Text Size
Too many requests
Sábado, Agosto 19, 2017
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La locura de la conciencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Iglesia católica tiene, además de esa característica que le da nombre, otras tres. Es una, santa y apostólica. Son las cuatro notas que definen la Iglesia. Sin las cuatro, dejaría de ser la auténtica Iglesia fundada por Cristo, en la que se mantiene la plenitud de la revelación hecha por el Señor, tal y como enseña el Catecismo. Es decir, perder la unidad, por ejemplo, afectaría a la esencia de la Iglesia y, por lo tanto, a su naturaleza, a su misma catolicidad. No puede llamarse universal -que es lo que significa la palabra “católica”- algo que no es igual en todos los sitios; sin un mismo dogma, sin una misma moral y sin una misma liturgia, no sólo no existe la unidad sino que tampoco existe la catolicidad.

Lo que está en juego en este momento es precisamente eso: la unidad. No quiero entrar ahora en cuál de los dos bandos tiene razón o tiene más razón. Sólo quiero constatar el grave peligro de que la unidad de la Iglesia desaparezca. Pongamos ejemplos. En Canadá, un grupo de obispos permite que los que han solicitado la eutanasia comulguen y reciban la unción de enfermos antes de morir, mientras que otros dicen que no se puede dar la comunión a quien está dispuesto a cometer un pecado mortal. En Estados Unidos, un grupo de obispos permite dar la comunión a los divorciados vueltos a casar, en función de sus circunstancias, mientras que otro grupo dice que eso sólo lo pueden hacer si viven en castidad. En Austria, al menos un obispo ha dicho que la conciencia no puede ser la norma absoluta de moralidad, mientras que otro ha dicho justo lo contrario. En medio están los fieles, que contemplan preocupados este triste espectáculo. ¿Cómo es posible que en la misma Iglesia se pueda comulgar siendo divorciado en esta diócesis y a cinco kilómetros, en la diócesis vecina, ya no se pueda? ¿Si es pecado solicitar la eutanasia, por qué hay obispos que permiten que comulguen los que la piden, y si no es pecado por qué hay obispos que lo prohíben?

 

Esto es sólo el principio. Hasta ahora se está hablando de la primacía de la conciencia como norma última de moralidad en cuestiones relacionadas con las relaciones sexuales o la bioética. ¿Cuánto tardará en ampliarse el debate al racismo, la violencia de género, el terrorismo, la corrupción? ¿Por qué hay pecados en los que hay que tener en cuenta las circunstancias y en otros no?

Otra cuestión a tener en cuenta, que está siendo ya abiertamente planteada, es el por qué hay que consultar al sacerdote para tomar las decisiones que afectan a la conciencia. Las palabras del Papa en la “Amoris laeticia”, que hablan de la imprescindible consulta al confesor y de la necesidad de que éste haga un serio discernimiento con la persona que le consulta, están siendo contestadas desde el sector más progresista de la Iglesia. Para estos, ese recurso al sacerdote debe ser como mucho opcional y nunca obligatorio, pues si así fuera se estaría tratando al laico como un menor de edad, como un inmaduro. El laico, cada católico, debe poder decidir por sí mismo, con plena autonomía, lo que considera que es pecado y lo que no lo es; como mucho, este sector eclesiástico dice que debe escuchar al magisterio de la Iglesia y a la palabra de Dios, pero como una voz más entre otras (por ejemplo, lo que enseñan las ciencias sociales o la legislación civil) y después debe tomar sus propias opciones, decidiendo por sí mismos qué es bueno y qué es malo.

La conciencia, de este modo, no alcanza una autonomía madura, sino una plena independencia. Es la realización del pecado original, que consistió en que los hombres decidieron establecer por sí mismos qué era bueno y qué era malo. Así, veremos a personas que consideran que es bueno cualquier aberración y que no sólo la cometen, sino que se ven a sí mismos como perfectos e impecables después de haberla cometido. Un grabado de Goya se titula: “El sueño de la razón produce monstruos”. Hoy podríamos decir que “la locura de la conciencia produce aberraciones y a veces incluso crímenes”. Ahí está el aborto para demostrarlo. El resultado ya sabemos cuál será: Adán y Eva perdieron el paraíso y nosotros perderemos el alma, la familia y la tierra.

articulos
Prev Next

El hambre, dramática preocupación. Miran…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El pasado 3 de julio, en Roma, el director general de la FAO, el profesor José(...)

Leer más...

Homilía del cardenal Sarah en La Vendée

Autor: Robert SARAH, prefecto de la Congregación para el Culto Divino

El domingo  XIX del tiempo ordinario, el cardenal Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, celebró la Santa Misa en la catedral de La(...)

Leer más...

Maritain nos explica quién fue Lutero

Autor: Jorge SOLEY, economista

Se acerca la conmemoración, en 2017, de los 500 años del inicio de la Reforma protestante (el(...)

Leer más...

La abolición del sentido común

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Uno de los rasgos más estremecedores de nuestra época es la abolición del sentido común. Aquella fábula del rey(...)

Leer más...

La batalla de la eutanasia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Estoy convencido de que la mayoría de los que hablan a favor de “Amoris Laetitia” no han leído la exhortación apostólica del Papa Francisco. Lo(...)

Leer más...

Iglesia católica en Alemania, rica y dra…

Autor: Cristoph WIMMER, periodista

Hay una paradoja en el corazón del catolicismo alemán hoy en día. Por un lado, las cifras oficiales muestran una Leer más...

El futuro de Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ante la tragedia que está teniendo lugar en Venezuela, con el dictador comunista Maduro decidido a convertir a su país en una cárcel y a(...)

Leer más...

Iglesias del Este, una espina en el cost…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Europa oriental es una espina al costado del pontificado de Francisco y son numerosos y varios los(...)

Leer más...

La nueva Iglesia de Karl Rahner, el teól…

Autor: Silvio BRACHETTA, teólogo

El cardenal Giuseppe Siri había resumido en la «concepción de lo sobrenatural no-gratuito» el núcleo del error teológico de Karl Rahner.(...)

Leer más...

Los avales de la "nueva reforma"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando el cardenal Wojtyla fue elegido Papa en 1978, no sólo llegaba al pontificado una persona concreta, de alto valor intelectual y moral, sino que(...)

Leer más...

La historia de los mártires de Tyburn en…

Autor: Jorge SOLEY, economista

En pleno centro de Londres, junto a la esquina noreste de Hyde Park y a escasos pasos(...)

Leer más...

Martín Lutero: Mitos y realidades

Autora: María Elvira ROCA, filóloga

Dice la leyenda que el 31 de octubre de 1517 el monje agustino Martín Lutero (1483-1546),(...)

Leer más...

Suicidio

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Escribió Albert Camus que «no hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio». Lo hizo al comienzo(...)

Leer más...

La vida vence en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Congreso chileno ha rechazado la ley del aborto propuesta por la socialista Bachelet que se quiere despedir de su penoso mandato, salpicado de escándalos(...)

Leer más...

Ocho mentiras sobre Dios

Autor: Diego LÓPEZ, periodista

Teniendo en cuenta la complejidad de la teología católica acerca de la naturaleza de Dios, la siguiente lista, apoyada en las Sagradas Escrituras y el Magisterio de la Iglesia,(...)

Leer más...

La Iglesia, víctima milenaria de las "fa…

Autor: Javier LOZANO, periodista

El fenómeno de los "fake news" (noticias falsas) está en auge. Cada día se fabrican más 'informaciones' de este(...)

Leer más...

El sacerdote y el aborto

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Una de las múltiples aberraciones de la ideología de género es que el aborto es un derecho humano, cuando en realidad(...)

Leer más...

Pecador, más que nadie. Hereje, nunca

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

He oído la historia varias veces, aunque sin demasiadas concreciones. En resumidas cuentas, era más o menos de este tenor:(...)

Leer más...

Terrible: La Civiltà Cattolica acusa a c…

Autor: José Miguel ARRAIZ, ingeniero

Acaba de ser noticia un nuevo artículo de la Civiltà Cattolica que no puedo calificar menos(...)

Leer más...

Estrategias para derrotar el hambre

Autor: Fernando CHICA, monseñor, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Valorizar la agricultura. Este ha sido el lema de la 40º sesión(...)

Leer más...

El "método Barbarin"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, ha sido absuelto por segunda vez la Justicia francesa. Más que absuelto, en realidad lo que ha ocurrido es(...)

Leer más...

Democracia y libertad

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El aten­ta­do con­tra la ca­pi­lla ca­tó­li­ca de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid, la pa­li­za dada a una mon­ja(...)

Leer más...

La gran aportación del cristianismo a la…

Autor: Manuel OCAMPO, filósofo

Entre las aportaciones más importantes que el cristianismo ha hecho a la Filosofía, está la identificación de Dios como el Ser(...)

Leer más...

También en Europa necesitamos a Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¡Queremos a Dios!”, ese fue el grito que acogió la propuesta de San Juan Pablo II cuando, al año de ser elegido Papa, volvió a(...)

Leer más...

Vivir como si Dios no existiera

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

A menudo el hombre de hoy vive como si Dios no existiese e incluso se pone a sí(...)

Leer más...

El relevo de Müller y el factor humano e…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

La decisión del Papa de no renovar al cardenal Gerhard Müller al frente de la Congregación para la Doctrina de(...)

Leer más...

Imputados condenados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La acusación, por parte de la policía australiana, al cardenal Pell de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote e incluso obispo en Australia,(...)

Leer más...

Iglesia y homosexualidad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El tener una orientación homosexual no significa que el sujeto quiera ejercer una actividad homosexual. Inclinación y comportamientos están relacionados, pero(...)

Leer más...

Amar es para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La mejor terapia es la prevención. Mejor es evitar que una persona enferme que curarla una vez que ha enfermado. Eso(...)

Leer más...

La muerte de la memoria

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, el FIDA y el PMA

Al concluir el Jubileo de la Misericordia, el(...)

Leer más...

Otra carta de los cuatro cardenales al P…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A siete meses de distancia de los "dubia", el papa Francisco recibió(...)

Leer más...

La Trinidad, escuela de relación

Autor: Raniero CANTALAMESSA, capuchino

¿Por qué los cristianos creen en la Trinidad? ¿No es ya bastante difícil creer que existe Dios(...)

Leer más...

Venezuela, las cosas claras

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La reunión de los representantes del Episcopado venezolano con el Papa es un hecho excepcional que responde a una situación excepcional. El fondo de la(...)

Leer más...

Satanás existe, con independencia de lo …

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

Debido quizás a que el Papa es un jesuita, el recientemente elegido Prepósito General de la Compañía, el Padre Arturo Marcelino(...)

Leer más...

Cuba entra en escena

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tardaron un poco en hacerse oír, pero desde que se decidieron los primeros no han dejado de producirse nuevos apoyos. Me refiero a la solidaridad(...)

Leer más...

El alimento del monstruo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tres atentados islamistas en una semana son muchos, incluso para el ritmo a que nos tienen ya acostumbrados. Uno se ha llevado por delante a(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4