Text Size
Too many requests
Jueves, Diciembre 14, 2017
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Silencio

Autor: Marco TOSATTI, periodista

Primero, denigrar. Adjudicar al adversario una etiqueta que lo ponga en dificultades ante la opinión pública, lo coloque a la defensiva. Es artificio retórico tan viejo como el mundo y la Iglesia lo conoce bien. Así, ante un hecho singularmente excepcional y excepcionamente sufrido, como la correccikón filial firmada -por ahora- por 62 personalidades del mundo católico, laicos y sacerdotes (cardenales y obispos, dicen, han sido voluntariamente excluidos) tenemos dos reacciones. La primera, sobre la que volveremos, de parte de los directamente interesados: el silencio.

La segunda, de sus secuaces de mano, o de pluma, o de ordenador, o de TV, si preferís: empequeñecer, etiquetar de forma humillante, dar a entender que se trata de pobre gente, de (¡horror!) gente de derechas; ¿no ha firmado también monseñor Fellay, el líder de los lefebvrianos? Otra reacción: recemos por ellos, pobrecitos, que se atreven a decir que el Papa puede equivocarse. No es posible: el Papa es quien decide quién es herético. ¿Cómo podría escribir cosas equivocadas? Dejemos a quien sabe más que nosotros refutar estas tesis, que atribuyen al Papa, siempre y por doquier, prerrogativas de las uqe no dispone y que nadie ha reivindicado nunca. Pero observemos que en los artículos de crítica, más o menos veladamente, falta -rigurosamente- un elemento: la valoración si lo que ha sido dicho en la corrección formal tiene sentido o si no lo tiene.

Quien escribe es una persona cualquiera, sin títulos académicos. Ha recibido una formación clásica, en la que ha sido educado en la lótica. Ahora bien, la lógica no es católica; es la base del razonar humano y basta. También para los católicos, porque la Mente que ha creado todo ha puesto la lógica como fundamento de su creación. Todo esto para decir, como otros más doctos de los que escriben han hecho ya, que cuando los firmantes de la Corrección escriben que como consecuencia de la Amoris Laetitia y de las interpretaciones de la misma: “Una persona, mientras obedece a la ley divina, puede pecar contra Dios en virtud de esa misma obediencia”, no es sólo la fe la que es eventualmente herida, sino también la lógica. Que es anterior a la fe. Y la misma cosa podría ser dicha para todas o casi todas las otras seis observaciones. Esto se se abstienen de destacarlo los “palmeros”, que repiten “¡Tradicionalistas!” “¡Conservadores”! y piensan que así han resuelto el problema, o al menos han ganado el salario del día.

No conozco a todos los 62 firmantes, más aún, conozco a muy pocos; pero de una ojeada a su corrículum, aunque veloz, me parece que son personas de estudio y de estudios. Liquidar su sufrimiento y esfuerzo con una etiqueta es una operación de propaganda, por desgracia no ignorada tampoco por la Iglesia. Cierto, tienen valor; con el clima que se respira desde hace años en el Vaticano y fuera, de control, espionaje, castigos e intimidaciones no digo del disenso, sino de cada idea que no sea la adecuada, para actuar deben tener verdaderamente un gran amor por la Iglesia, la de siempre. Y preferir correr cualquier riesgo antes que faltar al deber de la palabra.

Esto nos lleva al inicio de nuestra reflexión. Desde que la amoris Laetitia ha explotado en su devastadora ambigüedad querida en lo interno de la Iglesia, el Pontífice reinante ha recibido peticiones, apelaciones, Dubia, cartas personales y privadas, de centenares de personas, muchas de las cuales han gastado la vida por la Iglesia y no tienen ciertamente -a diferencia de otros- objetivos de poder o intereses que defender. Ahora, como casi paso extremo, está la Corrección. A todo esto la respuesta ha sido solo una: el silencio. Quien escribe entiende bien el punto muerto al cual cálculos equivocados, buenas intenciones, consejos venenosos, pueden haber conducido al principal protagonista del draman. Y quien escribe comprende también el efecto devastador y deprimente que podría tener sobre una personalidad particular el reconocimiento del error. Pero el silencio no se puede aceptar en quien es responsable de la fe de mil doscientos millones de fieles, entre los cuales la confusión aumenta. Especialmente si no hace otra cosa más que hablar, hablar, hablar... pero de todo lo demás.

 

articulos
Prev Next

Una soberanía de Dios sobre Jerusalén, "…

Autor: Graziano MOTTA, periodista

Se ha reabierto la disputa por Jerusalén, o mejor dicho, por la reivindicación exclusiva de su soberanía musulmana, con(...)

Leer más...

Sobre la publicación de la carta del Pap…

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Hace unos tres meses predije que la carta del Papa Francisco a(...)

Leer más...

Fariseos del sexo

Autor: Miguel ARAGUREN, escritor

Todos participamos de ciertos fariseísmos. Casi siempre son menores, como cuando entre amigos decimos despreciar a las revistas del(...)

Leer más...

Myanmar y Bangladesh, mucho más que rohi…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La visita del Papa a Myanmar y Bangladesh, que terminó el sábado, ha estado marcada por la situación de la etnia rohingya. Reprimida(...)

Leer más...

Remedios maltratadores

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Los remedios con que nuestra época pretende combatir la calamidad del maltrato a la mujer sólo contribuirán(...)

Leer más...

Cisneros

Autor: Luis SUÁREZ, escritor

Se han cumplido quinientos años desde la muerte de un protagonista excepcional para la Historia de España, el cardenalLeer más...

El cadáver de España

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

El vaticinio de Menéndez Pelayo se cumple implacablemente: la unidad histórica de España se fraguó sobre la(...)

Leer más...

Europa, de cristiana a musulmana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Una semana más, por tercera vez, el Santo Padre ha dedicado su catequesis de los miércoles a la Eucaristía. Ha recordado en esta(...)

Leer más...

Tentaciones a superar por la Iglesia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En las actuales circunstancias, la Iglesia, los cristianos, necesitamos superar tres soluciones equivocadas o tres riesgos(...)

Leer más...

Ante la muerte

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Noviembre es un mes especialmente dedicado a los difuntos. Leemos en «Misericordia et Misera» del Papa Francisco en el(...)

Leer más...

Cardenal George, cardenal Cupich, la fid…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Palabras del cardenal Francis George, arzobispo de Chicago, durante una charla de 2010 a sacerdotes recién(...)

Leer más...

Eucaristía y vida

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote

Pasan muchas cosas en la Iglesia cada semana y a veces son tan graves que no queda más remedio que fijarse en ellas para aportar(...)

Leer más...

Los frutos de una disciplina blanda

Autor: Mark A. PILON, sacerdote

Cuando yo estaba en el seminario a principios de los sesenta, se nos enseñó el concepto(...)

Leer más...

La identidad de Cataluña

Autor: José María PETIT, filósofo

Los pueblos, como los individuos, tienen su propia identidad que se fundamenta(...)

Leer más...

Dolor, sorpresa y confianza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las cosas, en la Iglesia y en la misma sociedad, se suceden tan rápidas que lo que era noticia un día, al siguiente queda rápidamente(...)

Leer más...

Un teólogo escribe al Papa: Hay caos en …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Thomas G. Weinandy es uno de los teólogos más conocidos. Vive en Washington, en el Seminario de(...)

Leer más...

El cardenal Müller sobre "Amoris laetiti…

Autor: Néstor MARTÍNEZ, filósofo

El Card. Müller ha escrito la introducción a un libro de Rocco Buttiglione en(...)

Leer más...

¿Qué reforma? ¿Qué cambios?

Autor: George WEIGEL, escritor

A pesar de la formulación que ustedes oirán antes y después del 31 de octubre en relación al quinto centenario de(...)

Leer más...

Vuelve la Europa católica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En Europa había muchas naciones consideradas “católicas” debido a que esa era la religión de la mayoría de sus habitantes. Pero, de éstas, sólo cinco(...)

Leer más...

La bofetada de Francisco al cardenal Sar…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La carta con la que en los días pasados Francisco(...)

Leer más...

Iglesia y proceso soberanista

Autor: Oriol TRILLAS, abogado

Así como Stalin se preguntaba, con intención sarcástica, cuántas divisiones tenía el Papa, no podemos dudar de que el independentismo catalán(...)

Leer más...

El Sínodo de las selvas vírgenes y de lo…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Santa Sede ha anunciado la celebración en Roma, para el mes de octubre del año que viene, de un Sínodo extraordinario dedicado a la(...)

Leer más...

Cosas del fin del mundo. Los "novísimos"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En el importante diario "la Repubblica" del cual es fundador, Eugenio Scalfari,(...)

Leer más...

La superabundancia de los dones de Dios

Autor: Francisco Javier GARCÍA, químico

La fiesta de los Ángeles Custodios me ha hecho caer en la cuenta de la superabundancia de los dones de Dios. A primera vista, podría parecer que la(...)

Leer más...

La nueva represión de los teólogos catól…

Autor: Dan HITCHENS, periodista

Los católicos ortodoxos están enfrentando «persecución» - y no desde el ámbito secular, sino de sus propios(...)

Leer más...

Se puede cambiar de rumbo y acabar con e…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente del Vaticano ante la FAO

Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo”. Estas palabras del Papa Francisco, en(...)

Leer más...

Cómo se destruye el catolicismo en Améri…

Autor: David CARLINE, profesor de Filosofía y Sociología

Si se hace un repaso de la historia del protestantismo liberal en los(...)

Leer más...

Pruebas para el cónclave. Parolín en "po…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son tres los candidatos a Papa sobre los que se susurra dentro y fuera del Vaticano. Uno(...)

Leer más...

El Vaticano apoya a España

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Voy a tratar de nuevo, en este comentario semanal a la actualidad de la Iglesia, del intento de independencia de una parte de España, Cataluña,(...)

Leer más...

Impactante investigación sobre católicos…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Es cada vez más frecuente que los profesores de grupos de escolares protestantes del norte de Europa(...)

Leer más...

¡Inmenso e intenso dolor!

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Somos muchos los que sentimos como una daga de dolor intenso, clavada en lo más profundo de nuestras(...)

Leer más...

Violencia y víctimas en Cataluña

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Escribo este artículo a dos días de la celebración del referéndum ilegal e inconstitucional que los independentistas quieren llevar a cabo en Cataluña para separarla(...)

Leer más...

Silencio

Autor: Marco TOSATTI, periodista

Primero, denigrar. Adjudicar al adversario una etiqueta que lo ponga en dificultades ante la opinión pública, lo coloque a la defensiva.(...)

Leer más...

El brazo armado del Papa en el relato de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El domingo 24 de septiembre, pasadas las doce de mediodía, la sala de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Por qué lucho contra la eutanasia en los…

Autor: René STOCKMAN, superior general de los Hermanos de la Caridad

En el año 2002 Bélgica legalizó la eutanasia en nombre de la «dignidad» de(...)

Leer más...

Iglesias paralelas en Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los obispos de Bolivia han estado en el Vaticano en visita “ad limina”, que es una especie de rendimiento de cuentas amigable que los obispos(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4