Text Size
Lunes, Abril 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

¿Por qué el discernimiento no se puede aplicar a otro tipo de pecado?

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

Nuestra época es puritana con respecto a cosas tales como el racismo, pero licenciosa en materia sexual, lo cual es, ciertamente, contradictorio, ¿mas cuando han sido los seres humanos coherentes?

En su excelente blog el P. John Hunwicke hace dos preguntas importantes. He aquí la segunda:

«Se habla mucho acerca del discernimiento, del acompañamiento, del gradualismo y de la conciencia tal como estos se aplican a las relaciones adúlteras objetivas.

Pregunta importante: ¿Son todas estas únicamente aplicables a los adúlteros, o también se pueden emplear para todo tipo de pecadores, tales como los estafadores, los pederastas, los asesinos, los que golpean a sus conyugues, los que trafican con seres humanos, los torturadores, los violadores, los explotadores de los pobres, los chantajistas, los racistas, los proxenetas, los autores de genocidio, los traficantes de drogas, etcétera?

Si la respuesta es no ¿Por qué no?»

Una vez más nuestro buen padre ha abierto una vía de exploración interesante. De hecho todos sabemos la respuesta a esta pregunta. En ciertos sectores el adulterio es considerado aceptable –junto con la fornicación y otros pecados sexuales– y es posible desagraviar esta falta a través de las buenas intenciones; mientras tanto otros pecados quedan fuera de ciertos límites: de hecho algunos de estos otros pecados, como el racismo, el genocidio y la pedofilia, hoy día se consideran deleznables al grado de ser irredimibles. Tenemos, entonces, un movimiento en dos vías: los pecados sexuales se absuelven, mientras que ciertas formas de pecado se repudian más que nunca. Esto indica que nuestra época es puritana con respecto a cosas tales como el racismo, pero licenciosa en materia sexual, lo cual es, ciertamente, contradictorio, ¿mas cuando han sido los seres humanos coherentes?

Dada la repugnancia universal que causa el abuso de menores estríamos tentados a creer que esto es un indicio de que existen normas absoluta con respecto a la moral, mas el mundo detesta admitir tal noción. Me parece, sin embargo, que el hecho de que el abuso de menores, la esclavitud, el racismo y otros pecados son inaceptables en cualquier circunstancia y no pueden ser reparados por motivo alguno, es una muy buena señal que San Juan Pablo II sabía de lo que hablaba cuando escribió Veritatis Splendor, insistiendo en el carácter objetivo de la moral y en la existencia de normas morales sin excepción.

¿A qué se debe entonces la inconsistencia? ¿Por qué es el adulterio aceptable y el racismo no lo es? La respuesta, me parece, es que la revolución de la década de los años sesenta fue, como todas las revoluciones, una lucha de un sólo frente. Fue esencialmente una revolución sexual a pesar de que en aquel momento podría haber parecido a un tiempo como una revolución política. Es cierto que en 1968 Francia parecía estar al borde de un reajuste político dramático y la agitación era tal que, a todas luces, así sería. Mas, una vez que se despejó la tormenta y las aguas volvieron a su cauce, Francia permanecó políticamente incólume y su clase dirigente quedó intacta; lo que había cambiado había sido la actitud de las personas ante el sexo. Esto quedo ilustrado en, Soñadores, la película de Bertolucci acerca de 1968. De acuerdo, en aquel momento 1968 parecía ser algo más substancial, ¿pero cuál ha sido su legado?

Cabe señalar que para los verdaderos revolucionarios, gente como Maximilien Robespierre, el libertinaje no fue parte de su vida privada. Muchos de los revolucionarios rusos censuraban firmemente la inmoralidad sexual considerándola un síntoma de la decadencia burguesa. La Unión Soviética jamás fue un lugar acogedor para lo que ahora se denomina «minorías sexuales».

Quizá aquellos deslucidos y adustos Soviets no estaban equivocados acerca de todo. El negocio de las revoluciones es cambiar el mundo, la lascivia sexual es esencialmente acerca del individuo y de dar rienda suelta a los más caros deseos de nuestro egotismo. Hay algo profundamente individualista en esa insistencia actual de que la vida sexual es totalmente autónoma, que nadie tiene derecho a juzgarla.

El cineasta Derek Jarman lo plantea de la siguiente forma:

«Entiéndase que si decidimos tener sexo ya sea seguro, muy seguro o inseguro, esa es una decisión nuestra y nadie más tiene derecho alguno en nuestras relaciones sexuales».

Hoy día mucha gente probablemente comparte esta afirmación. Esta forma de autonomía radical (ejemplificada también en el «derecho al aborto» y el «derecho a la privacidad» que apuntala a Roe vs. Wade) solamente tiene influencia en ciertos ámbitos. En otros asuntos, en la ayuda internacional, por ejemplo, la pulsión de la vida moderna es siempre insertarse, incluso a interferir. Mas, cuando se trata de racismo, todos somos el guardián de nuestro hermano.

En contraste con este confuso cuadro, la Iglesia es una sociedad en la que todos somos responsables ante Dios y, en menor medida, el uno al otro. En la iglesia todos somos seres radicalmente dependientes, somos parte de una comunidad. La iglesia es también mater et magistra: enseña, juzga y corrige cuando sea necesario. Esto constituye la base fundamental de la comunidad eclesial. Todos necesitamos, de vez en cuando, la corrección del confesionario y el derecho canónico, tanto en el foro interno como en el externo. Nadie puede ser juez de su propio caso. Esto es particularmente cierto en materia sexual, precisamente ahí donde es más probable que deseemos engañarnos a nosotros mismos.

Si toda esta insistencia moderna en el discernimiento y el acompañamiento es un ardid para sacarle la vuelta al magisterio, a la práctica sacramental establecida y al derecho canónico, y para reemplazar la autoridad de Dios –arbitrada por la Iglesia– y la verdad acerca de Dios y la humanidad con una auto comprensión por demás confusa (que casi siempre coincide con lo que nos apetece) entonces temo por el futuro.

articulos
Prev Next

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...

Un símbolo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay un pasaje muy revelador en Leer más...

El charlatán Hawking

Autor: Salvador SOSTRES, periodista

La profunda estupidez de nuestra era se concreta en las estupefacciones(...)

Leer más...

Más sobre la carta de Benedicto XVI. Hay…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todavía no tiene un final la historia(...)

Leer más...

Los primeros cinco años del Papa Francis…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco ha cumplido cinco años al frente de la Iglesia. Cuando él empezó su pontificado dijo en varias ocasiones que éste(...)

Leer más...

Reza por mí

Autor: Miguel Ángel ROBLES, periodista

Rezar es una conversación con los que ya no están, el recuerdo de los que te(...)

Leer más...

El doble "prejuicio tonto". El texto ínt…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La oficina de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Educar para un uso responsable y solidar…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Quien haya ido a Zimbabwe, Yibuti, Haití, Malí, Somalia o Eritrea, por citar algunos nombres(...)

Leer más...

La huelga de la Virgen María

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Alguien(...)

Leer más...

Iglesia y libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana han tenido lugar dos hechos que, aunque distantes en el espacio y distintos en su contenido, apuntan en la misma dirección:(...)

Leer más...

Rocco Buttiglione: "No he escuchado resp…

Autor: Francisco José DELGADO, sacerdote

Ayer, 7 de marzo, se celebraba en la(...)

Leer más...

La profecía del padre Benson

Autor: Eduardo GÓMEZ, escritor

Allá por 1907, un brillante escritor, el converso sacerdote católico Robert Hugh Benson, escribió una(...)

Leer más...

Conciencia y gracia: Una meditación cuar…

Autor: George WEIGEL, escritor

Las Escrituras de la Cuaresma, en la liturgia diaria de la Iglesia, invitan a dos reflexiones relacionadas entre sí.(...)

Leer más...

¿Dónde están los pobres?

Autor: Irenaeus DUNLEVY, dominico

«Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y(...)

Leer más...

Dos buenas noticias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay semanas en que no gana uno para sustos. Hay otras en que los disgustos son suavizados por noticias buenas e incluso muy(...)

Leer más...

El desafío contemporáneo a la Iglesia y …

Autor: Thomas G. WEINANDY, teólogo

Es cierto que la Iglesia posterior(...)

Leer más...

Qué hay de malo en la declaración de los…

Autor: Edward CONDON, teólogo

Para asombro y consternación de muchos católicos, la conferencia episcopal alemana(...)

Leer más...

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4