Don Santiago
Text Size
Sábado, Agosto 18, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Don Santiago

Autor: Alfonso USSIA, periodista

El señor Arzobispo no le ha gustado lo que ha dicho su cura. El señor Arzobispo está instalado, quizá por obligación, en el cómodo edificio de lo políticamente correcto, y su sacerdote está en su verdad.

Conozco al cura desde muchos años atrás. Fue el relevo de otro cura, don José Luis Martín-Descalzo en ABC. Un sacerdote poeta, gran escritor, diabético y con elevado sentido del humor. Don Santiago Martín trabajó y escribió durante 14 años en ABC. De ahí pasó a hacerlo en LA RAZÓN, y retornó a sus orígenes. Tiene tres carreras universitarias. Es sacerdote de la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles de Madrid. Un hombre de Dios, pausado, inteligente, medido y brillante con la palabra y con la pluma. Si don Santiago Martín se ha atrevido a decir en un púlpito lo que tantos cristianos piensan, hay que buscar la causa en otras esferas. Quizá don Santiago ha dicho en su sitio lo que el señor Arzobispo no se ha atrevido a decir en el suyo. Quizá don Santiago ha dicho con claridad meridiana y valentía razonada en su sitio, lo que algún político cobarde se ha callado en el suyo. Quizá don Santiago Martín se ha visto arrastrado por la verdad de su verdad y herido por las muertes y el dolor de las víctimas de un atentado, ha hablado en su sitio con el resplandor sincero de la Iglesia perseguida y se ha dejado de sandeces y valdanismos porteños. El señor Arzobispo de Madrid tendría que agradecer públicamente a su sacerdote su compromiso con la verdad de su verdad.

 

Don Santiago Martín, el cura, no ha dicho nada atentatorio ni falso. Que los culpables son los asesinos, los terroristas. Pero que una parte de culpa la tiene Ada Colau por haber desoído la recomendación del Ministerio del Interior de instalar bolardos preventivos allí donde se reúnen más ciudadanos para pasear. Y que también la alcaldesa de Madrid ha despreciado la recomendación porque los bolardos «coartan la libertad». Y el cura, ha coincidido parcialmente con la aseveración de las dos alcaldesas comunistas. En efecto, coartan la libertad, pero no la libertad de los pacíficos, sino la libertad de los asesinos. Y al final de su homilía, ha formulado una pregunta. ¿Qué hubiera pasado si el Gobierno municipal de Barcelona fuera de un partido de derechas?

Voy a responder a don Santiago, el buen cura. Se habría montado la marimorena. Se habría exigido la inmediata dimisión del Gobierno municipal. Se habrían convocado manifestaciones y escraches ante el Ayuntamiento de Barcelona y el domicilio particular de la Alcaldesa. Y las palabras vaticanas del Santo Padre se hubiesen leído en un tono más áspero y endurecido. Porque el comunismo –y eso no lo ha dicho el cura pero lo escribo yo–, la ideología más asesina y brutal de la historia de la humanidad, siempre gozará de la bula y la comprensión de todos los cobardes. El comunismo está más del lado de los terroristas que dispuesto al amparo de las víctimas. Prueba de ello, la vergonzosa actitud «observadora» de los diferentes guateques comunistas en el Pacto Antiyihadista. El comunismo aprueba y financia la construcción de mezquitas, y aplaude la destrucción de imágenes sagradas católicas en nuestras iglesias. 

El comunismo no considera relevante que uno de los tiranos que lo financian haya dado un golpe de Estado en Venezuela y asesinado a ciento cincuenta venezolanos, cincuenta de ellos, estudiantes. El comunismo tolera la tortura y la indefensión de los presos políticos. El comunismo recibe grandes cantidades de dinero de regímenes que cuelgan a los homosexuales de lo alto de las grúas, lapidan a las mujeres y permiten que niñas de ocho años sean vendidas como ganado a un viejo sádico que desea la posesión de su cuerpo. Todo ello lo aprueba el comunismo «porque hay que respetar las culturas ajenas». Pero no la nuestra. Y los bolardos coartan la libertad. Sí, pero de los asesinos. A mí un bolardo me importa un bledo. Paso entre bolardo y bolardo, y aquí paz y después, gloria.

Don Santiago Martín ha hablado porque su conciencia cristiana se lo ha exigido. Con tranquilidad y cordura. Sin odio. Pero también sin miedo. Conoce el idioma y maneja a la perfección ideas y palabras. Les aseguro que don Santiago Martín es un buen sacerdote y una gran persona. El señor Arzobispo no puede enfadarse con don Santiago. No lo hizo con Rita Maestre cuando gritó «¡Arderéis como en el 36!», a la que disculpó con pronta misericordia. Y no me parece correcto que acuda a un programa de televisión a desautorizar a su cura.

La Iglesia, perseguida hoy en día en España, necesita sacerdotes valientes, no políticamente correctos ni aduladores de quienes los odian. Juan Pablo II venció con su firmeza al comunismo que torturó a su país. No se calló ni se cayó. Lo de ahora, por desgracia, es diferente. Pero este cura no merece advertencia ni sanción alguna. Todo lo contrario.

Gracias, querido cura.

(Publicado en La Razón el 24.8.17)

articulos
Prev Next

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4