Text Size
Martes, Octubre 16, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Caffarra, una presencia imponente y humilde

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

El cardenal Carlo Caffarra ha sido en la vida de la Iglesia italiana, y por consiguiente en mi vida, una presencia imponente, gigantesca, pero que se expresaba en la absoluta normalidad. Era una grandeza humilde, una humildad hecha de fe: la fe que había heredado de sus padres y del sano pueblo lombardo en el que había nacido y al que honró toda su vida asumiendo incluso las actitudes más inmediatamente propias del pueblo al que encarnaba. Una fe limpia y profunda, una fe que había sabido evolucionar de forma crítica y sistemática a través de largos y productivos estudios que abarcaron varios campos de la teología, pero sobre todo de la teología moral.

Desde los primeros momentos supo enseñar con una gran profundidad y al mismo tiempo con una gran simplicidad. Le recuerdo (yo como joven estudiante de la Universidad Católica del Sacro Cuore de Milán y él como joven profesor de introducción a la teología moral) desplegando en sus clases las directrices éticas de la vida cristiana, las grandes directrices de inteligencia y de diálogo que nos permitían luego a nosotros estar preparados (justo por la enseñanza que habíamos recibido) a la confrontación activa con el mundo que nos rodeaba, incluso el más alejado de la fe o directamente hostil a la fe.

Formó generaciones enteras de cristianos y de sacerdotes en la grandeza de su inteligencia de la fe y en su capacidad de comunicación. Vivió para que ese pueblo de cristianos que había formado recuperase un sentido cada vez más profundo de su propia identidad y por tanto el ímpetu de su propia responsabilidad misionera.

Subió todos los peldaños de una extraordinaria –podría decirse- carrera eclesiástica, que le llevaron desde la dirección del Instituto Juan Pablo II para los Estudios sobre el Matrimonio y la Familia hasta su feliz paso por el episcopado de Ferrara, donde fue mi inolvidable predecesor, y a la grandeza de la fatiga del episcopado boloñés, un episcopado marcado por una decidida voluntad de hacer cada vez más viva la pertenencia a la Iglesia, y dicha pertenencia cada vez más capaz de convertirse en misión. Allí experimentó el enfrentamiento, duro en ocasiones, con la mentalidad laicista, que no le pasó ni una e incluso le pidió muchas veces que se disculpase públicamente por su sólida fidelidad a la tradición católica y a la cultura que nace de la fe.

Supo relacionarse con todos. Nadie recuerda al cardenal Caffarra como una presencia hostil, nadie le recuerda –ni siquiera sus mayores enemigos– como alguien con quien resultase difícil tratar. Le recuerdan como un hombre con personalidad, un hombre culto que justo por la fortaleza granítica de su fe era capaz de comunicar de forma cada vez más profunda y articulada el tesoro de la fe, de modo que esta realidad de la fe supiese salir al encuentro de forma significativa –tal vez polémica, pero siempre significativa– con el mundo que la rodea. Un mundo cuya tensión anticatólica comprendió con rara profundidad.

Ayudó a generaciones de católicos a descubrir las líneas de esta tendencia anticatólica, que se manifestó luego, en los últimos años de su episcopado boloñés, en la voluntad de marginar y excluir a la Iglesia y a la familia del ámbito de la vida social.

Entonces, cuando su edad avanzaba y sus fuerzas declinaban, asumió la responsabilidad de convertirse en el más limpio defensor de la doctrina católica sobre la familia y de denunciar todos los equívocos y traiciones que se perpetraban en el llamado mundo católico contra la gran tradición de la familia cristiana, fundamento de la vida de la Iglesia y de la sociedad. Con energía casi juvenil, en los últimos años consagró su existencia y su magisterio, y su presencia pública allí donde le llamasen, a defender el dogma cristiano de la familia.

Cuando posteriormente aparecieron nubes en la vida y en el gobierno de la Iglesia, ahora visibles para todos; y cuando descubrió que el magisterio no era propuesto (por quienes conducen) ni comprendido (por el pueblo) adecuadamente, según correspondía a las exigencias de su propia formación, con auténtico escándalo (el escándalo de su conciencia de sacerdote y de obispo formado con indiscutible adhesión al magisterio pontificio) asumió la responsabilidad de ser una presencia caritativamente crítica en la vida de la Iglesia, y de proponer al Papa los puntos dudosos que solo el Papa habría podido o podría resolver adecuadamente.

Creo que el cardenal Caffarra llevó con enorme dolor –silencioso y humilde, pero enorme dolor– la situación de agotamiento y de confusión en la Iglesia. Y creo que –como me confiaba su hermana cuando ayer por la tarde me acerqué a venerar su cuerpo– murió de este dolor de la Iglesia y por la Iglesia.

En nuestra vida eclesial y social permanecerá uno de los más firmes defensores de la verdad de la fe católica, de la verdad de los derechos de la Iglesia y del pueblo, el defensor de esa doctrina social de la Iglesia que es fundamento indiscutible para una evolución democrática de la vida social del país: de este país y de cualquier otro.

articulos
Prev Next

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...

Texto íntegro de la carta de monseñor Vi…

TESTIMONIO de Mons. Carlo Maria Viganò Arzobispo titular de Ulpiana Nuncio Apostólico

Leer más...

La Iglesia en la encrucijada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha terminado el Congreso previo a la Jornada de las Familias en Dublín, un Congreso diferente a los demás, por los acontecimientos que han acontecido antes e(...)

Leer más...

Sacerdotes y obispos homosexuales. Ni "s…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Homosexuales" y "obispos": éstas son las dos(...)

Leer más...

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4