Text Size
Viernes, Mayo 25, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Don Santiago

Autor: Alfonso USSIA, periodista

El señor Arzobispo no le ha gustado lo que ha dicho su cura. El señor Arzobispo está instalado, quizá por obligación, en el cómodo edificio de lo políticamente correcto, y su sacerdote está en su verdad.

Conozco al cura desde muchos años atrás. Fue el relevo de otro cura, don José Luis Martín-Descalzo en ABC. Un sacerdote poeta, gran escritor, diabético y con elevado sentido del humor. Don Santiago Martín trabajó y escribió durante 14 años en ABC. De ahí pasó a hacerlo en LA RAZÓN, y retornó a sus orígenes. Tiene tres carreras universitarias. Es sacerdote de la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles de Madrid. Un hombre de Dios, pausado, inteligente, medido y brillante con la palabra y con la pluma. Si don Santiago Martín se ha atrevido a decir en un púlpito lo que tantos cristianos piensan, hay que buscar la causa en otras esferas. Quizá don Santiago ha dicho en su sitio lo que el señor Arzobispo no se ha atrevido a decir en el suyo. Quizá don Santiago ha dicho con claridad meridiana y valentía razonada en su sitio, lo que algún político cobarde se ha callado en el suyo. Quizá don Santiago Martín se ha visto arrastrado por la verdad de su verdad y herido por las muertes y el dolor de las víctimas de un atentado, ha hablado en su sitio con el resplandor sincero de la Iglesia perseguida y se ha dejado de sandeces y valdanismos porteños. El señor Arzobispo de Madrid tendría que agradecer públicamente a su sacerdote su compromiso con la verdad de su verdad.

 

Don Santiago Martín, el cura, no ha dicho nada atentatorio ni falso. Que los culpables son los asesinos, los terroristas. Pero que una parte de culpa la tiene Ada Colau por haber desoído la recomendación del Ministerio del Interior de instalar bolardos preventivos allí donde se reúnen más ciudadanos para pasear. Y que también la alcaldesa de Madrid ha despreciado la recomendación porque los bolardos «coartan la libertad». Y el cura, ha coincidido parcialmente con la aseveración de las dos alcaldesas comunistas. En efecto, coartan la libertad, pero no la libertad de los pacíficos, sino la libertad de los asesinos. Y al final de su homilía, ha formulado una pregunta. ¿Qué hubiera pasado si el Gobierno municipal de Barcelona fuera de un partido de derechas?

Voy a responder a don Santiago, el buen cura. Se habría montado la marimorena. Se habría exigido la inmediata dimisión del Gobierno municipal. Se habrían convocado manifestaciones y escraches ante el Ayuntamiento de Barcelona y el domicilio particular de la Alcaldesa. Y las palabras vaticanas del Santo Padre se hubiesen leído en un tono más áspero y endurecido. Porque el comunismo –y eso no lo ha dicho el cura pero lo escribo yo–, la ideología más asesina y brutal de la historia de la humanidad, siempre gozará de la bula y la comprensión de todos los cobardes. El comunismo está más del lado de los terroristas que dispuesto al amparo de las víctimas. Prueba de ello, la vergonzosa actitud «observadora» de los diferentes guateques comunistas en el Pacto Antiyihadista. El comunismo aprueba y financia la construcción de mezquitas, y aplaude la destrucción de imágenes sagradas católicas en nuestras iglesias. 

El comunismo no considera relevante que uno de los tiranos que lo financian haya dado un golpe de Estado en Venezuela y asesinado a ciento cincuenta venezolanos, cincuenta de ellos, estudiantes. El comunismo tolera la tortura y la indefensión de los presos políticos. El comunismo recibe grandes cantidades de dinero de regímenes que cuelgan a los homosexuales de lo alto de las grúas, lapidan a las mujeres y permiten que niñas de ocho años sean vendidas como ganado a un viejo sádico que desea la posesión de su cuerpo. Todo ello lo aprueba el comunismo «porque hay que respetar las culturas ajenas». Pero no la nuestra. Y los bolardos coartan la libertad. Sí, pero de los asesinos. A mí un bolardo me importa un bledo. Paso entre bolardo y bolardo, y aquí paz y después, gloria.

Don Santiago Martín ha hablado porque su conciencia cristiana se lo ha exigido. Con tranquilidad y cordura. Sin odio. Pero también sin miedo. Conoce el idioma y maneja a la perfección ideas y palabras. Les aseguro que don Santiago Martín es un buen sacerdote y una gran persona. El señor Arzobispo no puede enfadarse con don Santiago. No lo hizo con Rita Maestre cuando gritó «¡Arderéis como en el 36!», a la que disculpó con pronta misericordia. Y no me parece correcto que acuda a un programa de televisión a desautorizar a su cura.

La Iglesia, perseguida hoy en día en España, necesita sacerdotes valientes, no políticamente correctos ni aduladores de quienes los odian. Juan Pablo II venció con su firmeza al comunismo que torturó a su país. No se calló ni se cayó. Lo de ahora, por desgracia, es diferente. Pero este cura no merece advertencia ni sanción alguna. Todo lo contrario.

Gracias, querido cura.

(Publicado en La Razón el 24.8.17)

articulos
Prev Next

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4