Text Size
Too many requests
Martes, Octubre 17, 2017
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Bultmann sigue vivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La primera mitad del siglo XX, es decir los años que precedieron al Concilio Vaticano II, estuvo marcada poderosamente por una orientación de los estudios bíblicos dirigida a buscar en los Evangelios las huellas del Jesús histórico, más allá de todo tipo de duda. El resultado, sin embargo, fue demoledor y se produjo una generalización del escepticismo.

Strauss, a finales del siglo XIX ya había concluido que, siempre según él, el Evangelio de San Juan era el colmo de la mitificación. Después se desecharon los Evangelios de Mateo y Lucas (Weisse y Wilke) y por último el de Marcos (Wrede y Schmidt). Con toda esta herencia, Rudolf Bultmann, concluyó que había que olvidarse de buscar el Jesús histórico y centrarse en el llamado “Cristo de la Fe”. Este era, según todos estos sembradores de escepticismo, un puro invento que se empezó ya a gestar en los inicios de la Iglesia y cuyo principal responsable era San Pablo. No estoy hablando de épocas tan lejanas, pues Bultmann murió en 1976, y su veneno ha perdurado hasta el día de hoy.

Con estos presupuestos, cada uno puede acercarse a los Evangelios como el que va a un supermercado. Puede ir pasando por las estanterías y echando en su carrito de la compra lo que le apetece o lo que necesita. Esta enseñanza de Jesús me gusta, me la llevo; esta no me gusta, la dejo. Por supuesto, otro comprador hará una elección diferente de “productos”, con los mismos derechos y por los mismos motivos. Más aún, si antes de pagar en la caja cambias de opinión, quizá porque te has encontrado con alguien que te ha recomendado otra marca como mejor que la habías seleccionado, puedes dejar algo de lo que tenías en el carro para coger lo que te han recomendado. Esta “religión del supermercado” fue denunciada abiertamente por el cardenal Ratzinger, que quiso ir a la raíz del problema -la historicidad del Cristo que aparece en los Evangelios- escribiendo una de sus mejores obras: los tres tomos sobre Jesús de Nazaret. Basta con leer la introducción del primero de esos libros para entender el problema y las consecuencias del mismo.

Pero los efectos de aquella demolición no han pasado. Muchos están contaminados por ella y se está viendo ahora, cuando se discute sobre el rechazo de Jesús al divorcio. ¿Dijo realmente Jesús que “el que se divorcia de su mujer y se casa con otra comete adulterio contra la primera”? Si entonces no había grabadora, ¿cómo podemos saber si de verdad lo dijo? O quizá sí lo dijo, pero hay que entender el contexto y a quién se lo dijo y lo que quería decir. O quizá dijo algo parecido pero el que lo escuchó y luego lo contó a otro que se lo contó a otro y éste al fin lo escribió entendió mal sus palabras. En fin, ¿cómo vamos a ponernos serios sobre algo que no sabemos con certeza ni siquiera si fue dicho por Jesús o lo que quería decir en caso de que de verdad lo dijera?

De este modo y sembrando estas dudas, podemos aplicar el viejo refrán: “muerto el perro, se acabó la rabia”. Podemos hacer lo que queramos sin sentirnos atados por las enseñanzas de Cristo que, puestos a dudar, a saber incluso si existió o también él es un mito. Lo malo de este ataque a la raíz es que, como en el supermercado, otro puede hacer una elección distinta. Porque si dudamos de las enseñanzas de Jesús sobre el divorcio, podemos dudar de cualquier otra cosa: su rechazo al racismo y a la violencia, su cercanía a los que sufren, su defensa de la mujer, su amor a los pobres hasta el punto de identificarse con ellos, su muerte, su resurrección o su presencia real en la Eucaristía. Y entonces, sencillamente, no queda nada, absolutamente nada.

No sé si son conscientes de lo que están haciendo aquellos que hablan de “reinterpretar” a Cristo para poder dar la comunión a los divorciados vueltos a casar, Porque quizá, con tanta reinterpretación, terminen por considerar que la Eucaristía no es más que un símbolo y entonces no tiene más valor que un fragmento insípido de pan y, en ese caso, se lo pueden dar a todo el mundo, simplemente porque ya no vale nada. Sólo quiero preguntar una cosa: ¿Hacia dónde nos está conduciendo todo esto? Porque del resultado final se desprende la validez del experimento. Si el final es la nada, más vale no meterse en un camino que es ahí a donde nos conduce.

articulos
Prev Next

La nueva represión de los teólogos catól…

Autor: Dan HITCHENS, periodista

Los católicos ortodoxos están enfrentando «persecución» - y no desde el ámbito secular, sino de sus propios(...)

Leer más...

Se puede cambiar de rumbo y acabar con e…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente del Vaticano ante la FAO

Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo”. Estas palabras del Papa Francisco, en(...)

Leer más...

Cómo se destruye el catolicismo en Améri…

Autor: David CARLINE, profesor de Filosofía y Sociología

Si se hace un repaso de la historia del protestantismo liberal en los(...)

Leer más...

Pruebas para el cónclave. Parolín en "po…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son tres los candidatos a Papa sobre los que se susurra dentro y fuera del Vaticano. Uno(...)

Leer más...

El Vaticano apoya a España

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Voy a tratar de nuevo, en este comentario semanal a la actualidad de la Iglesia, del intento de independencia de una parte de España, Cataluña,(...)

Leer más...

Impactante investigación sobre católicos…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Es cada vez más frecuente que los profesores de grupos de escolares protestantes del norte de Europa(...)

Leer más...

¡Inmenso e intenso dolor!

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Somos muchos los que sentimos como una daga de dolor intenso, clavada en lo más profundo de nuestras(...)

Leer más...

Violencia y víctimas en Cataluña

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Escribo este artículo a dos días de la celebración del referéndum ilegal e inconstitucional que los independentistas quieren llevar a cabo en Cataluña para separarla(...)

Leer más...

Silencio

Autor: Marco TOSATTI, periodista

Primero, denigrar. Adjudicar al adversario una etiqueta que lo ponga en dificultades ante la opinión pública, lo coloque a la defensiva.(...)

Leer más...

El brazo armado del Papa en el relato de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El domingo 24 de septiembre, pasadas las doce de mediodía, la sala de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Por qué lucho contra la eutanasia en los…

Autor: René STOCKMAN, superior general de los Hermanos de la Caridad

En el año 2002 Bélgica legalizó la eutanasia en nombre de la «dignidad» de(...)

Leer más...

Iglesias paralelas en Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los obispos de Bolivia han estado en el Vaticano en visita “ad limina”, que es una especie de rendimiento de cuentas amigable que los obispos(...)

Leer más...

Nueva carta al Papa pidiendo cambios en …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Santo Padre, Con profunda aflicción, pero impulsados por la fidelidad a Nuestro Señor Jesucristo, por el amor(...)

Leer más...

Muchos saludos a Wojtyla y Caffarra

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El terremoto que cambió la cara a la Pontificia Academia para la(...)

Leer más...

Detractores del cardenal Sarah piden su …

Autor: Matthew SCHMITZ, periodista

Una creciente multitud quiere la cabeza del cardenal Sarah en una bandeja. Abra cualquier periódico católico y encontrará a menudo una(...)

Leer más...

Los niños y la ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

De acuerdo con los últimos Papas, tengo muy claro que la ideología de género podrá ser todo lo políticamente correcta que(...)

Leer más...

La tercera oleada LGTBI

Autor: Josep MIRÓ I ARDÈVOL, político

La perspectiva de género LGTBI es una ideología concretada en un proyecto político dirigido a modificar la cultura y transformar las(...)

Leer más...

Una paz basada en la justicia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa está en Colombia y, en el momento en que escribo, aún le faltan algunas de las etapas más delicadas de su viaje, como(...)

Leer más...

Caffarra, una presencia imponente y humi…

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

El cardenal Carlo Caffarra ha sido en la vida de la Iglesia italiana, y por consiguiente en mi(...)

Leer más...

Testimonio de un matrimonio católico

Autor: Mario HÜBNER, doctor

Lo que caracterizó la vida de mis padres Mario Hübner Lehrer, austro polaco, oficialmente polaco y ciudadano legal uruguayo y de mi madre María de las Hermitas Varela López(...)

Leer más...

"Amoris laetitia", una victoria pírrica …

Autor: Francisco José DELGADO, sacerdote

Les prometo que estoy harto de escribir sobre Amoris Laetitia. Para mí la cosa está clarísima(...)

Leer más...

La "donna angelicata"

Autor: Enrique GARCÍA-MAÍQUEZ, escritor

Se escucha de vez en cuando la tesis de que el islam, cuando rechace del todo la violencia, hará mucho bien(...)

Leer más...

El Papa en Myanmar. El rostro violento d…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El  lunes 28 de agosto la sala de prensa vaticana ha anunciado oficialmente el viaje que el(...)

Leer más...

Volver a la pedagogía de Cristo

Autor: Francisco Javier GARCÍA, catedrático de Química

Por lo que cuentan los evangelios, Jesucristo empleó varios métodos de comunicación, en el trato cercano el diálogo, con los expertos la(...)

Leer más...

Legisladores que han votado por el abort…

Autor: Francisco Javier STEGMEIER, obispo de Villarica, Chile

Hermanas y hermanos en Jesucristo:

Leer más...

Cómo los católicos pueden recibir a los …

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

La Iglesia Católica ha sido criticada por muchos, incluyendo algunos(...)

Leer más...

Conjuras y cortinas de humo

Autor: Santiago MARTÍN , sacerdote

Esta semana han sido varios los comentaristas que han escrito sobre una supuesta conjura vaticana para crear las condiciones que condujeran al Papa a(...)

Leer más...

Formas retorcidas de miedo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Resulta, en verdad, paradójico que el lema elegido para responder a los atentados yihadistas recientes haya sido No tenemos(...)

Leer más...

Santiago Martín, sacerdote

Autor: Ramón PÉREZ-MAURA, adjunto al director de ABC

ADVERTENCIA previa: todo lo que aquí diga puede estar influido por el hecho de que escribo sobre(...)

Leer más...

Don Santiago

Autor: Alfonso USSIA, periodista

El señor Arzobispo no le ha gustado lo que ha dicho su cura. El señor Arzobispo está instalado, quizá por obligación, en el cómodo edificio(...)

Leer más...

El hambre, dramática preocupación. Miran…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El pasado 3 de julio, en Roma, el director general de la FAO, el profesor José(...)

Leer más...

Homilía del cardenal Sarah en La Vendée

Autor: Robert SARAH, prefecto de la Congregación para el Culto Divino

El domingo  XIX del tiempo ordinario, el cardenal Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, celebró la Santa Misa en la catedral de La(...)

Leer más...

Maritain nos explica quién fue Lutero

Autor: Jorge SOLEY, economista

Se acerca la conmemoración, en 2017, de los 500 años del inicio de la Reforma protestante (el(...)

Leer más...

La abolición del sentido común

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Uno de los rasgos más estremecedores de nuestra época es la abolición del sentido común. Aquella fábula del rey(...)

Leer más...

La batalla de la eutanasia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Estoy convencido de que la mayoría de los que hablan a favor de “Amoris Laetitia” no han leído la exhortación apostólica del Papa Francisco. Lo(...)

Leer más...

Iglesia católica en Alemania, rica y dra…

Autor: Cristoph WIMMER, periodista

Hay una paradoja en el corazón del catolicismo alemán hoy en día. Por un lado, las cifras oficiales muestran una Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4