Text Size
Lunes, Noviembre 30, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

blog-biografias

Hermann Cohen, carmelita y adorador.

Hermann Cohen nació el 10 de noviembre de 1820, hijo de David-Abraham Cohen y de Rosalía Benjamín. El lugar de su nacimiento fue Hamburgo. David Cohen era un opulento negociante, y quiso dar a sus hijos esmerada educación, en consonancia con su fortuna. Hermann y su hermano mayor, Alberto, fueron mandados al colegio más renombrado de la ciudad, dirigido por un protestante. En él tuvieron que sufrir bastante de parte de sus condiscípulos, en su mayoría protestantes, a causa de la religión que profesaban.

A los cuatro años inicia Hermann su formación musical, y a los once da ya conciertos al piano. Un año después, como discípulo predilecto de Franz Liszt (1811-1886), inicia en París y desarrolla después por toda Europa una carrera muy brillante como pianista, profesor de piano y compositor.

Los personajes más brillantes y anticatólicos de su tiempo fueron los más íntimos amigos de Hermann en su adolescencia y juventud. Felicité de Lamennais (1782-1854), sacerdote que acabó en la apostasía, fue su maestro. George Sand (1804-1876), escritora casada, que abandonó a su familia, y vivió sucesivamente con Mérimée, Musset, Chopin y con algún otro, a veces incluso le acompañaba en los viajes. Admirador de Voltaire y de Rousseau, lo mismo se relacionaba con el anarquista Bakunin (1814-1876), que brillaba en los salones de la aristocracia europea.

Un viernes de mayo de 1847, en París, el príncipe de Moscú le pide a su amigo Hermann que le reemplace en la dirección de un coro de aficionados en la iglesia de Santa Valeria. Hermann, que vive en la vecindad, va allí con gusto. Y en el acto final de la bendición con el Santísimo, experimenta

«una extraña emoción, como remordimientos de tomar parte en la bendición, en la cual carecía absolutamente de derechos para estar comprendido». Sin embargo, la emoción es grata y fuerte, y siente «un alivio desconocido».

Vuelve Hermann a la misma iglesia los viernes siguientes, y siempre en el acto en que el sacerdote bendice con la custodia a los fieles arrodillados, experimenta la misma conmoción espiritual. Pasa el mes de mayo, y con él las solemnidades musicales en honor de María. Pero él cada domingo vuelve a Santa Valeria para asistir a Misa. Contaría años más tarde un amigo de Cohen:

«Habiendo entrado un día por la tarde en la capilla de las Carmelitas, [Hermann] que se complacía en visitar las iglesias en que se hallaba expuesto el Santísimo Sacramento, se puso a adorar a Nuestro Señor manifiesto en la custodia, sin contar las horas y sin advertir que la noche se acercaba. Era en noviembre. Una Hermana tornera llega y da la señal de salir. Fue necesario un segundo aviso. Entonces Hermann dijo a la religiosa: "Ya saldré cuando lo hagan esas personas que se hallan al fondo de la capilla". Y ella: "Pues no saldrán en toda la noche".

«Semejante respuesta de la Hermana era más que suficiente, y dejaba una preciosa semilla en un corazón bien dispuesto. Hermann sale del oratorio y se dirige precipitadamente a casa de Monseñor de la Bouillerie: "Acaban de hacerme salir de una capilla, exclama, en la que unas mujeres estarán toda la noche ante el Santísimo Sacramento"... Monseñor de la Bouillerie responde: "Bien, encuéntreme hombres y les autorizo a imitar a esas buenas mujeres, cuya suerte ante Nuestro Señor envidia usted"

Hermann, muy contento con la autorización de Monseñor de la Bouillerie, se puso inmediatamente en busca de hombres de fe, ávidos como él de agradecer al Jesús de la Eucaristía todos sus beneficios, entregándole sacrificio por sacrificio. «Con la intención, dice el acta de esta primera sesión, de fundar una asociación que tendrá por objeto la Exposición y Adoración Nocturna del Santísimo Sacramento, la reparación de los ultrajes de que es objeto, y para atraer sobre Francia las bendiciones de Dios y apartar de ella los males que la amenazan». Éstos fueron los instrumentos de que el Señor se sirvió para establecer la asociación de la Adoración Nocturna.

La primera noche de Adoración se celebró el 6 de diciembre de 1848. Esta Vigilia, y otras más, se celebraron en el Santuario de Nuestra Señora de las Victorias, de París. En esta iglesia, una lápida de mármol perpetúa el recuerdo de esta fundación. A partir de este momento, la Adoración Nocturna se expandió rápidamente por las parroquias de París y de otras ciudades francesas.

En 1849 Hermann ingresa en el Carmelo. Una vez ordenado presbítero, el padre Hermann, con muchos viajes y trabajos, fue la fuerza más eficaz tanto para la extensión del Carmelo como para la difusión de la Adoración Nocturna en Francia y fuera de ella. En 1862, el arzobispo y cardenal de Westminster, Nicolás Wiseman, consiguió del Papa Pío IX que el padre Cohen fuese enviado a Londres para fundar allí un Carmelo. Antes de marchar, el padre Cohen fue recibido por el Papa, quien le dijo: “Le bendigo, hijo mío y le envío a Inglaterra para convertirla, como en el siglo VI uno de mis predecesores bendijo y envió al monje Agustín, el primer Apóstol de dicho país.”

El 19 de julio de 1870, estalló la guerra entre Francia y Prusia. Después de una serie de derrotas del ejército francés, Napoleón III, sitiado en Sedan, rindió las armas a los prusianos. El 4 de septiembre se proclamó la III República, que dio lugar a una importante secuela de crisis políticas y sociales muy profundas. El nuevo gobierno expulsó de su territorio a los residentes prusianos en suelo francés, y el padre Hermann se vio obligado a salir de Francia, instalándose en Montreux, Suiza.

En estas circunstancias, el obispo de Ginebra, Monseñor Mermillod, le mandó llamar para pedirle se encargase de los cuidados de los prisioneros franceses internados en Prusia. Al llegar a Berlín, el padre Cohen consiguió que se le nombrase capellán de Spandau, en donde se hacinaban 5.300 prisioneros franceses, mal tratados y sumidos en la miseria. Les habló de Francia, les animó a ofrecer las penalidades a Dios por la salvación de su patria, les habló de la salvación del alma, de la necesidad de reconciliarse con Dios, les dijo que había llegado hasta ellos para ayudarles en sus necesidades.

En estas condiciones, con tanto trabajo en condiciones insalubres, no dando reposo a su cuerpo, el padre Hermann contrajo la viruela. Él mismo se lo confesó al padre capuchino Enrique de la Billerie el día 13 de enero: “Querido padre, he cogido las viruelas y tengo necesidad de usted”. Le pidió que le reemplazara porque no quería que se dejara de continuar haciendo el bien a los prisioneros. El día 15 de enero, ante el avance de la enfermedad, el párroco de Spandau le administró en sacramento de la extremaunción. El día 20 de enero de 1871, hacia las diez, hizo un pequeño movimiento y, algunos minutos después, el padre Hermann dejó de existir.

articulos
Prev Next

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...

La verdad no admite cambios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana, la noticia, sin duda, ha estado en unas declaraciones del Papa aparecidas en un documental sobre él, titulado “Francesco”, sobre la legalización(...)

Leer más...

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Vencer el mal a fuerza de bien

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana hemos celebrado la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, Teresa la Grande, fundadora en tiempos revueltos y doctora de la Iglesia(...)

Leer más...

Rezar por la España de todos

Autor: Adolgo GONZÁLEZ, obispo de Almería

Es la Virgen del Pilar(...)

Leer más...

Encíclica "Fratelli tutti"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La encíclica “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”) del Papa Francisco ha entusiasmado a algunos y decepcionado e incluso irritado a otros. Para entender a unos(...)

Leer más...

Cuando el dogma se vive firmemente

Autor: Charles J. CHAPUT, arzobispo emérito de Philadelphia

Cuando la senadora Dianne Feinstein(...)

Leer más...

El Cristo comunista chino

Cameron HILDITCH, historiador

A principios de este año tuvimos noticia de la intención del Partido Comunista Chino (PCC) de elaborar su propia “traducción” del texto bíblico aprobado por(...)

Leer más...

Volver a San Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No es fácil mantener la paz y la esperanza en medio de tanta convulsión como hay en la Iglesia y en el mundo. Esta(...)

Leer más...

Todos los "no" del Papa Francisco a los …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En medio del desinterés general(...)

Leer más...

De nuevo, la amenaza de cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Sin duda que la noticia de la semana ha sido la dimisión de monseñor Becciu como prefecto de la Congregación para la Causa de(...)

Leer más...

Una crisis de fe nunca vista antes

Autor: Willem J. EIJK, cardenal arzobispo de Utrecht

La(...)

Leer más...

El fracaso del diálogo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta ha sido una semana intensa, de noticias nada buenas. Un sacerdote italiano, dedicado a ayudar a los emigrantes sin papeles, fue asesinado a(...)

Leer más...

El posconcilio y los grandes "saltos ade…

Autor: Roberto PERTICI, filósofo

En una reciente intervención intenté señalar, aunque en un(...)

Leer más...

Por qué permanezco en la Iglesia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El cardenal de Luxemburgo, jesuita y presidente de la Comisión que coordina a todas las Conferencias Episcopales de Europa, monseñor Hollerich, ha dicho que(...)

Leer más...

Por qué me quedo en la Iglesia

Autor: Joseph RATZINGER, teólogo

Hoy en día hay muchas razones opuestas para no permanecer en la Iglesia. Es tentador dar la espalda a la Iglesia no sólo a aquellos(...)

Leer más...

La dictadura de la Comunión en la mano

Autor: Francisco J. CARBALLO, historiador

Las dictaduras no son intrínsecamente malas. De la dictadura del bien, de lo(...)

Leer más...

Custodios de la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dentro del Leer más...

Culto y cultura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Elon Musk, el multimillonario que fabrica los coches eléctricos Tesla, ha decidido llamar a su hijo X AE A-12. Ignoro como llamarán en la(...)

Leer más...

El "rediseño" de la Iglesia católica

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Como me dedico a la academiael oficio de leer dentro de(...)

Leer más...

La ideología de género. Su imposición en…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Se habla habitualmente de Leer más...

Algunas claves del magisterio social de …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Del 22 al 25 de agosto de 1968 San Pablo VI realizó una peregrinación a Colombia con(...)

Leer más...

La gran estafa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana se ha publicado un informe sobre la salud mental en Estados Unidos durante la pandemia. Según este informe, tres de cada cuatro(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4