Text Size
Too many requests
Sábado, Febrero 24, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El alimento del monstruo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tres atentados islamistas en una semana son muchos, incluso para el ritmo a que nos tienen ya acostumbrados. Uno se ha llevado por delante a un buen puñado de adolescentes en Manchester, mientras disfrutaban de un concierto. Otro ha golpeado a una comunidad católica en Mindanao, Filipinas, mientras celebraban la misa, y de momento implica el secuestro del sacerdote, varias religiosas y un grupo de laicos. El tercero ha tenido como víctimas a la ya muy castigada comunidad copta de Egipto, con el ametrallamiento de un grupo de peregrinos, y que ha elevado a veintiocho el número de muertos y a decenas el de heridos.

El islam radical es un monstruo voraz que reclama cada vez más víctimas humanas. Dejo para los especialistas si esa interpretación de la religión fundada por Mahoma es la correcta o no. Esa, por lo menos, es realmente sanguinaria y monstruosa. Pero, como siempre, corremos el riesgo de fijarnos en los frutos sin ir a las raíces. ¿Quién alimenta al monstruo? ¿De dónde saca su odio para luego descargarlo contra las víctimas?

Para unos, todo es cuestión de economía y, por lo tanto, todo se resolvería con economía. Es decir, el islam radical existe porque hay injusticias sociales y, acabadas éstas, los musulmanes entrarían en la arcadia feliz de las religiones que no se atacan mutuamente y que se respetan hasta el punto de no inmutarse si algunos de sus miembros pasan a otra religión.

Para otros, la raíz del problema está en el propio islam, en el que distinguen varias etapas. Una primera, más pacífica, y otra posterior más guerrera y justificadora de la violencia. Estos propugnan una especie de Ilustración para purificar al islam de su vertiente radical, leyendo los textos sagrados desde una perspectiva que excluyera toda violencia. Probablemente pueden esperar sentados muchos siglos hasta que esto suceda, o al menos hasta que suceda de forma natural y espontánea.

Hay otra perspectiva, aportada nada menos que por el Papa emérito. Benedicto XVI, recientemente (el 19 de abril), envió un interesante artículo a un simposio organizado en Polonia precisamente sobre su pensamiento acerca de la concepción del Estado. En él decía textualmente: “La contraposición entre las concepciones de un Estado radicalmente ateo y el surgir de un Estado radicalmente religioso en los movimientos islamistas, conduce en nuestro tiempo a una situación explosiva, cuyas consecuencias sentimos cada día”. Y añadía: “Estos radicalismos exigen urgentemente que nosotros desarrollemos una concepción de Estado que convenza, que soporte el enfrentarse con estos desafíos y pueda superarlos”.

Para el Papa Benedicto, por lo tanto, el radicalismo islámico sería alimentado, al menos en parte, por el radicalismo ateo que configura hoy la vida de muchos Estados occidentales. Es decir, cuando los musulmanes ven cómo tratan a la Iglesia en Europa y cómo se está legislando en los temas relacionados con la familia y la vida, se convencen de que ese modelo de sociedad no es el que ellos quieren para sus hijos, lo desprecian y no dudan en utilizar cualquier método para acabar con ellos. Esto, ciertamente, justificaría a sus ojos los ataques contra los objetivos seculares o secularizados, pero ¿por qué atacar a objetivos exclusivamente religiosos? Porque para ellos, con su concepción del Estado en la cual no cabe distinción entre sociedad civil y religión, los cristianos son cómplices de la corrupción moral en que ha caído Occidente, bien porque ha contribuido a ella o bien porque no ha sido capaz de defender con eficacia sus principios. No sólo Occidente debe morir, sino que también debe hacerlo la religión que se ha identificado con Occidente, el cristianismo, porque ha pasado su hora, ante le imposibilidad de organizar una sociedad en la que se defiendan determinados principios morales.

No nos damos cuenta, por lo general, de que los musulmanes se sienten superiores a los demás, ateos o religiosos. Y que esto es así en buena medida porque de la degeneración creciente de las sociedades occidentales extraen argumentos que les reafirman en su superioridad moral. Para todos ellos, Occidente -y el cristianismo- tiene que caer porque ha pasado su hora y el Imperio está podrido por dentro. La diferencia entre unos y otros está en que se elija la vía pacífica para acabar con Occidente -la llamada “conquista por el vientre”, es decir a través de la natalidad- o la vía violenta -el terrorismo y la guerra de conquista-. Pero ambos están convencidos de que Occidente está acabado desde el punto de vista moral y sus conquistas técnicas o su mejor nivel de vida no les sirven ya para creer en su superioridad. Al contrario, incluso aunque los utilicen, los desprecian.

Por lo tanto, y vuelvo a la idea planteada por el Papa emérito, no creo que sea suficiente con condenar las obras del monstruo. Tenemos que preguntarnos quién lo alimenta. Lo estamos alimentando nosotros mismos, con nuestras permisivas leyes sobre el aborto y la eutanasia o con todo lo relacionado con la ideología de género. Nos desprecian por todo esto y algunos llevan su desprecio a poner bombas. No podemos limitarnos a condenar sus actos. Debemos acusarnos a nosotros mismos por estar alimentando al monstruo o, al menos, dejar que otros le alimenten.

articulos
Prev Next

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...

Silencio, se mata

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Silencio, se rueda” es la frase típica cuando se está grabando una película. En los hospitales abundan los carteles de enfermeras con un(...)

Leer más...

Del individualismo a los constructores d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, FIDA y PMA

Las palabras del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático del pasado 8 de(...)

Leer más...

Excusas para una guerra

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dice un viejo refrán que “cuando quieras matar a tu perro debes decir que está rabioso”. O sea, cuando quieras romper con alguien,(...)

Leer más...

Ratzinger profetizó la "letanía" del nue…

Autor: Juan José ROMERO, escritor

Las «letanías» de la Iglesia del Nuevo Paradigma están recogidas(...)

Leer más...

¿De dónde saca el cardenal Marx la idea …

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

El cardenal Reinhard Marx ha provocado una polémica al sugerir la(...)

Leer más...

Sobre las informaciones de capitulación …

Autor: George WEIGEL, escritor

El «examen de conciencia» es una parte importante de la espiritualidad(...)

Leer más...

Cuatro palabras

Autor: Joseph ZEN, cardenal arzobispo emérito de Hong Kong

Algunas personas(...)

Leer más...

El país imaginario visitado por Mons. Ma…

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de(...)

Leer más...

En la Iglesia católica no hay "cambios d…

Autor: George WEIGEL, escritor

Desde que Thomas Kuhn lo popularizase en su libro de 1962 Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente.(...)

Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente. Lo que(...)

Leer más...

¡No toquéis a los mártires chinos!

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

Ante la confusa situación de la Iglesia italiana (y no solo), nos cuesta salir del inquietante(...)

Leer más...

"Humanae vitae" bajo asedio

A cincuenta años de su publicación, la encíclica de Pablo VI "Leer más...

Santo Tomás de Aquino: la razón silencio…

Autor: Tomas SALAS, doctor en Filología

Basta leer un fragmento o una parte de la(...)

Leer más...

La hora de los sacerdotes casados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El viaje del Papa a Chile y Perú estuvo polarizado por la cuestión del apoyo del Pontífice a monseñor Barros, el obispo chileno(...)

Leer más...

Identidad católica reducida

Autor: Alonso GRACIÁN, escritor

“Unos pocos solamente piensan en la verdad depositada en el ser de las cosas”. Anselmo(...)

Leer más...

El Papa y "los zurdos"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando escribo este artículo, el Papa se encuentra ya en Perú, donde ha condenado enseguida la corrupción, que afecta a las élites políticas(...)

Leer más...

Mentes mentirosas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

La etimología de las palabras esconde sabidurías muy hondas y provechosas. A nadie se le ocurriría pensar(...)

Leer más...

Mi casa es casa de oración

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos: os escribo esta carta con todo cariño y con la normal preocupación y máximo interés(...)

Leer más...

En Chile, Francisco se desdobla. Y no se…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Falsos derechos, prudencia y libertad re…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todos los años el Santo Padre se reúne con los embajadores acreditados ante la Santa Sede. El discurso al Cuerpo Diplomático es uno(...)

Leer más...

Historias de Curia. El desquite del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El Leer más...

Tres opciones para el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay unos datos recientes sobre la situación de la Iglesia en España, que nos pueden ayudar a entender no sólo lo que está(...)

Leer más...

Por qué Ratzinger no es herético. La pal…

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de(...)

Leer más...

Ratzinger rehabilita a Müller. Pero tamb…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Se desploman los bautizos en España. Alg…

Autor: José Manuel GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Números cantan y además con una tenacidad insultante. Aporto dos datos. En el año 2015 se(...)

Leer más...

Continuidad sin ruptura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Justo antes de acabar el año, Benedicto XVI, nos ha regalado una nueva y breve intervención, en forma de prólogo a un libro(...)

Leer más...

Familia cristiana e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El domingo después de Navidad y anterior a Año Nuevo, si(...)

Leer más...

Vaticano sin paz. Dinero, sexo y pesebre…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Navidad de tensión este año en el(...)

Leer más...

Nuestros esfuerzos y los giros inesperad…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

Al comienzo de su libro La infancia de JesúsLeer más...

El Niño Jesús, el origen de la Creación …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En estos días navideños los cristianos celebramos con alegría la venida al mundo del Salvador, su Nacimiento, o dicho(...)

Leer más...

Navidad y esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Entre tantas preocupaciones e incluso escándalos, que salpican nuestra vida, la de la sociedad y la de la Iglesia, se nos puede olvidar(...)

Leer más...

Nadie lo escucha cuando defiende la vida…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4