblo y dando frutos de creatividad, de estabilidad y de verdadero progreso social.

Es con esta intención que nuestra revista se ocupa de temas históricos y, en particular, como lo ha hecho varias veces, de la historia de Cataluña, de sus instituciones, de sus hombres, de sus proyecciones verdaderamente universales. Con el mismo espíritu nos oponemos y advertimos sobre la vacuidad de los mitos de una pretendida Cataluña inexistente tanto antes como ahora, para cuya realización es absolutamente necesario prescindir de la más evidente y palpable –porque la historia deja huella– realidad histórica.

Hasta tal punto es patente este olvido del ser de Cataluña que se ha puesto como ideal de Cataluña la catalanidad, la propia identidad, o sea, el ser «uno mismo» en lugar de ser algo. Un algo, una historia, unos hechos, unas gestas, unos hombres y unas instituciones que sistemáticamente se olvidan o positivamente se rechazan.

Planteadas así las cosas Cataluña se vacía, de hombres y de ideas, de creencias y de instituciones, y se hace exclusivamente apta para el resentimiento. Ni lo sensato, ni lo heroico, cosas que pueden ir juntas en la historia de Cataluña, son ahora punto de referencia de nuestro ser de catalanes.

Por obra y gracia de la dialéctica marxista somos ahora un pueblo «colonizado», «oprimido», que no tiene otra identidad que la de su «autodeterminación» –idea, por cierto, que puede determinar una actitud de futuro pero es metafísicamente incapaz de constituir el ser de ningún pueblo porque pertenece al modo de acción y no al contenido del mismo, que es de lo que se trata. Cataluña es ahora, según esta perspectiva, como un pueblo africano que busca su independencia y que hace consistir en ella su ser nacional.

Para hacer una revolución, como la que se pretende hacer en Cataluña, es preciso negar sistemáticamente toda nuestra realidad hasta el punto de definimos como a un pueblo que «lucha» sin decirmos por qué lucha. La actitud de definir a Cataluña, de manera romántica, como un pueblo que ha luchado por conservar su identidad, sin decir en qué ha consistido ésta, es servir Cataluña en bandeja a los genios de la Revolución, a los teóricos y técnicos de la Revolución. Es elegir la voluntad de suicidio por negarse a reconocer lo que realmente somos.

articulos
Prev Next

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...

El catolicismo y las religiones

Autor: Francisco GARCÍA, catedrático de Química

Una de las constantes observadas en las religiones antiguas es la evolución de los dioses con el(...)

Leer más...

Existe Dios y me doy cuenta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Tiene su chispa el fraile capuchino Cantalamessa. La semana pasada, hablando a la Curia vaticana, citaba a un ateo, Sartre. Y recordaba de(...)

Leer más...

La naturaleza como fundamento de la vida…

Autor: Enrique MARTÍNEZ, doctor en Filosofía

Afirma el filósofo y psicoanalista lacaniano Slavoj Zizek que(...)

Leer más...

Política, emigración y paz

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Vaticano ha dado a conocer el mensaje del Papa para la Jornada Mundial de Oración por la Paz, que, como todos los(...)

Leer más...

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!Leer más...

Los padres ante los adolescentes

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Para educar bien es preciso tener una idea clara del modelo de persona que se persigue, es decir, enseñar a poder saber qué(...)

Leer más...

Los otros mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a(...)

Leer más...

Agua, agricultura, alimentación. Constru…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dando efusivamente las gracias a cuantos han(...)

Leer más...

Robert Spaemann, el último gran filósofo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Robert Spaemann era el filósofo más cercano a Benedicto XVI, su amigo y coetáneo. Falleció el 10 de diciembre a los 91 años,(...)

Leer más...

La Tierra Prometida es un recién nacido …

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si(...)

Leer más...

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos(...)

Leer más...

La sabiduría se cobija en el sentido com…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Ante tantas propuestas ideológicas interesadas ha llegado la triste(...)

Leer más...

En Italia se derrumban los nacimientos y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Justamente el día en el que se(...)

Leer más...

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry(...)

Leer más...

Sobre la verdad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4